viernes, 25 de junio de 2021 Actualizado a las 08:36

PAÍS

Debate por liberación de las patentes de vacunas contra COVID-19: rector Sánchez defiende medida y asegura que “la urgencia lo amerita”

por 11 mayo, 2021

Debate por liberación de las patentes de vacunas contra COVID-19: rector Sánchez defiende medida y asegura que “la urgencia lo amerita”

Crédito: Aton

La medida de liberar las patentes propuesta por la administración de Joe Biden se sustenta en que “se trata de una crisis sanitaria mundial y las circunstancias extraordinarias de la pandemia de COVID-19 exigen medidas extraordinarias”. Sin embargo, la idea no es bienvenida en Europa y las farmacéuticas. Este sector sostiene que liberar patentes daña la innovación, no representa una solución contra la pandemia, "debilitará aún más las cadenas de suministro y alimentará la proliferación de vacunas falsificadas". En Chile también se comenta el tema y algunos como el rector de la Pontificia Universidad Católica asumen que “se desincentiva la investigación científica”, pero sostienen que dada la contingencia del COVID-19, se hace necesario “tener una conversación seria sobre este tema”. [ACTUALIZADA]
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La propuesta del presidente estadounidense Joe Biden de liberar las patentes de las vacunas contra COVID-19 ha desatado un debate a nivel mundial, con la obvia resistencia de las farmacéuticas e incluso de algunos países de Europa.

En Chile también se comenta el tema y algunos como el rector de la Pontificia Universidad Católica Ignacio Sánchez, también toman partido, poniendo el foco en la excepcionalidad del momento que atraviesa el mundo producto de la pandemia.

Entrevistado en El Mostrador en La Clave, el académico asumió que con la liberación permanente de las patentes de vacunas "se desincentiva la investigación científica". Sin embargo, remarcó que dada la contingencia del COVID-19, "la urgencia lo amerita”.

“Esto atraviesa una serie de temas legales, de protección intelectual, y una serie de cosas, pero todos esos aspectos hay que ponerlos en el contexto de la pandemia, hay excepciones que tienen que tomarse en consideración. Y con la urgencia y gravedad de la pandemia se hace necesario tener una conversación seria sobre este tema, con las restricciones, tiempo y bordes que requiere”, sostuvo.

    • Revise las declaraciones del rector Sánchez acá:

La medida de liberar las patentes propuesta por la administración de Joe Biden se sustenta justamente en que se trata de una determinación excepcional en un momento en que los países pobres carecen de las dosis, claves para frenar la pandemia.

"Se trata de una crisis sanitaria mundial y las circunstancias extraordinarias de la pandemia de COVID-19 exigen medidas extraordinarias", declaró la semana pasada la representante comercial de Estados Unidos, Katherine Tai.

En la Casa Blanca remarcan que la administración Biden “cree firmemente en la protección de la propiedad intelectual, pero para detener esta pandemia, apoya el levantamiento de las patentes”.

Sin embargo, la idea no ha sido completamente bienvenida en Europa. Para la canciller alemana Angela Merkel, esto podría poner en peligro "la creatividad y la innovación" de las farmacéuticas.

Este sector, en tanto, emitió una declaración a través del grupo de Investigadores y Manufactureros Farmacéuticos de EE.UU. (PhRMA), asociación que agrupa a fabricantes como AstraZeneca, Pfizer y Johnson & Johnson -fabricantes de vacunas contra la COVID-19- advirtiendo que la propuesta "debilitará aún más las cadenas de suministro y alimentará la proliferación de vacunas falsificadas".

Las patentes están sobre todo en manos de los laboratorios estadounidenses, que se oponen a su eliminación porque, según ellos, esto les privaría de una ganancia financiera necesaria para compensar sus costosas innovaciones.

Liberar patentes daña la innovación y no supone una solución contra la pandemia, resumen los fabricantes de vacunas anticovid.

Trabajo colaborativo

Ignacio Sánchez también remarcó la necesidad de un trabajo colaborativo a nivel científico para enfrentar la pandemia. "Si nosotros estamos con un 45% de la población vacunada, hay países vecinos que están en el 2% o 3%", por lo que el trabajo de un laboratorio en el país asoma como relevante para Latinoamérica, indicó.

Una muestra de este trabajo colaborativo con China es el proyecto para "favorecer la instalación de una planta de Sinovac en Chile" para el desarrollo de vacunas contra el COVID-19 y otras enfermedades respiratorias, comentó. A esto se suma la llegada de científicos chinos al país. “Primero van a llegar 5, 6 para después ir creciendo”, indicó.

Asimismo, está en carpeta realizar un estudio con unos 5 mil niños, entre los 3 y 17 años, respecto de la vacuna Coronavac. “Ojalá partir con este estudio en julio" y tener resultados a fines de año, finalizó.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV