domingo, 25 de octubre de 2020 Actualizado a las 11:30

Agenda Saludable

Presentado por:

Salud mental

Ansiedad, depresión y estrés post traumático: patologías psiquiátricas que se acentuarán en Chile tras pandemia

por 16 octubre, 2020

Ansiedad, depresión y estrés post traumático: patologías psiquiátricas que se acentuarán en Chile tras pandemia
Existe un aumento de más de 30% en las consultas para enfrentar este difícil período, principalmente vía telemedicina.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) cerca de 1.000 millones de personas viven con un trastorno mental y, en la actualidad, miles de millones de personas a nivel mundial se han visto afectadas por la pandemia de Covid-19, que está teniendo repercusiones adicionales en la salud mental de las personas. Por ello, la temática de este año se centró en la necesidad de aumentar considerablemente la inversión en programas de salud mental, en un contexto en que las necesidades de este tipo de apoyo se van a incrementar en los próximos meses.

Para el médico psiquiatra y director médico de iPsiquiatria.com, Roberto Amon Cabelli, los trastornos de salud mental junto a las enfermedades cardiovasculares y el cáncer son los principales problemas de la salud pública en las sociedades modernas. “En la post pandemia y durante los próximos meses se van a acentuar los trastornos de salud mental de los chilenos, además de la ansiedad y depresión, también estará el estrés postraumático de personas que, por ejemplo, estuvieron hospitalizadas por el covid-19, el personal de salud que ha estado en la primera línea y también de aquellos que han sufrido por parientes fallecidos”, comentó.

En el contexto del confinamiento, el especialista advierte que las cinco patologías psiquiátricas de mayor prevalencia que han afectado a los chilenos son: los trastornos de ansiedad como el trastorno de pánico; la angustia y la depresividad asociada al duelo; depresión; los trastornos del sueño y las adicciones, especialmente el abuso de alcohol y drogas.

La angustia o ansiedad, explicó, es una emoción normal, que cuando desorganiza la conducta o es excesiva se transforma en un problema clínico y motivo de consulta. Esto ocurre especialmente en situaciones de alta incertidumbre y amenaza, como los generados por la pandemia, y se ve acentuada por la exposición a noticias de alto impacto como un número elevado de fallecidos, la pérdida de factores de seguridad como el trabajo, la posibilidad de que se sature el sistema de salud, entre otros, lo cual genera preocupación e inseguridad en las personas y les cuesta regular esa ansiedad provocándoles síntomas físicos como contracturas, bruxismo e insomnio, entre otros.

En cuanto a si los chilenos han consultado a los especialistas para enfrentar de mejor manera este difícil período, el doctor Amon tiene la impresión que ha habido un aumento de más de un 30% en las consultas. “La telemedicina ha sido fundamental porque en esta especialidad no se requiere un examen físico de los pacientes, con la conexión en forma virtual es posible atender a pacientes de todo el país. Además, hace unos días el Ministerio de Salud implementó la receta médica electrónica para facilitar la prescripción de medicamentos psicotrópicos, lo que es una excelente noticia porque los pacientes pueden seguir con sus tratamientos cuando la receta es controlada”.

En el caso de un trastorno de ansiedad formal, el tratamiento estándar se realiza con antidepresivos que tengan propiedades ansiolíticas, mientras que para las crisis más agudas o en las primeras semanas se utilizan antidepresivos y ansiolíticos como, por ejemplo, el clotiazepam. Consultado si ha habido un aumento en la adquisición de este tipo de fármacos por la pandemia, expresó que “todos los medicamentos de la psiquiatría han aumentado de manera muy significativa, lo cual está acorde con el mayor número de diagnósticos de cuadros ansiosos”. Agregó que “los medicamentos bioequivalentes de calidad y con estudios clínicos son siempre un aporte en Chile y en cualquier parte del mundo”, en relación con la importancia de contar con mayor competencia y opciones de acceso a tratamientos para los pacientes.

Recomendaciones

El doctor Amon advierte también que en Chile “ni siquiera hemos salido de la pandemia, estamos en medio de ella, y con toda seguridad a punto de enfrentar una segunda ola, tal cual está ocurriendo en este momento en Europa y en otras regiones”.

Por lo anterior, estimó que es relevante seguir las siguientes recomendaciones para prevenir un cuadro de ansiedad asociada al confinamiento:

Mantener el contacto social, aunque sea virtual
Informarse de fuentes confiables, reduciendo la exposición a las noticias catastróficas y no verlas en horario antes de ir a acostarse
Realizar algún tipo de actividad física como caminar, hacer yoga
Seguir una dieta balanceada sin abuso de alcohol
Pedir ayuda al especialista si la persona se siente sobrepasada

Otro factor que también puede ser estresante para algunos chilenos es el desconfinamiento que se está experimentando en algunas ciudades y la vuelta al trabajo. Planteó que hay personas que se adaptaron al teletrabajo y se sentían más protegidas estando en su hogar, por lo que salir implica hacerlo a un entorno de riesgo de contraer el virus.

Por ello, mencionó como consejos de adaptación para el regreso al ámbito laboral que las empresas den facilidades de horarios, que el retorno sea gradual y algunos días a la semana se puedan mantener en teletrabajo, analizar si se puede colocar transporte privado para los trabajadores, adaptar los puestos de trabajo a la situación de pandemia para cumplir con las indicaciones de la autoridad sanitaria. “Todo ello ayuda a la percepción de seguridad de las personas, reduce la incertidumbre y el temor a eventuales contagios”, sentenció.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV