miércoles, 23 de junio de 2021 Actualizado a las 10:45

PAÍS

Presidente de Sochimi habla de “catastrófica” situación de camas críticas en todo el país: “Si tenemos 10 mil casos, el sistema no va a aguantar"

por 11 junio, 2021

Presidente de Sochimi habla de “catastrófica” situación de camas críticas en todo el país: “Si tenemos 10 mil casos, el sistema no va a aguantar

Crédito: ATON

Darwin Acuña, presidente de la Sociedad Chilena de Medicina Intensiva (Sochimi) alertó, en entrevista con El Mostrador en La Clave, sobre el complejo momento sanitario en el país, lo que se ve reflejado en la saturación de camas críticas. "Las UCI en este momento en el país están muy, muy llenas. Han visto los reportes del Ministerio que hablan de que estamos 96, 97% con alrededor de doscientas camas aproximadamente disponibles, hoy día, por ejemplo, tenemos 195 cupos disponibles y sobre la Región Metropolitana tenemos 42, que es absolutamente nada para una región tan grande", aseguró. Su aprensión es reforzada por los datos del último informe ICOVID, que afirma que la ocupación de camas UCI por personas menores de 50 años se triplicó respecto al peak de 2020. En cuanto a las medidas, Acuña dice que respalda "las cuarentenas”, pero efectivas, y no estas “cuarentenas que no son cuarentena que hemos visto aquí en la Región Metropolitana”, además de “mejoras a la trazabilidad y seguir con la vacunación” [ACTUALIZADA]
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El presidente de la Sociedad Chilena de Medicina Intensiva (Sochimi), Darwin Acuña, se refirió al momento de la pandemia del COVID-19, respaldando la decisión de decretar cuarentena en toda la Región Metropolitana, y a la compleja saturación de camas UCI a lo largo del país.

"Conceptualmente las cuarentenas disminuyen la movilidad", por tanto, "sí me parece que sirven, por lo tanto, estamos de acuerdo con eso", dijo en conversación con El Mostrador en La Clave. Sin embargo, pese a cuarentenas, Acuña afirmó que hay problemas tanto en respetarla como en la fiscalización, "por lo menos lo que hemos visto aquí en la RM durante este tiempo". Sobre un cierre total de 2 semanas, "dudo que pueda tener una gran adherencia".

"Dejar de hacer todo por un tiempo determinado y ver los efectos y salir", explica, en una etapa que no debería durar "más de 4 semanas". Sin embargo, "los números no caen. Lo siguiente es analizar finalmente qué está pasando y por qué no caen los números. Y esto probablemente sea un poco a lo que se refieren ustedes, del aumento de la movilidad, la poca adherencia, la poca fiscalización y finalmente las cuarentenas que no son cuarentenas, por lo menos lo que hemos visto aquí en la Región Metropolitana durante este tiempo. Entonces, claro, una opción sería hacer esa especie de lockdown o cierre total. Pero yo digo también que pudiera tener una gran adherencia. Y ya vimos algunas críticas ayer a la medida que se tomó de mandar a cuarentena a toda la RM. La verdad conseguir que todo el mundo se alinee con eso es difícil", sostuvo.

"La gente joven está ingresando a las UCI muy grave, se está muriendo", añadió en ese sentido, cita que refleja el complejo momento sanitario, especialmente en la Región Metropolitana, la que pasará en su totalidad a cuarentena para, entre otras cosas, bajar la saturación de camas de cuidados intensivos, como explicó en el balance de este jueves la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza.

"Las UCI en este momento en el país están muy, muy llenas. Han visto los reportes del Ministerio que hablan de que estamos 96, 97% con alrededor de doscientas camas aproximadamente disponibles. Hoy día, por ejemplo, tenemos 195 cupos disponibles y sobre la Región Metropolitana tenemos 42, que es absolutamente nada para una región tan grande. Estamos en una situación de prácticamente UCI llena, con obviamente espacios en los hospitales muy reducidos para recibir gente no solo Covid y no Covid. Obviamente que hace que esto sea muy complicado, muy catastrófico, porque prácticamente no tener camas hace muy difícil hacer todos los movimientos", agregó.

"Obviamente que aquí hay un doble análisis que tiene que ver, uno, con el tema de los casos propiamente tal y el impacto que tienen en el ingreso hospitalario y de camas UCI. Nosotros seguimos manteniendo más o menos como una proporción de que el 2,5% de los pacientes va a requerir camas UCI, por lo tanto, si tenemos 10 mil casos, el sistema obviamente no va a aguantar, digamos, porque eso va a requerir que se sigan abriendo más camas. Ya estamos en 4.500 y seguir abriéndose se hace cada vez más difícil por distintos motivos. Entonces, obviamente, yo creo que no tenemos mucha opción de soportar diez mil casos, digamos, por eso, que tipos de estrategias como las cuarentenas, mejoras a la trazabilidad y seguir con la vacunación nos tienen que ayudar en algún momento", indicó.

¿Quiénes están ocupando las camas críticas? "Obviamente hay un cambio total del perfil de paciente que hubo respecto a la primera ola. En esta tenemos mucho más paciente joven, sin duda. De hecho, según la estadística ministerial y lo que nosotros vemos también, el grupo de menores de 39 años es actualmente el grupo que más ocupa las camas críticas. Y eso obviamente es muy preocupante y llama mucho la atención. Obviamente que el tipo de población que probablemente está en más movimiento, es la fuerza laboral más activa y la población que está en proceso de vacunación, por lo tanto, la mayoría de ellos no tiene cumplida su inmunización. Eso también obviamente llama la atención un poco de la gente, para que entienda que ya no es una enfermedad de viejos ni mucho menos".

Esto queda reflejado en el último informe ICOVID, el número 44 que puede leer en este link, que afirma que la ocupación de camas UCI por personas menores de 50 años se triplicó respecto al peak de 2020, "lo cual tiene el sistema de salud estresado al máximo". Es más, dicen que desde el 7 de enero de 2021 a la fecha, la dimensión de capacidad hospitalaria se encuentra a niveles críticos, con una ocupación UCI sobre 95% a nivel nacional. "La situación es particularmente crítica en las regiones de Valparaíso, La Araucanía, Los Lagos, Coquimbo, Tarapacá y Metropolitana, con ocupación sobre 95%. La Metropolitana tiene la saturación máxima, cercana al 99%", se detalla. En la actualidad, hay 440 camas utilizadas por personas mayores de 70 años y 1.327 por pacientes entre 50 y 69 años, superando el peak del año pasado de 433 y 1.307 camas, respectivamente. Sin embargo, “lo más alarmante es la situación de los pacientes COVID del grupo bajo los 50 años, que actualmente ocupan 1.366 camas UCI, más del triple que el peak del año pasado”.

Sin embargo, descartó, por ahora, el dilema de la última cama: "Eso es un tema que yo creo que no ha sido así en la medida que hay camas disponibles. Cuando hay camas disponibles, siempre hay posibilidad de mover pacientes. Pueden haber habido casos especiales, por supuesto, donde la posibilidad de dar cama puede haber sido nula, pero como política se ha desarrollado muy bien el tema de gestión de cama, donde se mueven pacientes de distintos hospitales o distintas regiones y, por lo tanto, como política de Estado y con política nuestra, como médicos, nunca existió el dilema de la última cama".

Opción de aumentar el cupo o usar hospitales de campaña de las Fuerzas Armadas es muy difícil, dice Acuña, y no por la capacidad de estos recintos, sino por la escasez de personal. "No, para nada. No hay reserva. Obviamente que el sistema salud frente a la demanda tiene que responder como sea. Y si es necesario llegar a 5 mil camas habrá que hacer lo necesario para hacerlo. No podemos dejar a la gente sin atención. Pero de que estamos en problemas, sobre todo con personal, sin duda. El personal que maneja UCI es un especialista que tiene que estar al tanto de lo que es el manejo de un ventilador mecánico o paciente grave. Entonces, obviamente ese personal no existe. Antes teníamos 1.100 camas más o menos antes de la pandemia y ahora estamos en 4 mil. Hemos cuadruplicado la cantidad de camas con la cantidad de personal que se ha ido capacitando en el tiempo. Pero esto se hace cada vez más difícil, hay mucha licencia, la gente ya no quiere reforzar tanto, están muy cansados, hay mucha gente que no ha tomado vacaciones durante todo este tiempo. Eso hace que finalmente toda la fuerza que esté disponible es extremadamente escasa y de hecho en este momento la velocidad de aumento de cama es muy difícil solo por el aumento de personal".

    • Escuche la entrevista a Darwin Acuña en El Mostrador en La Clave:

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV