lunes, 18 de enero de 2021 Actualizado a las 20:25

Entrevista

Francesc Morales, comediante y activista gay: “ni el Estado ni internet entregan información concreta sobre educación sexual"

por 29 agosto, 2018

Francesc Morales, comediante y activista gay: “ni el Estado ni internet entregan información concreta sobre educación sexual”
Es comediante, millennial y activista homosexual, tres características que quizás antes de él en Chile no hubiesen juntado ni pegado, pero que gracias al trabajo de este cineasta cada vez se nos hace más común y divertido consumir contenidos de carácter educativo a propósito del universo LGTBIQ+.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La más próxima creación de Francesc Morales es una campaña sobre el VIH que pretende informar y educar sobre lo que ocurre después y durante el diagnóstico del virus. Además, está de cabeza trabajando en la producción y realización de la película de su webserie "Mamones", alabada tanto por el empoderamiento de la comunidad homosexual a través de sus personajes, como por el encantador sentido del humor que entrega en cada episodio. Por otra parte, este actor nacional será uno de los 10, que estarán en el conversatorio sobre los “20 años de cine de género en Chile” para el  Santiago Horror Film Festival.

¿Cuál fue la primera tecla que se apretó para empezar a hacer videos virales?

Siento que cuando era pequeño no había nada sobre ser homosexual en los medios masivos. Lo único que se veía en la televisión eran gays llorando por ser gays. Cuando empecé a hacer virales fue la primera vez que los gays amanerados tenían un espacio en pantalla porque hicimos un trabajo bacán.

¿Cómo te tomas la responsabilidad de enseñar a través de tus procesos creativos?

Esta responsabilidad ha ido apareciendo de a poco y me gusta hacerlo desde ese lugar. Por ejemplo cuando empecé a hacer poleras tuvo que ver con gente que usa una prenda con la cual se pueden sentir empoderados de ser quienes son. Y eso es algo que no existe. Tú no vas a Ripley y encuentras una polera que diga “ay, soy homosexual, compremos”. Eso yo creo que es un aporte. Los proyectos que llevo trabajando hace unos meses tienen que ver con la educación sexual divertida y con moda (porque sí, hay moda).

¿Y siempre pensaste trabajar desde el humor?

El humor fue algo súper pensado porque cuando hice Apio Verde (2012)  me interesaba que la gente hablara de aborto, que supiera lo que era y cuando hice la película no era un tema masivo, nadie sabía de lo que hablaba. La gente se angustiaba con la película así que en paralelo al estreno salió una película gringa que se llamaba Obvious Child, que era una comedia sobre el aborto y dije: obvio que tenía que ser con humor.

¿Y ahí parte también la idea de hacer comedia gay?

Ahí salió la lógica de empezar a usar el recurso. Aunque yo siempre había escrito comedia sin haberla llevado a mi propio trabajo. La comedia gay está súper encasillada en la comedia de bares y transformistas, no hay nadie que resalte enormemente, o sea Asskha Sumathra obvio, pero siento que yo puedo tratar de hacer algo distinto.

¿Fue un propósito empoderar la cultura homosexual también o se dio solo?

Todo lo que estoy haciendo ahora tiene que ver con empoderar la cultura homosexual. Creo saber lo que le gusta a la gente y por eso la importancia que le doy a la moda o a llevar casos a máximos niveles de explotación. Es lo que Beyoncé hace por la música negra, que es ser una exageración de lo que es ser negra y hacerlo tan bacán que a los otros les guste. Yo quiero hacer un contenido homosexual que sea tan grande y tan propio de sí mismo que el heterosexual diga "oh qué bacán" y eso tiene que ver con empoderar los clichés que hay detrás de esto. La gente siempre intenta arrancarse de los clichés pero llevarlos arriba tiene que ver con la naturalidad de esto.

¿Por qué la idea de empezar a trabajar temas de salud pública como el VIH?

El proyecto a propósito del VIH, es un proyecto que nace porque ni el Estado ni internet entregan información concreta sobre educación sexual y al menos a mí me hubiese gustado pillarme con esa información cuando más pequeño.

¿Qué más hace falta en el servicio público, además de la información?

Tengo amigos que han ido a consultas en donde los diagnostican y no tienen con quién hablar, a quién contarle nada, solo es un trámite para la institución y en ese sentido hace falta la contención psicológica y la información concreta, porque también tengo amigos que han sido diagnosticados y se juntan con otros amigos que viven con ello y entre palabras se traspasan la información que no necesariamente te dan en los centros de salud.  Pienso que es bueno visibilizar a las personas que han sido diagnosticados y que tienen una vida normal sin miedo a decirlo.

¿Y las personas irresponsables con el diagnóstico? ¿Cómo las expones?

En el capítulo de Mamones sobre el VIH el personaje es diagnosticado y vive una vida irresponsable que termina con consecuencias fatales. Eso causó un montón de rechazo por la “mirada negativa” con la que se tomó, pero así yo lo he visto: amigos que consumen drogas y tienen sexo desenfrenado y terminan haciendo crecer todo hasta tener esas consecuencias. Hay que visibilizar el cuidado y las formas de vivir con ello.

¿Es con un fin educativo a nivel estudiantil todo el trabajo que estás realizando?

Me parece importante que se pase en los colegios. En esa campaña tratamos de hablar de lo que ocurre después de la prevención. No hay mucha información sobre lo que pasa cuando te detectan VIH, entonces debemos normalizar el hecho de que se puede llevar una vida normal con cuidados y ese es el principal enfoque.

El 14 de septiembre Morales y todo su equipo de trabajo saldrán de la capital para el lanzamiento de la campaña sobre el VIH y llevarán toda la parafernalia en un roadtrip por la Ruta 5 Sur hasta llegar al Club Bimba de Valdivia, boliche escogido para la fiesta de primera exposición, que además de prometer mucho humor, música y videos de primera calidad, se espera que Francesc muestre al mundo su primer show drag. “Me lo estaban pidiendo demasiado”, aseguró.

Más información sobre El Mostrador

Braga Multimedia

 Ver más

Noticias

Noticias del día