lunes, 27 de junio de 2022 Actualizado a las 14:01

Agenda Saludable

Presentado por:

Salud

Una enfermedad silenciosa: la importancia de combatir la hipertensión arterial con actividad física y un peso saludable

por 17 mayo, 2022

Una enfermedad silenciosa: la importancia de combatir la hipertensión arterial con actividad física y un peso saludable
Cada 17 de mayo se conmemora el día mundial contra esta condición asintomática, que afecta a 1 de cada 3 chilenos, pero al 73,3% de la población mayor de 65 años. Si no se controla, puede derivar en un ataque cerebrovascular o cardíaco. Mantener un control periódico, una dieta saludable y actividad física, junto a un tratamiento farmacológico, son factores clave que disminuyen las probabilidades de sufrir las complicaciones asociadas a una presión arterial alta.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La hipertensión arterial es un trastorno médico grave y uno de los principales factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares, junto con el tabaquismo, el colesterol elevado en la sangre y la diabetes. En este sentido, un hipertenso tiene más probabilidades de desarrollar accidentes vasculares cerebrales, infartos al miocardio y otras patologías vasculares.

Según cifras de la última Encuesta Nacional de Salud, el 30% de la población adulta chilena tiene hipertensión, enfermedad crónica que consiste en la elevación de los niveles de presión arterial, es decir, de la presión que el corazón ejerce sobre las arterias, vías por los cuales circula la sangre en el organismo.

Se trata de una patología descrita como silenciosa, ya que rara vez produce síntomas, dañando discretamente el organismo durante años y, de no controlarse adecuadamente, puede ocasionar una mala calidad de vida y aumentar considerablemente el riesgo de padecer enfermedades cardíacas, cerebrales y renales.

A nivel mundial, el número de adultos de entre 30 y 79 años con hipertensión ha aumentado de 650 millones a 1280 millones en los últimos treinta años, según un análisis del Imperial College de Londres y la Organización Mundial de la Salud (OMS). Casi la mitad de estas personas no sabían que tenían esta afección.

“Mucha gente cree tener presión alta, porque siente dolor de cabeza o cabeza abombada, bochorno, cansancio y ahogo, pero eso es falso, estos síntomas pueden tener muchas causas distintas. Es por esto que existen exámenes médicos preventivos para detectarla a tiempo. Cuando realmente produce síntomas es porque el enfermo tiene complicaciones graves”, expresa el jefe del departamento de cardiología de Clínica Las Condes, Carlos Caorsi.

Por ello, se recomienda el control rutinario de la presión arterial a partir de los 35 años en el caso de los hombres y desde los 40 años en mujeres, de forma anual.

“Lo que conviene es que se haga un seguimiento de una o dos presiones en el día, siempre en reposo, el paciente la anota y se la lleve a su doctor. Y eso lo puede ir repitiendo cada cierto número de meses”, aconseja el experto.

La prevención es fundamental

“La hipertensión arterial es una enfermedad que en el tiempo ha aumentado su prevalencia dado el envejecimiento de la población, los altos índices de obesidad, tabaquismo, consumo de alcohol y sedentarismo.  Es una condición que puede tener consecuencias muy graves en nuestro organismo; es frecuente que produzca deterioro en el cerebro, producto de accidentes vasculares, infartos y hemorragias; problemas de funcionamiento de otros órganos, como los riñones e intestinos, e incluso generar daños a las arterias dentro de la retina”, asegura Javier Gárate, cardiólogo y director médico de Clínica RedSalud Santiago.

"Pese a ello, es una condición que puede ser tratada y prácticamente en todos los casos se puede controlar adecuadamente, por lo que resulta clave tener un control periódico con un médico”, sostiene.

En esa línea, el Dr. Gárate agrega que una de las principales dificultades en el manejo de esta enfermedad es la adherencia de los pacientes al tratamiento. “Los pacientes muchas veces creen que al normalizar sus índices ya se han sanado y, por lo mismo, no continúan con un tratamiento. Sin embargo, esta es una enfermedad crónica, que requiere un tratamiento de por vida y, por ende, un gran compromiso por parte del paciente”.

Pero las características de una vida sedentaria, con altos consumos de grasas saturadas y el tabaquismo, no hace más que aumentar los riesgos de padecer hipertensión arterial. Bajo este panorama, el Dr. Caorsi  es claro en indicar que la práctica de actividad física, el consumo de alimentos saludables y el control del peso pasan a ser fundamentales a la hora de evitar la aparición de esta condición de riesgo grave para el organismo.

“Lo más importante para toda familia es partir con el ejercicio y mantener una vida con hábitos saludables. Generalmente nosotros tendemos a ir al médico a que nos dé un remedio. Esa es la forma más fácil de abordar el tema, pero eso no resuelve el problema. Lo primero es hacer ejercicio y segundo, bajar de peso. Una persona que hace ejercicio y que no está obesa va a controlar mejor su presión”, destaca.

Algunos consejos

El diagnóstico de hipertensión arterial se puede realizar con tomas aisladas en la consulta, con seguimiento ambulatorio de la presión en la atención primaria o a través de Holter de presión, examen que entrega información adicional con respecto a valores de la presión durante el día y la noche. Los valores propuestos por la Sociedad de Hipertensión de nuestro país reconocen niveles sobre 140/90 mmHg como HTA.

El cardiólogo Javier Gárate sostiene que se debe “tener en cuenta que cuanto más alta es la presión, mayor es el riesgo cardiovascular. Lo otro importante es entender cuál es la variabilidad durante el día entre la presión sistólica (la más alta) y la presión diastólica (la más baja), lo cual también aumenta el riesgo cardiovascular. Justamente en este sentido, el ejercicio aeróbico regular, ayuda a normalizar esta situación”.

Para controlar la presión arterial alta se recomienda:



- Para evitar riesgos, sobre todo si hay antecedentes familiares, es conveniente mantener un estilo de vida saludable con un peso adecuado, reducir el consumo de sal (sodio), condimentos, alimentos embutidos y comida chatarra.

- Incorporar ejercicio a la pauta diaria, pues tiene un gran impacto sobre las cifras tensionales. “Es importante que los adultos hagan ejercicio a lo menos cinco veces por semana con ejercicio regular aeróbico a lo menos de 30 a 40 minutos", destaca el profesional. 

- Controlar la presión en el hogar, consultar a un médico con regularidad y tomar los medicamentos que se le indiquen. Además, hay muchas alternativas terapéuticas.

- No olvidar que aunque la hipertensión es asintomática, se asocia a enfermedades cardiovasculares graves.

- Se recomienda un chequeo médico preventivo.

Testeo gratuito

Este día, IntegraMédica implementará un espacio de atención especial en los centros de su red a lo largo del país, para medir la presión arterial de pacientes, acompañantes y colaboradores. Esto, con el objetivo de concientizar sobre esta enfermedad y fomentar la prevención.

“La prevención es un foco central en nuestra gestión de cara a los pacientes. En enfermedades como la hipertensión, la educación en torno a hábitos de vida saludables y los controles periódicos son fundamentales para prevenir, detectar oportunamente y definir un tratamiento adecuado, de ahí la importancia de este tipo de iniciativas”, comenta Eduardo Lorca, jefe técnico de Medicina de IntegraMédica.

Además de los centros médicos de la Región Metropolitana, la jornada de toma de presión se realizará en los centros IntegraMédica La Serena, Copiapó, Viña del Mar, Rancagua y Concepción.

Síguenos en El Mostrador Google News

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV