jueves, 22 de octubre de 2020 Actualizado a las 18:14

Agenda Saludable

Presentado por:

Salud

Obesidad y pandemia, el peligro en los adultos mayores que supera el coronavirus

por 7 octubre, 2020

Obesidad y pandemia, el peligro en los adultos mayores que supera el coronavirus
Un 44% de los chilenos aumentó de peso durante la cuarentena. En el caso de los adultos mayores, que es el 16.2% de la población de nuestro país, la mitad de ellos sufre de sobrepeso y un tercio de ellos son obesos. Según la Encuesta Nacional De Salud, la obesidad en adultos mayores en Chile es de un 34.5%, después del grupo con sobrepeso que llega casi a la mitad de la población, alcanzando un 41.2%.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Para la tercera edad el sobre peso no es un problema estético, sino más bien de salud, puesto que trae consigo enfermedades como: hipertensión, diabetes, riesgo de infartos cerebrales y al corazón. Además, de dolores articulares, lo que hace indispensable la necesidad de comenzar a alimentarse y hacer ejercicio de manera adecuada.
Para la Clínica Cath, especializada al cuidado de los adultos mayores , en la etapa adulta mayor, la persona se muestra más vulnerable a las deficiencias nutricionales, por los cambios fisiológicos, físicos, psíquicos y sociales, de ahí la importancia de mantener una ingesta adecuada de nutrientes de acuerdo a la edad, sexo, a la actividad física que desarrolla y a las patologías presentes.

Para la nutricionista de la Clínica Cath, Alejandra Robinson, “la tercera edad que sufre de sobre peso u obesidad debe tener una dieta hipocalórica equilibrada con todos los macros y micronutrientes que necesita, limitando principalmente la ingesta de grasas saturadas y azúcares. La distribución de los macronutrientes es bastante similar a lo de los adultos , aunque con algunas modificaciones respecto a las proteínas, donde estas se ven incrementadas. También pueden presentar carencia ciertas vitaminas y minerales, por esta razón se deben suplementar estas dietas con multivitamínicos” comenta.

Además, asegura que es imprescindible acompañar estos cambios en la alimentación con el aumento gradual de actividad física por lo menos tres veces a la semana “Lo importante es que en los adultos mayores ya no se trabaja de manera localizada, si no de forma global y los objetivos a trabajar son diferentes. El enfoque es más funcional, como por ejemplo lograr rangos de movimientos para que sean lo más autovalente posible o evitar la pérdida significativa de masa muscular y de la fuerza (sarcopenia)”, enfatiza.

Por otro lado, asegura que los carbohidratos complejos, cereales integrales, fruta seca, como ciruela y frutos secos, como por ejemplo: nueces, maní, almendra, pistachos, avellanas, tienen un gran aporte de energía necesario en la tercera edad.

Otro elemento vital es el consumo de agua. “Debemos recordar, que por el envejecimiento del sistema nervioso central se pierde el sentido de la sed por lo cual no hay que esperar que el adulto mayor pida agua. Es muy adecuado tener la acostumbre de beber al menos 1,5 litros por día. Es fundamental mantenerse hidratados, ya que el agua regula el volumen celular, transporta los nutrientes, remueve los desechos y regula la temperatura corporal. Es un elemento esencial, siendo indispensable para mantener el buen funcionamiento de los riñones, evitar la deshidratación y facilitar la digestión, entre otros”, finaliza la especialista

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV