jueves, 21 de enero de 2021 Actualizado a las 22:49

Destacados

Una chilena estuvo con el ex reo más lindo del mundo justo antes de su debut en el Fashion Week de Nueva York

por 15 febrero, 2017

Una chilena estuvo con el ex reo más lindo del mundo justo antes de su debut en el Fashion Week de Nueva York
Jeremy Meeks, quien se hizo famoso cuando se viralizó la foto de su detención, llegó al bar donde se encontraba Claudia con unas amigas el domingo en la noche. Vieron el show de Bruno Mars en los Grammys y andaba con una especie de chaperón. “Lo reconocí por la lágrima tatuada en el cachete. Era guapo, pero lo encontré un poco bajo y medio flaquito”, cuenta esta compatriota que vive hace una década en la Gran Manzana.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Para no traerle problemas sólo le diremos Claudia y contaremos que es chilena y periodista. El asunto es que esta compatriota, establecida en la ciudad de Nueva York hace más de diez años, estaba con unas amigas en un exclusivo bar ubicado frente al Hotel Waldorf Astoria en Manhattan cuando coincidió con Jeremy Meeks, el célebre ex presidiario que se hizo famoso por su exótica belleza, que mezcla rasgos afroamericanos, unos labios carnosos y ojos azules. La ficha policial de su detención en el verano boreal de 2014, que tuvo más de 100.000 Me Gusta y 20.000 comentarios, lo llevó, menos de un año después de cumplir su condena, a debutar la noche del lunes en la Semana de la Moda de Nueva York como el plato fuerte de la afamada marca alemana Philipp Plein, la misma que usa Arturo Vidal.

Como buen domingo en la noche en Manhattan, el lugar estaba casi vacío. Era la premiación de los Grammys, así que estaban mostrando el tributo a Prince de Bruno Mars en el bar. “De repente, entra este tipo guapísimo y nosotras estábamos cerca de la puerta. Así que le dijimos hola”, cuenta Claudia. “Lo reconocí por la lágrima tatuada en el cachete”, lanza riendo y agrega: “Él venía con otro hombre que, según supimos después, era un guardador, así como un chaperón para que no se metiera en problemas”. Claro, no por nada Meeks estuvo 27 meses en la Correccional Federal de Mendota, California, condenado por atraco a mano armada. “Con mis amigas nos pusimos a mirar tele con ellos un rato y cuando terminó el show, él subió a su habitación. Andaban los dos de negro. Él con un sombrero de ala ancha, a lo Beyoncé en Formation. Estaba lloviendo afuera”, relata Claudia.

“Era tan mino como se ve en las fotos. Las piel perfecta, los ojos bonitos, pero no era alto. No medía más de 1.70 y era medio flaquito. Una se imaginaría que un tipo así mediría 1.80 y sería más fornido, pero no. Una amiga me contó que lo vio en el mismo bar (que pertenece al hotel donde se hospedaba) el lunes otra vez”, termina esta chilena suertuda.

Al día siguiente de estar con Claudia, Jeremy Meeks debutó en una de las semanas de la moda más importantes del mundo, como es la de Nueva York. En primera fila lo vieron abrir el desfile Madonna y Carine Roitfeld, la editora de Vougue Francia, con quien posó para su cuenta de Instagram (@jmeeksoficial), la misma en que muestra sin pudor sus músculos y tatuajes. Según la página web de la agencia de modelos que lo fichó apenas salió de la cárcel, White Cross Management (la misma que descubrió a Gigi Hadid), aparte de modelo Meeks quiere ser actor.

 

Nota relacionada:

El preso más lindo del mundo desfila en la Semana de la Moda en Nueva York

Más información sobre El Mostrador

Braga Multimedia

 Ver más

Noticias

Noticias del día