domingo, 5 de diciembre de 2021 Actualizado a las 17:25

Agenda Saludable

Presentado por:

Emprendedores destacados

Valor Empresario: Andrés Valdivieso y el modelo de innovación de Toth que puso la salud al alcance de todos

por 6 septiembre, 2016

Valor Empresario: Andrés Valdivieso y el modelo de innovación de Toth que puso la salud al alcance de todos
El sistema de medicina a distancia que desarrolló junto a su socio Juan Francisco del Solar no termina de cosechar elogios. Tras su exitoso desarrollo en Chile, el objetivo ahora es México y Estados Unidos. Siempre bajo la lógica de “globalizar el acceso a la salud a través de la tecnología”.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Hace poco menos de tres años, el médico cirujano de la Universidad de Los Andes Andrés Valdivieso buscaba una fórmula para conseguir que la mayor cantidad posible de personas accediera a prestaciones de salud.Y tuvo la fortuna de conocer a Juan Francisco del Solar, un ingeniero informático de Curicó, experto en radiología digital, que estaba empeñado en desarrollar un software también de uso masivo.

Ambos se reunieron a fines de 2013 en una cafetería a la orilla de la carretera en la Región del Maule y tiraron las primeras líneas de una sociedad que mantienen hasta hoy y que dio origen a Toth, una empresa de salud digital que desarrolló un  modelo de medicina a distancia que terminaría por convertirse en un ejemplo de innovación reconocido en Chile y en el extranjero, y cuya historia de emprendimiento fue destacada este año por el programa Valor Empresario, una mirada diferente de Bci.

"Creo que todo el mundo que emprende tiene que entender que no va por el resultado final, sino por el viaje, que es una locura: tiene momentos de felicidad por la gente que conoces, por lo que aprendes, por la diversidad; pero también tiene momentos súper difíciles, porque por desconocimiento te pegas porrazos muy fuertes. Y en el emprendimiento no hay mucha capacidad de equivocarse. Es decir, te vas a equivocar mucho, pero hay que saber equivocarse barato".

Se trata de un sistema que actualmente cuenta con tres millones de pacientes en Chile y Paraguay y que está ad portas de implementarse en México y posteriormente en Estados Unidos. El objetivo es acercarse cada vez más a las personas y facilitarles el acceso a diagnósticos médicos, sobre todo si viven en zonas alejadas y tienen muy pocas posibilidades de recurrir a un médico especialista. Esta herramienta es usada actualmente por centros médicos privados y centros de atención pública en todo el país. Una de sus características es el bajo costo, lo que asegura que sea asequible a las personas con más necesidades, que no necesariamente -aclara Valdivieso- son los más pobres.

Y en este punto prefiere hablar del concepto de "la base de la pirámide", que representa nítidamente que el objetivo no es un grupo pequeño sino que el grueso de la población. "Toth es una empresa de salud digital que tras ella tiene un mantra, y ese mantra es cómo globalizamos el acceso a la salud a toda la gente a través de la tecnología, es decir, cómo entregamos una herramienta que ayude a que más gente tenga acceso a atención, independiente de donde se encuentre. Es una especie de dropbox de la salud inteligente, porque tiene modelos de inteligencia artificial que corren detrás y un modelo comercial asequible para todo el mundo. Por eso hemos querido trabajar más en base a volumen. Ese fue el primer objetivo, llegar a más gente, a más pacientes y ser tan simples y tan baratos que todo el mundo pudiera acceder. Fue el origen de la base de la pirámide".

ve-valdivieso2

Valdivieso recordó que Toth, que debe su nombre a un personaje de la mitología griega, partió con servicios de telerradiología que fueron incorporándose a distintos centros y luego el modelo se expandió a otras áreas. "Vimos que si ya podíamos  conectar equipos de radiología, también podíamos interconectar un anteojo que captura información del quirófano, un celular que está capturando información para hacer dermatología, o un equipo que está midiendo espirometría.  Y cada vez nos dimos cuenta que los equipos están yendo más hacia tu casa, como el que mide la presión. Luego nos planteamos almacenar todo esto ordenadamente, es decir, no sólo que fuera una foto, sino que el sistema sepa quién eres, cómo te llamas, para luego alojar todo en un portal al que cualquier paciente puede acceder. Entonces lo que hicimos fue pensar en cómo descentralizar la información en tiempo real de todo lo que ocurre, porque  tu vida está descentralizada, tu música, tus amigos, tu banco, tu diario, está en la nube en cualquier momento, tus videos, pero tu salud no".

Esto contrasta con una realidad en la que "todavía te pasan tus exámenes en un CD. Tú lo miras, llegas a tu casa ¿pero qué haces con eso? En cambio en la gran mayoría de los centros clínicos nuestros tú te metes a sus páginas web y está toda tu información, puedes recurrir a segundas opiniones y compartir los links".

Actualmente uno de los fuertes de Toth es la teleoftalmología, donde personas que viven a cientos de kilómetros de distancia de un centro oftalmológico, recurre a una consulta donde es evaluado a distancia, recibe un diagnóstico y sale con una receta de anteojos en la mano, lo que de alguna manera permite paliar la falta de especialistas en regiones y zonas extremas.

Asimismo, dijo que también "estamos partiendo con un piloto de mamografía. Me pueden decir que la telemamografía existe. OK ¿Pero por qué no está llegando a todo el mundo en México, donde es una de las principales causas de cáncer?

"Una montaña rusa"

Para Andrés Valdivieso estos últimos dos años han sido intensos. Los compara con la experiencia de "una montaña rusa" o "caminar por el desierto sin agua". Actualmente junto a su socio tira líneas para hacer un primer levantamiento de capital con el fin de abrirse paso en México y convertirse en una solución para millones de habitantes, sobre todo de zonas interiores, que también sufren la falta de médicos especialistas. Y por ahora los planes más ambiciosos apuntan a instalarse en Estados Unidos en 2018. Por ahora, de la mano de redistribuidores como STG Chile, STG Perú y Browse, Toth continúa su expansión tanto en centros privados como de carácter público, tanto en Chile como en la región.

A él y a Del Solar  lo avalan reconocimientos tales como el premio al mejor emprendimiento del año 2014 otorgado por la Asociación de Emprendedores de Chile (Asech), la invitación que recibieron en 2015 por parte de la Singularity University de EEUU, que les permitió conocer junto a los graduados de esa casa de estudios las innovaciones que está desarrollando la NASA, y recientemente el hecho de aparecer entre las empresas más innovadoras del mundo, junto a gigantes como Colgate y Good Year.

"Yo creo que están viendo este modelo disruptivo que estamos tratando de globalizar, y lo otro esta hambre que tenemos de siempre estar tratando de innovar, porque sabemos que si no lo hacemos alguien nos va a pasar por. Y esto de decir bueno, si ya estoy en Chile por qué no puedo estar en México o en Estados Unidos,  ha sido un poco la propuesta de valor que hemos hecho, entendiendo que la velocidad del cambio es muy alta hoy y que nosotros la hemos tomado como percepción".

ve-valdivieso4

Juan Francisco del Solar y Andrés Valdivieso, durante la ceremonia en la que recibieron el premio al Mejor Emprendedor del Año 2014 otorgado por la ASECh.

Todo este éxito se lo atribuye al equipo que encabeza y que desarrolla "software de clase mundial", el que desde un inicio ha estado emplazado en la ciudad de Curicó ¿Por qué ahí y no en la capital? Su explicación es que "Santiago coarta la creatividad por el estrés de la ciudad. Cuando una persona tiene que crear no puede estar dos o más horas al día metida dentro de un medio de transporte. Y lo segundo es demostrar que Chile es más que solo lo que está pasando en las grandes capitales".

"Somos 17 personas. Lo interesante es que la oficina es de Curicó, va a seguir en Curicó y desarrolla todo en Curicó".

"Resistencia al cambio"

A la hora de describir lo bueno y lo malo de emprender, Andrés Valdivieso afirma que lo positivo "es el viaje. Creo que todo el mundo que emprende tiene que entender que no va por el resultado final, sino por el viaje, que es una locura: tiene momentos de felicidad por la gente que conoces, por lo que aprendes, por la diversidad; pero también tiene momentos súper difíciles, porque por desconocimiento te pegas porrazos muy fuertes. Y en el emprendimiento no hay mucha capacidad de equivocarse. Es decir, te vas a equivocar mucho, pero hay que saber equivocarse barato, y pararse rápido porque no tienes margen de error, ya que normalmente el flujo de caja te termina matando".

Considera además que en el país se vive un momento positivo de efervescencia de apoyo al emprendedor. "Tener Corfo que te está apoyando de manera irrestricta, todo lo que hace la Asech con sus charlas o lo que hace Startup Chile y las aceleradoras, creo que eso es muy bueno".

Sin embargo, cree que los obstáculos que aún existen en el país no tienen que ver con el emprendimiento propiamente tal, sino que con la "resistencia al cambio".

"Ha habido siempre resistencia al cambio, nos falta un poco más de diversidad. Hasta ahora hemos sido súper exitosos como país, pero nunca habíamos vivido los temas de tormenta que han tocado ahora y eso no es solo porque pasó un tema político, sino porque todo está cambiando a una velocidad como nunca antes. Pero también siento que lo que está ocurriendo es que ya no te puedes hacer el loco frente a la innovación y el cambio. Antiguamente podías decir no a algo, porque se va a demorar cinco o diez años, pero lo que antes se demoraba cinco, ahora está demorando dos, y el próximo año lo que se demoraba dos, se está demorando uno. Entonces la velocidad nos está obligando a ser flexibles y ahí siento que tenemos que adaptarnos".

ve-valdivieso3

Considera además que aún existe una suerte de reticencia a correr el riesgo por este tipo de empresas. “Es algo que está cambiando, cada vez se está invirtiendo más, el gobierno ha invertido mucho más en capitales de riesgo, pero creo que todavía somos mucho de la inversión más tradicional”.

Como sea, considera que Chile sigue siendo un muy buen lugar para un emprendedor como él. “Entre suma y resta, esto es como caminar por el desierto sin agua, pero es una de las cosas más increíbles que he hecho, por la gente, por el viaje, el crecimiento personal, la interacción, lo resiliente que te vuelves".

Finalmente, Andrés dijo que en algunos años le gustaría "estar ojalá penetrando la mayor parte del mercado en la base de la pirámide, volverte un estándar, que la mayor cantidad de información esté, en México, EEUU. y estar cada vez más metido en la casa del paciente. Hoy tenemos tres millones de pacientes en el sistema, y  me gustaría tener 100 millones ojalá que lo antes posible".

filete

#ValorEmpresario

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV