jueves, 26 de noviembre de 2020 Actualizado a las 13:25

Agenda Saludable

Presentado por:

Salud

Dermatitis atópica, la enfermedad cutánea más frecuente en la niñez

por 23 diciembre, 2019

Dermatitis atópica, la enfermedad cutánea más frecuente en la niñez
Puede permanecer durante años -en algunos casos hasta la adultez-, pero un cuidado responsable y simple (siempre vigilado por un dermatólogo) puede reducir notablemente sus efectos.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Es la enfermedad de la piel más frecuente en niñas y niños, constituyendo entre el 15% y el 20% de las consultas dermatológicas pediátricas en América Latina. La dermatitis atópica es una condición inflamatoria crónica de la piel, que tiene una base genética importante y que está dentro del espectro de enfermedades atópicas -dentro de la cual los pacientes también pueden desarrollar rinitis y asma -.

Entre los síntomas que presenta se cuentan se encuentra la piel seca, la picazón -que puede agravarse durante la noche-, manchas en diferentes partes del cuerpo y piel escamosa, agrietada y engrosada, entre otras. En general, este tipo dermatitis comienza antes de los 5 años y puede extenderse hasta la adolescencia y la edad adulta, aunque con menor frecuencia.

“Se presenta principalmente en la infancia pero también uno la puede encontrar en los pacientes adultos, y se manifiesta con lesiones de dermatitis clásica en ubicaciones específicas para el rango de edad específico”, comenta el jefe de Dermatología del Hospital San Borja, Javier Arellano. “Por ejemplo los lactantes lo tienen en pliegues, y mientras más se crece se presenta en zonas más extensas. En adultos puede aparecer en la cara, palmas, plantas y genitales”.

Factores de riesgo y orígenes

Dentro de las temporadas en donde la dermatitis atópica se deja sentir más están los meses de verano y otoño, y con menor preponderancia en invierno y primavera (caso contrario a los países del hemisferio norte). Sin embargo, a día de hoy no se han encontrado grupos más afectados ni por sexo ni por etnicidad. “No conocemos factores de riesgo que predicen con certeza cuál paciente pediátrico va a progresar con DA en la etapa adulta. Pero los pacientes que tienen más riesgo son los que tienen familiares directos con atopia - dermatitis, rinitis o asma-”, agrega el doctor Arellano.

Además de contar con una historia personal o familiar de atopía, otra de las posibles causas se encuentra en una mutación que conduce a la pérdida de funciones en el gen de la filagrina (una proteína epidérmica que une filamentos intermedios de la queratina). A pesar de esto, gran parte de los pacientes que manifiestan un episodio de dermatitis atópica no tienen esas mutaciones, y de quienes sí las poseen cerca de un 40% no desarrollan este tipo de dermatitis.

Para controlar los efectos de la dermatitis atópica, los dermatólogos recomiendan una serie de cuidados básicos.

  • Eliminar factores agravantes, como la exposición al calor o la sudoración excesiva, ambientes secos y estrés emocional. También se recomienda el evitar el humo del tabaco y la exposición al polvo.
  • Mantener la piel hidratada, preferiblemente con cremas emolientes.
  • Siempre estos tratamientos deben ser velados por un dermatólogo, a través de corticoides e inmunomoduladores tópicos, fototerapia u otros. Por lo mismo, la consulta a un profesional no es opcional.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV