viernes, 23 de octubre de 2020 Actualizado a las 19:19

BRAGA

Iona Rothfeld en el saque de costado: “Las mujeres que juegan al fútbol son feministas y luchadoras, en el minuto en que te paras en una cancha, te paras en una batalla”

por 15 julio, 2020

Iona Rothfeld en el saque de costado: “Las mujeres que juegan al fútbol son feministas y luchadoras, en el minuto en que te paras en una cancha, te paras en una batalla”
El Mostrador Braga conversó con Iona Rothfeld, futbolista y co-fundadora de ANJUFF sobre los desafíos que vive el fútbol femenino en contexto de pandemia, el rol de las dirigencias deportivas en el apoyo a estos planteles y sobre “Offside”, un documental que busca visibilizar la presencia de las mujeres en un deporte históricamente masculinizado.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Iona Rothfeld es futbolista, co-fundadora y directora de la ANJUFF (Asociación Nacional de Jugadoras de Fútbol Femenino) y hace exactamente un año fue testigo de la máxima cita del fútbol femenino en Francia 2019. Hoy, en un contexto muy diferente, se enfrenta al día a día como jugadora y dirigente deportiva en medio de la pandemia, lo que ha complicado las cosas para el deporte popular y aún sin fecha de regreso, las integrantes de ANJUFF tienen mucho que hacer con respecto a las perspectivas de género dentro y fuera de la cancha.

El deporte del balón es otro claro ejemplo de la precarización del rol de las mujeres en espacios culturalmente comprendidos como masculinos y es que su dirigencia está dejando bastante fuera de juego a las representantes de las ramas femeninas. Recordemos que el fútbol femenino no es reconocido como deporte profesional en Chile y justo en medio de esta crisis sanitaria esa tercerización se está haciendo sentir al interior de los planteles amateur. El Mostrador Braga conversó con Iona sobre los desafíos en lista, el tele entrenamiento y “Offside” un corto documental que reivindica su derecho de estar dentro “de un terreno de juego que no les corresponde”.

“Vivimos el fútbol de una manera difícil, incluso antes de estar en un club, cuando jugabas en el patio o en la plaza y no te dabas cuenta que eras la única mujer, pero te hacían saber que era raro, que ese no era tu lugar, “la niña hombre”, “la Juanita tres cocos” y así un sinfín de discriminaciones que van escalando, hasta encontrarte con doctores que te dicen que te lesionaste porque estabas jugando un deporte que no era de mujer o al comparar las condiciones que tiene una como seleccionada nacional, frente a los hombres en la selección nacional y así mismo en los clubes, entonces yo creo que las mujeres que juegan al fútbol son de por sí luchadoras, en el minuto en que te paras en una cancha, te paras en una batalla”, comenta la jugadora para comenzar esta entrevista.

La fiesta del fútbol: donde las invitaciones sólo alcanzan para hombres

El principal temor de las representantes de INJUFF durante esta pandemia, fue la amenaza latente de encontrarse siempre relegadas a un costado de la presencia masculina en este deporte, el que se profundiza en este contexto de crisis sanitaria. “Que el fútbol femenino sea dejado de lado, es como cavar una tumba para un deportista”, expresa Iona con preocupación, y continúa “porque si uno deja de entrenar y deja de estar en ritmo un par de meses, se pierde mucha condición física, se pierde toda la grupalidad, el aspecto psicológico y el concepto de equipo, esos son aspectos que se trabajan día a día en los entrenamientos, entonces nos daba mucho miedo que los clubes tomaran la opción de abandonar a los planteles femeninos”. Esta realidad se ha materializado en parte durante el último periodo.

Es por esto que desde la agrupación han hecho esfuerzos por mantener el contacto al interior de todas las ramas de mujeres de este deporte, realizando pesquisas que tienen como objetivo estar en conocimiento sobre el seguimiento que han realizado las dirigencias de los equipos que las representan, conocer las pautas de tele entrenamiento y nutrición que les han indicado seguir en algunos casos y si las han hecho parte en reuniones con dichas dirigencias. Ellas comprenden la situación sanitaria y están dispuestas a esperar el tiempo que sea necesario para regresar de forma segura a la cancha, sin embargo su rol fiscalizador ha tomado fuerza en este periodo, para evitar ser desprotegidas e invisibilizadas.

No es temor infundado, ya que “lo femenino ya estaba inmerso en este problema, venimos luchando contra esa precarización, contra los espacios y la valoración que no nos dan”, comenta Iona y esto se ha agudizado en los últimos días a propósito de un caso de abuso que se dio al interior del equipo técnico de plantel de mujeres de Palestino, en que la tercerización de la responsabilidad por parte de los dirigentes se hizo presente “el primer comunicado que sale del club palestino es desvinculándose de la responsabilidad porque la rama femenina trabaja independientemente y  eso te muestra todo lo que nosotros venimos diciendo, o sea no se hacen responsables de sus jugadoras. Creo que la pandemia  releva todas estas situaciones y hace que sean aún más precarias y aún más vulnerables”, dice.

¿Quién puede decir que en el fútbol no hay recursos?

La tercerización a la que hace referencia la lideresa de ANJUFF, nace desde los más altos mandos del fútbol profesional: “hay una dualidad súper particular dentro de la ANFP”, comenta para mostrar que la Asociación Nacional de Fútbol Profesional responde a los clubes, quienes como sociedades anónimas sólo se preocupan del producto que les da mejores réditos económicos, en este caso el fútbol masculino y esa es la razón por la cual históricamente el deporte rey ha perpetuado la segregación de género.

En este sentido,  las brechas de género no deberían existir “nosotras buscamos relevar la importancia de que una federación de fútbol tiene que desarrollar el deporte en sus dos ramas”, apunta y agrega que no existe fiscalización de paridad en este ámbito “las autoridades y los directores son reticentes a entender o aceptar que este espacio lo estamos tomando nosotras las mujeres porque es un espacio nuestro, no nos han apoyado porque no hay recursos (dicen), pero ¿quién te va a decir que en el fútbol no hay recursos? Si es probablemente uno de los deportes que más recursos tienen, está mal repartido y ahí tiene que haber un porcentaje igualitario que vaya al desarrollo del fútbol femenino, es una desventaja histórica”.

“Offside”, el documental: ¿Fuera de juego o posición adelantada?

Hace un año Iona Rothfeld, Elisa Torres y Grace Lazcano, se embarcaron hacia la fiesta mayor del fútbol internacional femenino que tuvo lugar en Francia y esta cita no pasó a la historia. Offside, es un corto documental estrenado a partir de esta experiencia, Iona como dirigente deportiva, Elisa en la audiovisual y Grace a cargo del relato periodístico, en conjunto  tomaron la posición adelantada y dieron un giro a este fuera de juego a través de un cortometraje que buscaba –en palabras de la jugadora- “visibilizar el trabajo que las mujeres llevamos desde distintas veredas, Elisa desde el cine y las artes y yo desde el fútbol y lo deportivo, pero hay un hilo conductor que es el mismo”.

No deja de llamar la atención la escasa cobertura periodística que tuvo este evento, que además fue paralelo a la celebración de Copa América, dejando en claro cuál fue la prioridad de los medios a la hora de dar cobertura a este deporte. “Sentíamos un poco el deber de dejar registro, de cómo se estaba viviendo y cómo se estaba sintiendo. Además, dentro del fútbol femenino, el mundial de Francia marca un hito histórico, es de los mundiales más vistos, rompe récord en cuanto a transmisión, a asistencia, participación tanto en redes sociales, como físicamente, entonces era un momento que había que registrar para evidenciar esa brecha que existe todavía”, dice Iona para concluir la experiencia capturada en Offside.

Las mujeres jugarán los 90 minutos a pesar de la pandemia

A pesar de la realidad desigual de las que hemos sido testigos en el desarrollo de esta entrevista, la dirigente de ANJUFF ve el futuro con optimismo “cuando se creó la asociación, no pensé que iba a avanzar como se avanzó porque habían muchas barreras, muchas puertas cerradas y hemos logrado mucho, yo creo que es en gran parte por el equipo de trabajo espectacular del que tengo la fortuna de ser parte, pero también se enmarcó mucho con el movimiento feminista y con el deseo de relevar este tipo de situaciones, discriminaciones y desigualdad y de atribuirles la responsabilidad a los entes correspondientes. Miramos con optimismo, pero no con un optimismo inocente, si no que con un optimismo que va a estar ahí presionando y luchando y siendo súper presente para tener un mejor camino de desarrollo”, expone.

Por el momento continuarán trabajando en su rol fiscalizador de los organismos a cargo del fútbol y concentradas en la preparación física, nutricional y psicológica que atañe a deportistas de alto rendimiento, lo que no ha estado exento de complejidades, “no es una readaptación fácil”, expone y explica “deberíamos entrenar de tres a cinco veces a la semana” y no ha sido fácil adaptarse a entrenar en ese ritmo “nosotras estamos acostumbradas a vernos, a entrenar en conjunto, a entrenar en la cacha y pasar de eso a entrenar en el patio –si es que una tiene- o en el living de la casa, es súper complejo, entrenar sola es súper complejo” y es que la cohesión de grupo es algo que las jugadoras extrañan y consideran importante para su desarrollo, pero el desaliento no las detiene y mantienen el objetivo claro “la mujer que se para en una cancha es una mujer feminista, porque es una mujer que espera y que lucha porque se le trate de igual que a cualquier persona que se pare en una cancha”, finalizó.

Más información sobre El Mostrador

Braga Multimedia

 Ver más

Noticias

Noticias del día