jueves, 29 de octubre de 2020 Actualizado a las 08:30

Yo opino

Brecha de Género: ¿Por qué no avanzar 10 años en los próximos meses?

por 8 octubre, 2020

Brecha de Género: ¿Por qué no avanzar 10 años en los próximos meses?
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Como país somos testigos de los graves efectos que está causando el COVID-19, donde uno de los aspectos más urgentes de abordar es el desempleo. Esta crisis ha perjudicado de manera preocupante en los avances de disminución de las brechas de género, impactado fuertemente a las mujeres más vulnerables. Estos son momentos difíciles, donde la reactivación económica debe incluir a las mujeres como eje central, para que como país logremos superar la crisis.

Según cifras entregadas por Instituto Nacional de Estadísticas (INE), la tasa de ocupación de las mujeres llegó a un 41,3% hasta julio de 2020, la peor cifra de la última década. Es decir, en pocos meses hemos retrocedido cerca de 10 años en materia de participación laboral femenina. Ahora la pregunta es ¿por qué no avanzar 10 años en los próximos meses?

Hoy, para las mujeres en situación de vulnerabilidad, no existen los incentivos para formalizarse, ya que pierden gran parte de los beneficios sociales. Sumado a esto, los empleos formales entregan muy poca flexibilidad y largas jornadas laborales, lo que genera una alta deserción entre las trabajadoras.

Hace pocos días, el Presidente Sebastián Piñera dio a conocer un nuevo subsidio al empleo, que busca fomentar nuevas contrataciones por parte de las empresas y reintegrar a los trabajadores suspendidos bajo la Ley de Protección del Empleo. Este plan presenta un incentivo especial para la contratación de mujeres, donde el subsidio llegará al 60% de la remuneración bruta mensual -con tope de $270 mil- si la persona contratada es mujer.

Desde Fundación Soymás, hemos visto cómo la precariedad de los trabajos y la gran informalidad que existe entre las trabajadoras es un tema crucial para trabajar a través de políticas públicas. Hoy, para las mujeres en situación de vulnerabilidad, no existen los incentivos para formalizarse, ya que pierden gran parte de los beneficios sociales. Sumado a esto, los empleos formales entregan muy poca flexibilidad y largas jornadas laborales, lo que genera una alta deserción entre las trabajadoras.

Creo que es aquí donde el emprendimiento entra con fuerza. Como país debemos fomentar y promover el emprendimiento, especialmente entre las mujeres. Este es un camino que les permitirá desplegar al máximo sus talentos y adaptar sus jornadas laborales a sus necesidades personales. Pero, para lograrlo, resulta imprescindible capacitar a quienes buscan emprender, para que cuenten con las herramientas necesarias para surgir. En Chile las mujeres quieren emprender, hace poco días finalizó el campeonato de emprendimiento Nada Nos Detiene La Pintana- organizado por el G100 junto a Fundación Soymás y otras organizaciones- recibimos más de 400 proyectos 88% de los participantes eran mujeres, un cifra que revela la fuerza emprendedora existente entre las chilenas.

No cabe la menor duda, que para salir de esta crisis debemos promover el emprendimiento, pero esta vez con una mirada de equidad de género.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Más información sobre El Mostrador

Braga Multimedia

 Ver más

Noticias

Noticias del día