domingo, 23 de enero de 2022 Actualizado a las 17:57

ft weekend

Presentado por:

FT Weekend

La acusación de fraude que pesa sobre el creador del smartphone más barato del mundo

por 4 marzo, 2017

Financial Times
La acusación de fraude que pesa sobre el creador del smartphone más barato del mundo
El Freedom 251 parecía ser demasiado bueno para ser verdad, opinión que se reforzó tras la detención de Mohit Goel, dejando la mayoría de las solicitudes de compra inconclusas.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Por Simon Mundy*

Fue catalogado como el smartphone más barato del mundo, lanzado al mercado por un empresario de dudosa reputación indio llamado Mohit Goel al increíble precio de sólo 251 Rupias Indias (aproximadamente 2.393 pesos chilenos).

El año pasado, millones de indios acudieron al sitio web de la compañía Ringing Bells de Goel para adquirir el “Freedom 251”, afectando los precios del enorme mercado de smartphones de la India.

Pero para otros, esto parecía ser demasiado bueno para ser verdad -una opinión que se ha reforzado luego de la detención de Goel por las acusaciones de fraude en su contra, dejando la mayoría de las solicitudes de compra inconclusas.

Su arresto se llevó a cabo después de un reclamo de las Empresas Ayam, una firma de distribución en la ciudad satélite de Nueva Delhi, Ghaziabad, quienes aseguraron que habían hecho una orden por tres millones de Rupias Indias (cerca de 30 millones de pesos chilenos), pero que recibieron mercancías del valor de 1.4 millones de Rupias Indias.

La policía de Uttar Pradesh, un Estado al Norte de India, y el portavoz de Goel, confirmó su detención por los cargos de fraude, y añadió que el empresario pagaría la suma en cuestión. También dijo que Goel era el responsable del éxito del “Freedom 251”, y agregó que 70.000 aparatos fueron entregados a sus clientes entre julio y diciembre del año pasado.

Los precios competitivos de Ringing Bell reflejan una guerra de precios bajos entre las compañías de teléfonos en la India. Los creadores de smartphones han estado luchando para abastecer a un mercado con poder adquisitivo limitado (el ingreso per cápita de India fue de 1.600 dólares en el año 2015 de acuerdo al Banco Mundial) pero que tiene una gigantesca demanda.

El año pasado, 109 millones de aparatos fueron vendidos en India, ubicándolo junto a China y Estados Unidos como uno de los tres principales mercados de smartphones por volumen.

Industrias Reliance, la segunda empresa más cotizada en el país por capitalización de mercado, ha ofrecido smartphones con capacidad 4G, que cuestan tan solo 2.999 RI (28.262 pesos chilenos), junto con seis meses de servicios de datos gratuitos, para ser parte de la guerra en el espacio de telecomunicaciones.

Incluso Apple, que ha destacado a India como una fuente vital de crecimiento, ha encontrado la mayor parte de la demanda concentrada en modelos más antiguos de iPhone y ha buscado el permiso para importar teléfonos usados y así ganar más fuerza entre las empresas de bajo costo.

Pero aún en este contexto, el modelo de negocios exclusivamente competitivo de Ringing Bells ha sido objeto de especulación entre analistas de telecomunicaciones, quienes notaron que el costo de la materia prima para incluso el smartphone más barato excedían considerablemente el precio del “Freedom 251”, el cual fue ensamblado en India usando insumos de Taiwán.

Las sospechas de una operación fraudulenta tipo Esquema Ponzi se disiparon cuando la compañía reembolsó todo el dinero pagado por adelantado por los clientes que pedían el Freedom 251, a quienes se le pidió en su lugar pagar en efectivo una vez que el dispositivo fue entregado.

En julio del año pasado la compañía lanzó teléfonos más caros, sugiriendo que el “Freedom 251” fue en efecto un truco de marketing para preparar el camino para las ventas de dispositivos rentables.

La empresa también hizo un discurso inusual buscando el apoyo del gobierno, tratando de beneficiarse de la iniciativa " India Digital" del primer ministro Narendra Modi, quien ha prometido extender el alcance de la tecnología digital a los ciudadanos de bajos ingresos.

"Si el gobierno está dispuesto a repartir 500 billones de Rupias Indias, podemos asegurar que 750 millones de los ciudadanos indios formarán parte de la India digital", dijo Goel el año pasado.

Jayanth Kolla, cofundador de la consultora de telecomunicaciones Convergence Catalyst, dijo que Goel probablemente se sorprendió por la enorme demanda de su producto,
el cual podría haber sido pensado como una estrategia de marketing poco ortodoxa. “No esperábamos tener tanto éxito, estamos frente a un producto que iba a ser vendido a un precio 20 por ciento menor de su costo de materia prima” declaró.

* Traducido por Deyanira Meneses Rojas, Traducción Inglés Español Universidad Arturo Prat (UNAP).

Financial Times

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV