lunes, 30 de marzo de 2020 Actualizado a las 18:47

Agenda Innovación

Presentado por:

Innovación

Los chilenos que buscan “hackear” la pandemia con tecnología

por 21 marzo, 2020

Los chilenos que buscan “hackear” la pandemia con tecnología
Start-up chilena organiza campaña mundial para construir mascarillas antimicrobiales a escala global. La idea es aprovechar las características de cobre con el uso de nanotecnología, impresión 3D y manufactura descentralizada.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Una startup chileno-norteamericana entró en la industria de impresión 3D desde hace un poco más de dos años con una propuesta única: hackear los materiales de impresión 3D para otorgarles propiedades antimicrobiales.

Copper3D logra utilizar aditivos a base de nano-cobre (y otros elementos carrier y estabilizadores) con altas propiedades antimicrobiales que combinaron en distintas concentraciones con algunos de los polímeros más usados en impresión 3D. Luego testearon en laboratorios de Estados Unidos y Chile las propiedades antimicrobiales tanto de estos nuevos materiales como de los objetos impresos en 3D con estos materiales con muy buenos resultados.

Así se constituyeron en el 2018 como empresa y al día de hoy ya tienen presencia mundial con ventas en alrededor de 45 países, además de algunas colaboraciones con importantes universidades, empresas e incluso la NASA, con el propósito de utilizar la innovación y la nanotecnología antimicrobial del cobre para evitar infecciones a escala global y salvar millones de vidas.

Una necesidad que surge nuevamente ante la crisis del coronarias. “Nuestra empresa siempre ha estado vinculada a la innovación como una herramienta poderosa para enfrentar grandes desafíos en este contexto de revoluciones industriales y sociales", dice Andrés Acuña, CEO de Copper3D.

"Creemos que a través de nuestra tecnología de materiales activos / antimicrobianos y el diseño de aplicaciones inteligentes, podemos proponer muchas ideas potentes para enfrenta casos como la grave pandemia del SARS-Cov-2", agrega.

La investigación ha sido importante. Entre fines del 2018 y principios del 2019 lograron levantar dos fondos de NASA para estudiar las capacidades antimicrobiales de sus materiales en la Estación Espacial internacional (ISS). Además durante el 2019 organizaron una plataforma de innovación abierta para que estudiantes de colegios de todo el mundo pudieran aportar diseños y soluciones que utilizarán sus materiales antimicrobiales para desafíos que viven los astronautas en la ISS y en misiones espaciales de larga duración, plataforma que bautizaron como “Antimicrobial Space Challenge”.

El año pasado se asociaron además con la empresa chilena Toylisto para producir juguetes antimicrobiales impresos en 3D para niños en aislamiento clínico debido a enfermedades complejas, como cáncer o transplante de médula ósea. Hacia finales del 2019 Copper3D ganó el premio “Company of the Year” en el evento de impresión 3D más importantes de India llamado 3D Printing World.

Capacidad antiviral

Pero uno de los proyectos secretos más revolucionarios e influyentes es en el que venían trabajando desde hace más de un año con equipos científicos en EE.UU. y Chile, es un inactivador del virus VIH que se usa como una interfaz entre madre e hijo para bloquear la transmisión del virus vía lactancia materna.

“Tenemos una gran aliada a nuestro lado que es la impresión 3D antimicrobial. Con esta tecnología y diseños inteligentes se pueden resolver muchos problemas. Ya tenemos muy estudiado por ejemplo que la efectividad del nanocobre aumenta exponencialmente cuando los diseños incorporan estructuras que aumentan la superficie de contacto entre nuestros materiales y un fluído contaminado (flujo de aire o líquido) y con estos antecedentes sobre la mesa nos ponemos a generar ideas y prototipos que finalmente llevamos a laboratorio para validarlas. Todo esto en loops de trabajo muy intensos ya que muchos de estos problemas son realmente urgentes como es el caso de esta pandemia del Covid-19”, explicó Daniel Martínez, director de innovación de Copper3D, sobre esta línea de investigación e innovación.

Y fue justamente la pandemia que esta afectando el mundo con el coronavirus lo que los llevó a pensar en una solución para la escasez mundial de mascarillas y la caída de las cadenas de distribución a nivel mundial. Fue así como desarrollaron la patente para una mascarilla similar a una de estándar N95 con algunas innovadoras particularidades: es antiviral, reutilizable, modular, lavable y reciclable.

Mascarillas de impresión 3D

La mascarilla cuenta con un diseño completamente en entorno digital con la finalidad de que se pueda descargar en cualquier parte del mundo e imprimir en 3D con cualquier equipo, incluso uno de bajo costo.

“Ahora el desafío que se venía era de tipo logístico debido a que había una caída en todas las cadenas de distribución del mundo. Por otro lado la impresión 3D toma su tiempo, por ejemplo una de estas mascarillas demora alrededor de 2 horas en imprimirse lo que nos obligaba a pensar de manera colaborativa basándonos en el concepto de manufactura distribuida para poder llegar a la mayor cantidad de personas en poco tiempo", sostiene Martínez.

Por eso coordinaron una red mundial de startups, makers, universidades y compañías partner para imprimir estas mascarillas y hacer que realmente tuviera un impacto global, bajo un concepto: “Hackear esta pandemia” con nanotecnología, impresión 3D, manufactura distribuida y la colaboración.

"Adicionalmente decidimos liberar inmediatamente la patente -que estaba ingresada y en trámite- para que este diseño fuera totalmente Open Source. Probablemente este sea el primer caso en la historia de la impresión 3D que un mismo diseño se descarga de manera masiva en todo el mundo para evitar más muertes en el contexto de una pandemia. Así nació el proyecto #HackThePandemic al que se han sumado muchas empresas y organizaciones de todo el mundo, incluso antes de ser oficialmente lanzada”, asegura.

El director médico de Copper3D, Claudio Soto, comenta sobre cómo buscaron un “diseño que sea lo más similar posible a un N95 estándar, que es lo que se sugiere en este tipo de emergencia con infecciones virales. Creo que el resultado es excelente y será de gran utilidad para miles de personas. En estos tiempos difíciles, ahora es que unidos y colaborando entre nosotros, podemos encontrar soluciones para hacer frente a esta pandemia. Estoy totalmente convencido de que utilizando nuestras mentes, ideas, innovación y tecnología encontraremos nuevas formas de abordar este virus”.

Más información en http://copper3d.com/hackthepandemic/

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV