jueves, 22 de octubre de 2020 Actualizado a las 03:18

BRAGA

La otra pandemia: la violencia contra las mujeres en África

por 18 octubre, 2020

DW
La otra pandemia: la violencia contra las mujeres en África

Créditos: DW

El número de casos de violencia sexual y feminicidio ha seguido aumentando en África durante la pandemia de COVID-19. ¿Es suficiente para que los que están en el poder abran los ojos o acaso el virus oculta el problema?
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La ONU lo llama la "pandemia en la sombra": la violencia, el abuso sexual y el asesinato de mujeres en África y en todo el mundo han aumentado en los últimos meses. Las razones de esto también se relacionan con la pandemia de coronavirus. Y mientras el COVID-19 sigue expandiéndose por África, el número de casos de violencia de género también está aumentando.

Más violencia sexual durante la pandemia

Liberia registró un aumento de 50% en la violencia de género en el primer semestre de este año. Entre enero y junio se denunció más de 600 casos de violación. En todo el año 2018 hubo 803 casos. En Nigeria, los casos de violencia sexual también aumentaron durante el toque de queda. En junio hubo dos casos que conmocionaron al país, en los que mujeres jóvenes fueron violadas y asesinadas.

En Kenya, los medios de comunicación locales informaron que casi 4.000 escolares quedaron embarazadas durante el cierre de las escuelas por la pandemia. En la mayoría de los casos se acusó que familiares o agentes de la policía las habían violado. En la República Centroafricana, un informe de la misión de la ONU (Minusca) documentó un aumento de casos. En comparación con el mismo período del año pasado, se produjo un 27% más de violaciones. Incluso, hubo un 69 % más de casos donde mujeres y niños resultaron heridos.

Nigeria | Protest nach VergewaltitungLos recientes casos de abuso de menores han dado lugar a protestas a nivel nacional en Nigeria.

La "pandemia en la sombra" no existe

"La situación ya era mala para las mujeres incluso antes del coronavirus. La pandemia solo ha levantado el velo de lo que no habíamos visto. La pandemia está ayudando a los gobiernos a abrir los ojos ante esta situación real", dijo a DW el miembro de la organización de derechos de la mujer Equality Now, Jean Paul Murunga.

En Sudáfrica, según las últimas estadísticas de la policía, una mujer es asesinada cada tres horas. Las autoridades sudafricanas habían registrado un aumento de la violencia contra las mujeres, especialmente durante el período de confinamiento del 27 de marzo al 16 de abril.

Muchas palabras, poca acción

En el estado nigeriano de Kaduna, quienes hayan sido condenados por violación a menores de 14 años pueden ser castrados. Tras las protestas, todos los gobernadores del país han declarado el estado de emergencia por violencia de género. Y en Malawi, el Tribunal Supremo ha ordenado a la policía que indemnice económicamente a 18 mujeres y niñas que fueron violadas y atacadas por funcionarios en un pueblo pequeño.

La camerunesa Kitty Chrys-Tayl se dirige a las autoridades con la campaña I Decided to Live. "El tema del sexismo debe ser abordado en las escuelas. Para esto se necesita voluntad política. Se trata del daño de la violencia de género y la cultura de la violación", afirmó la periodista.

Sin embargo, la lucha contra la violencia de género se ha llevado adelante hasta ahora con bastante vacilación. En algunos países, los gobiernos ya han creado organismos o emitido declaraciones contra la violencia de género, aunque rara vez los presupuestos gubernamentales incluyen dinero para medidas concretas.

Südafrika Protest gegen FrauengewaltSudáfrica tiene una de las tasas más altas de violencia contra las mujeres en el mundo. Aquí una protesta en 2019.

Papel secundario de la mujer

La causa de la violencia de género permanece intacta. "Los factores que impulsan la violencia de género son el alcohol y las drogas, pero el principal problema es la posición limitada de la mujer en la sociedad", explicó Lesley Ann Foster, presidenta de la organización de derechos de la mujer Masimanyane Women's Rights International, en Sudáfrica.

Durante la pandemia de coronavirus, las mujeres están también a la merced de sus parejas durante los toques de queda. La prohibición del alcohol, que estaba vigente temporalmente en Sudáfrica, ha dado lugar a una reducción de los casos de violación denunciados, pero esto también podría estar relacionado con un deterioro de las oportunidades de denuncia.

"Las normas y estándares sociales son tan débiles que las mujeres simplemente son asesinadas, violadas, golpeadas y desechadas. El país no se ocupa suficientemente bien de esto y no ejerce presión suficiente para trabajar en pro de la igualdad de género en este país. No hay suficiente respeto por la dignidad de las mujeres, por sus vidas, por su seguridad y protección", concluyó Foster.

Acuñación patriarcal

Murunga también lo cree. "Históricamente, varios países africanos son patriarcales. Durante mucho tiempo las mujeres y las niñas no fueron consideradas iguales a los hombres. Así que los temas que afectan a las mujeres y las niñas tardan más en ponerse sobre la mesa", expresa.

Mientras los gobiernos estén formados únicamente por hombres, la violencia sexual contra las mujeres seguirá siendo una "pandemia en la sombra". Lo que se necesita ahora, agrega Murunga, es que haya más mujeres en los gobiernos de África que eleven sus voces por las mujeres de África.

DW

Más información sobre El Mostrador

Braga Multimedia

 Ver más

Noticias

Noticias del día