Publicidad
Caso juez de Arica: Fiscal Regional interrogó a defensores del Tren de Aragua PAÍS

Caso juez de Arica: Fiscal Regional interrogó a defensores del Tren de Aragua

Carlos Basso Prieto
Por : Carlos Basso Prieto Unidad de Investigación de El Mostrador
Ver Más

Raúl Arancibia comenzó a efectuar diligencias tras inicio de investigación por parte del Fiscal Nacional. En lo relativo al caso en contra de “Los Gallegos”, la presidenta de la Corte de Arica confirmó que el juicio se realizará en dicha ciudad, asegurando que existen las condiciones de infraestructura necesarias para hacer frente al que sin dudas será uno de los juicios más complejos que se ha realizado en Chile desde el inicio de la Reforma Procesal Penal.


Esta mañana se constituyó en Arica el Fiscal Regional de Iquique y Tarapacá, Raúl Arancibia, con el fin de efectuar una serie de diligencias relacionadas con la investigación de oficio iniciada por el Fiscal Nacional, Angel Valencia, luego del escándalo que se generara como consecuencias de la decisión adoptada por el juez de garantía de Arica, Héctor Barraza, de entregar los nombres de testigos protegidos y agentes encubiertos a los abogados defensores del Tren de Aragua en esa ciudad.

A ese respecto, trascendió que el fiscal interrogó hoy a tres de los abogados defensores que recibieron dichos antecedentes (sin coordinar la entrega de dicha información, como lo había resuelto el magistrado), además del abogado asistente que estuvo presente en la audiencia, en la cual Barraza negó la posibilidad de que el fiscal titular de la causa alegara, dado que no acudió en forma presencial, sino remota, debido a que su vida ha sido amenazada en forma reiterada por el Tren de Aragua, motivo por lo cual fue relocalizado junto a su familia, contando además con una autorización del Comité de Jueces de Arica.

Mañana, en tanto, el fiscal Arancibia tiene planificado interrogar al cuarto abogado defensor que tuvo acceso a los documentos confidenciales y al personal del tribunal.

También trascendió que el persecutor estaría indagando un eventual delito de revelación de secretos, semejante al que ocurrió en la Región de Aysén, y donde terminó condenada una jueza de garantía, como informó El Mostrador.

Coincidentemente, mañana a primera hora se encuentran fijados en la Corte de Apelaciones de Arica los alegatos por el recurso de protección que el propio Ministerio Público intepuso en contra el magistrado, quien además enfrenta una investigación administrativa ordenada por el pleno de la Corte de Apelaciones, pese a lo cual el juez Barraza se encuentra cumpliendo sus funciones en forma normal.

El megajuicio

En medio del enrarecido ambiente judicial que se vive en Arica, la presidenta de la Corte de Apelaciones, Claudia Arenas, dijo que el juicio en contra de “Los Gallegos”, como se denomina la facción del Tren de Aragua que actúa en esa capital regional, se efectuará allá, asegurando que “hemos logrado obtener los medios y la infraestructura necesaria para desarrollar de manera óptima las audiencias en un ambiente adecuado, pese al alto número de imputados que tiene esta causa y la complejidad de los delitos por los que se les ha acusado”, descartando de ese modo cualquier posibilidad de que dicho juicio, que se estima puede extenderse por varios meses, fuese trasladado hasta Santiago, como se ha especulado. Sin embargo, la ministra no explicó dónde y en qué condiciones se realizaría el juicio, que considera no solo la presencia de 44 imputados.

Eso significa no solo la necesidad de contar con 44 asientos para los acusados, sino también para los abogados defensores (11, hasta el momento) y para una dotación suficiente de gendarmes que pueda controlar a reos que forman parte de la organización criminal más cruenta que ha conocido el país.

Además de los gendarmes en sala, otro tema que preocupa es el hecho del traslado de los imputados, que en todo juicio son llevados desde la cárcel al tribunal y desde allí de regreso, cada día, lo que significaría un importante despliegue diario de gendarmes y carabineros, para resguardar las rutas.

De hecho, realizar el juicio en Arica significaría, además, tener que trasladar hasta allá a todos los imputados, los que actualmente se encuentran repartidos en penales de todo el país, justamente con el objetivo de evitar que se concentren en un solo penal y que, como consecuencia de ello, se reorganicen.

La audiencia de preparación oral (en la cual acusados y defensores frecen las pruebas que llevarán a juicio) estaba originalmente programada para el 10 de octubre próximo. Si no tiene dilaciones, luego de ella, que seguramente va a demorar varios días, el Tribunal de Juicio Oral debe fijar el juicio para dos meses después.

Publicidad

Tendencias