jueves, 21 de noviembre de 2019 Actualizado a las 09:01

Agenda Saludable

Presentado por:

Internet

Los sellos discográficos deben temer el amor de Apple por Jay Z

por 2 julio, 2016

Los sellos discográficos deben temer el amor de Apple por Jay Z
La noticia publicada el jueves por el Wall Street Journal de que la compañía de Cupertino había iniciado las negociaciones preliminares para comprar Tidal —el servicio de streaming exclusivo fundado por el rapero— estremecerá a toda la industria.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Los diferentes sectores de la industria musical —artistas, sellos, agentes y discográficas— rara vez se ponen de acuerdo en algo. Pero hay algo en lo que existe consenso: los servicios de streaming son el futuro.

Apple Music, Spotify y sus rivales permiten a los usuarios escuchar todo tipo de música, desde Kanye West hasta Mozart, con sólo hacer un clic, y todo en forma gratuita, si aceptan pausas comerciales, o por un abono mensual de unos US$10.

Por eso, la noticia publicada el jueves por el Wall Street Journal de que Apple había iniciado las negociaciones preliminares para comprar Tidal —el servicio de streaming exclusivo fundado por el rapero Jay Z— estremecerá a toda la industria.

De concretarse, la transacción le permitiría a Apple sacarle más jugo a su servicio de streaming de un año de antigüedad con lanzamientos exclusivos de estrellas como Beyoncé y Rihanna. Consolidaría su lugar como el segundo agente más grande después de Spotify y ayudaría a aumentar los ingresos obtenidos con abonos justo cuando se están desacelerando las ventas de hardware.

Más importante para los sellos es que probablemente eso ocasione la consolidación que se espera hace tiempo en los servicios de streaming de menor tamaño, que han tenido problemas para hacer funcionar la parte económica del negocio, lo que dejará a Spotify y a Apple como las fuerzas dominantes.

Semejante reorganización perjudicaría a empresas como Universal Music Group, de Vivendi, Sony y Warner Music, al reducir el número de clientes a los cuales pueden licenciar sus contenidos. Esas compañías necesitan que el streaming crezca a medida que disminuye la demanda de descargas de canciones. Además, dos clientes dominantes tendrán más poder de negociación frente a los sellos.

Es fácil burlarse de Tidal: empezó cobrando US$19,99 (más del doble que las rivales) antes de presentar un servicio más barato a US$9,99. Ya ha dejado en el camino a tres máximos responsables desde su ostentosa ceremonia de lanzamiento hace 15 meses. Pero demostró el valor de los grandes contenidos exclusivos y además ofrece audio de alta fidelidad para los puristas.

De todas formas, que la adquiera Apple no se debería interpretar como una señal de que a Tidal o a rivales como la alemana SoundCloud y la francesa Deezer les vaya mal.

Las tarifas por licenciamiento que las empresas de streaming deben pagar son elevadas y no se está pasando suficiente gente de los servicios gratuitos a los pagos. Spotify paga cerca del 70 por ciento de sus ingresos en tarifas de licenciamiento a los sellos y Deezer realizó una oferta pública inicial el año pasado justamente porque esas tarifas asustaron a los inversores.

Apple no va a ser el comprador de último recurso para los demás competidores. Facebook y Twitter (que recientemente invirtió US$70 millones en SoundCloud) podrían salvar a algunos de ellos, pero otros corren peligro de quedar abandonados y marchitarse.

Los sellos discográficos tienen otro motivo para desconfiar de las ambiciones de Apple. Últimamente, el gigante de la tecnología viene comportándose como una empresa de contenidos y penetrando en el territorio de los sellos. Recientemente, estrellas como Drake y The Weeknd lanzaron videoclips financiados por Apple y la empresa pagó la película sobre la gira de Taylor Swift. Tradicionalmente, esos proyectos habrían sido dirigidos por las marcas, pero estas ya no pueden permitirse filmar videos caros para las estrellas más grandes.

Y Apple no sólo está apostando a las estrellas consolidadas. Hace poco, la empresa le presentó al público a un artista poco conocido llamado Chance the Rapper, que aprovechó la ola de publicidad por streaming para llegar a los rankings de Billboard en Estados Unidos sin siquiera lanzar un disco.

Aunque la empresa nunca lo admitiría, la actividad frenética de Apple en esta área podría transformarla en el gran sello discográfico de la era moderna.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV