martes, 19 de enero de 2021 Actualizado a las 02:41

SIN EDITAR

El trato "con pinzas" del ministro Paris a las infracciones sanitarias en Cachagua

por 8 enero, 2021

El trato
El ministro de Salud emplazó a los que participan en fiestas clandestinas durante la emergencia sanitaria del COVID-19, pero no mencionó directamente a Cachagua, lugar donde se han registrado eventos sociales que han sido divulgados en redes sociales. De hecho, aseguró que al tratarse de “fiestas privadas” se hacía “más difícil fiscalizar”. Esta diferencia de trato encendió a los tuiteros.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

“Hay gente que sigue realizando fiestas clandestinas”, fue el comentario inicial del ministro de Salud, Enrique Paris, al referirse a las megarreuniones que se han realizado en el país, en medio de la pandemia sanitaria del COVID-19 y donde no se ha respetado ninguna de las medidas de prevención establecidas por la autoridad. "Es un atentado a la salud pública y estas fiestas no son tolerables", criticó.

Sin embargo, durante el balance de esta jornada, al ser consultado por las fiestas ocurridas en Cachagua, Paris cambió el tono: "Por el momento no quiero nombrar a ninguna localidad, nosotros nos hemos contactado con la autoridad sanitaria; la doctora Paula Daza llamó al alcalde de esa comuna, y obviamente que independiente de la comuna, si es que hay que hacer un sumario sanitario o una denuncia ante la justicia, obviamente que se hará", aseguró.

El jefe de la cartera de Salud agregó que al tratarse de “fiestas privadas” se hacía “más difícil fiscalizar”, a no ser que un tercero denunciara los hechos. “Llamamos a los vecinos, a la gente que quiera colaborar a hacer la denuncia, tanto a Carabineros o al municipio o a la autoridad sanitaria”.

Esta diferencia de tonos, entre "fiestas clandestinas" y "fiestas privadas", fue duramente criticada en redes sociales. "Para el ministro @DrEnriqueParis las fiestas en Cachagua son 'fiestas privadas'. Las de otras comunas, 'fiestas clandestinas'. ¿Hasta cuándo hacen estas diferencias?", cuestionó la diputada PS Maya Fernández.

En redes sociales recordaron que el pasado 28 de diciembre, el ministro Paris culpó directamente a la actitud de los vecinos de Maipú debido a las alzas de contagios en las comunas. Pero ahora, en el caso de Cachagua, ni siquiera menciona a la localidad. De hecho, "Cachagua" se convirtió en el TT número 1 de Chile este jueves.

La crítica la repitió el sociólogo y presidente de la Fundación Socialdemócrata, Juan Eduardo Faúndez: "Teníamos claro la existencia de desigualdad económica y social en Chile, ahora debemos agregar la DESIGUALDAD SANITARIA. (Paso a paso y paso a paso plus)".

El exfiscal Carlos Gajardo tuiteó que en Curicó "hay cuarentena total. La pandemia está sin control debido a que las personas están obligadas a trabajar en la época de cosechas de la fruta, meses en que se genera buena parte del ingreso anual de la zona. Mientras tanto en el otro Chile".... y adjuntó uno de los dos videos que ha circulado en esta jornada.

El diputado FRVS, Esteban Velásquez, criticó que “hace algunos días en comunas como Calama, Antofagasta y en otras del sur se denunciaron algunas fiestas clandestinas. Nos parece bien que sean sancionadas, con mucho detalle se informó de aquello. Sin embargo, a Cachagua y otras donde participa la élite, se les cuida, se les protege, no son fiestas clandestinas, son fiestas privadas con una serie de explicaciones antes de hacer las denuncias como corresponde o hablar con firmeza también respecto a esos encuentros de jóvenes que provocan mucho contagio”.

“Es decir, en tiempos de pandemia, nuestro país no aprende y sigue con tanta discriminación y con tanto clasismo que pareciera que algunos han olvidado que hace poco más de un año tuvimos un estallido social, incluso por estas diferencias entre ciudadanos de primera, segunda, tercera y cuarta categoría”, agregó.

El Mostrador, cuando reporteó la fiesta organizada por el piloto de rally Samuel Israel, se contactó con Carabineros, quienes hicieron una diferencia entre "fiesta privada" y "fiesta clandestina". La última, dijeron, es la que pueden desalojar, la que cobra entradas y vende productos al interior, como alcohol. En el caso de una fiesta privada o familiar, solo pueden cursar un parte.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

Espiral de violencia

Envíada por Valentina Terra Polanco, Observatorio Niñez y Adolescencia | 16 enero, 2021

Cartas al Director

Noticias del día

TV