martes, 27 de octubre de 2020 Actualizado a las 15:27

El quiebre de confianzas en el TC

por 12 mayo, 2020

El quiebre de confianzas en el TC
Al tiempo que avanzan las diligencias de la fiscal Ximena Chong por los delitos de corrupción y prevaricación, las confianzas entre los ministros se han ido quebrando. Algunos integrantes al interior del TC han sostenido a puertas cerradas que la denuncia de la ministra María Luisa Brahm "fue un disparo en el pie". Según esta visión, la única diferencia entre su presidencia y la del período anterior es "que le ha dado mayor movilidad a los casos, pero que lo suyo fue una apuesta personalista en medio de un debate por la Constitución que deslegitima la institución".
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Después de la bomba que María Luisa Brahm hizo explotar al interior del Tribunal Constitucional (TC) al sugerir que podría haber vicios de corrupción, debido a la dilación deliberada de algunas causas, el organismo no volvió a ser el mismo. Todos desconfían de todos, o todas las alianzas desconfían de las otras alianzas.

“Había causas detenidas en el TC por mucho tiempo y eso llevó a una situación que, yo diría, estuvo al límite de la corrupción”, fue la frase de la exasesora de Piñera sobre el anterior período, presidido por Iván Aróstica, que desató la crisis.

Tras la denuncia pública, la diputada Carmen Hertz presentó una querella que dio lugar a la investigación por parte de la fiscal jefe de la Unidad de Alta Complejidad de la jurisdicción metropolitana Centro Norte, Ximena Chong. La persecutora abrió una investigación por los delitos de corrupción y prevaricación al interior del Tribunal Constitucional, acotando las indagatorias a los últimos 10 años, por lo cual solicitó información a la magistratura sobre la totalidad de las causas de Derechos Humanos tramitadas durante dicho período. Dentro de sus primeras diligencias tomó declaración a la ministra Brahm.

Al tiempo que avanzan las diligencias, las confianzas también se han ido quebrando. Algunos integrantes al interior del TC han sostenido a puertas cerradas que la denuncia de la ministra María Luisa Brahm "fue un disparo en el pie". Según esta visión, la única diferencia entre su presidencia y la del período anterior es "que le ha dado mayor movilidad a los casos, pero que lo suyo fue una apuesta personalista en medio de un debate por la Constitución que deslegitima la institución".

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV