lunes, 21 de octubre de 2019 Actualizado a las 22:05

Financiamiento universitario: el fantasma de la dictadura de Pinochet

por 16 julio, 2016

Financiamiento universitario: el fantasma de la dictadura de Pinochet
En un acta, firmada el 28 de enero de 1980 por la junta de Gobierno, se leen aspectos históricos respecto a la discusión que tiene hoy a muchos chilenos con la soga al cuello
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Al final de las letras de “La universidad de papel”, reciente novela del periodista Juan Guerra (Libros del perro negro), un acta -que no es parte de la ficción- sella una intensa historia de intriga y educación.  Se trata de un acta firmada el 28 de enero de 1980 por la junta de Gobierno.

Esta también apunta al “Proyecto de Decreto de Ley que dicta normas sobre financiamiento universitario”. En el acta se leen aspectos históricos respecto a la discusión que tiene hoy a muchos chilenos con la soga al cuello:

“El señor MINISTRO DE EDUCACION PUBLICA.- Presidente, creo que este proyecto de decreto ley no se topará con la ley de las universidades, porque trata únicamente de una materia que consiste en la facultad para que el Fisco pueda pagar por cuenta de los alumnos, y considero que incluso ésta es la época donde se dan las condiciones para aprobar la iniciativa correspondiente.

El señor GENERAL PINOCHET, PRESIDENTE.- Sí; sería buena la oportunidad, pero como la otra ley también está saliendo, no se vayan a crear problemas después.

El señor MINISTRO DE EDUCACION PUBLICA.- No se toparía, Presidente. No tendría relación directa. Algún punto que pudiera haber se suscitaría después, cuando esta ley esté rigiendo, y si en algo pudiera topar se puede modificar en la próxima ley.

El señor GENERAL PINOCHET, PRESIDENTE.- Bien. Veámoslo.

El señor SECRETARIO DE LEGISLACI0N.- Como decía el señor Presidente, hay dos proyectos porque son dos las versiones. Trataré de dar un resumen general de ambos planteamientos. Hay algo que es común en los dos: que durante 1979 esta iniciativa también se vio y en la misma época del año, pero tenía características distintas de las versiones que tienen hoy día los proyectos. Era una iniciativa que le daba carácter retroactivo al cobro, carácter impositivo, y eso hizo que la Junta de Gobierno resolviera reestudiarla. Como consecuencia de eso se designó una comisión conjunta integrada por todos los Gabinetes, por el Comité Asesor y por los Ministerios de Educación y de Hacienda.

Ambos proyectos tienen en común, fundamentalmente, las siguientes ideas: primero, el Estado se obliga a mantener un aporte permanente, fijo pero reactualizado, para que las universidades implementen con él su presupuesto; es decir, hay una obligación dispuesta por la ley.

El señor GENERAL PINOCHET, PRESIDENTE.- ¿Qué tipo universidades abarca: las privadas, las del Estado o todas?

El señor SECRETARIO DE LEGISLACION.- Todas.

Segunda idea gruesa en común para ambas iniciativas: a partir de 1980 los alumnos universitarios deben contribuir con una cuota anual o semestral al financiamiento de sus respectivas carreras, y el financiamiento correspondiente a ese aporte incluso puede pagarse después que hayan egresado, como lo señalaré más adelante.

Y la última idea en común de ambos proyectos es que en materia de autonomía universitaria dichas casas de estudios superiores tendrán su propio financiamiento, el proveniente de los propios recursos internos que tengan, internos o que obtengan del exterior.

Y dentro de los recursos universitarios habrá dos aportes: el que les dará el Estado y el que les otorgará ese derecho de escolaridad. Esas son las tres ideas comunes que hay en ambos proyectos.

Por otra parte, existen varias discrepancias en el articulado mismo, pero también hay una última coincidencia y es la siguiente.

Se planteó en la comisión conjunta el problema de aquellas carreras que tienen interés nacional pero poco interés económico, poco resultado económico. Al respecto, tanto Hacienda como la comisión conjunta expresaron que había que solucionar este aspecto, pero ninguno de los dos proyectos contiene una norma expresa para superar ese problema el que, como indiqué, dice relación con carreras que interesa- desde el punto de vista nacional que existan, pero que cuesta enormemente poderlas financiar...”.

Son las primeras frases respecto a este proyecto y que pueden leerse de forma complete en el acta.

acta387_1980_A (2)

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV