viernes, 15 de enero de 2021 Actualizado a las 21:31

Agenda Sustentable

Presentado por:

Opinión

¿Por qué nos autodestruimos? El problema de la sequía en la laguna de Aculeo

por 3 junio, 2018

¿Por qué nos autodestruimos? El problema de la sequía en la laguna de Aculeo
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Cuando hablamos de medio ambiente estamos hablando de las personas, de los animales, las plantas, los bosques, desiertos, ríos, lagunas y mares. Por otra parte, nuestros hábitos, lo que compramos o dejamos de comprar, nuestra ropa, el transporte y hasta el lugar dónde vivimos. Todo tiene impacto —positivo o negativo— en nuestro entorno. Cuando de manera consciente o inconsciente dañamos la naturaleza, inevitablemente estamos atentando contra la esencia de la vida de nosotros los seres humanos.

En Chile estamos viviendo los efectos de un actuar descuidado e irresponsable con el entorno, enfrentamos graves problemas asociados a un crecimiento desregulado. Un ejemplo es lo que sucede en Buin y Paine, con la destrucción de los mejores suelos del país. Suelos irrecuperables que afectan gravemente nuestra seguridad alimentaria y la disponibilidad del recurso agua, aumentando la temperatura en nuestras comunas y generando un ambiente más inhóspito para la vida. Por otra parte, en estas comunas, el aumento de la población ha generado una extracción sin precedentes de nuestras fuentes de agua, las cuales mayoritariamente las obtenemos de napas subterráneas.

El caso de mayor conocimiento publico, es la sequía de la Laguna de Aculeo, donde las comunidades aledañas han visto cómo sus propiedades se desvalorizan, cómo los proyectos inmobiliarios no pueden materializarse y el turismo local ha casi desaparecido.

Junto a ello está el problema del abastecimiento de agua potable para estas comunidades. Progresivamente la empresa Aguas Andinas y los APRs han debido profundizar los pozos de donde se obtiene el agua, recurso que no es infinito. A nivel agrícola, el uso de pesticidas y semillas transgénicas, están derivando en la contaminación de cursos de agua y pérdida de la diversidad biológica de nuestros cultivos.

Es urgente pasar de ser sociedades del consumo y del despilfarro, a grupos humanos que asumamos una vida más responsable. Priorizar por sobre lo material, la vida cultural, deportiva, espiritual, una vida que nos haga mejores seres humanos y responsables de nuestro impacto en la naturaleza y medio ambiente.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV