Publicidad
De la calle a la galería. Cinco leyendas del graffitti se gradúan y exponen a lo grande en reconocida sala de arte “5 Trazos” estará hasta el 2 de abril en Sala de Arte CCU

De la calle a la galería. Cinco leyendas del graffitti se gradúan y exponen a lo grande en reconocida sala de arte

Publicidad
Marco Fajardo Caballero
Por : Marco Fajardo Caballero Periodista de ciencia, cultura y medio ambiente de El Mostrador
Ver Más

La muestra reúne el trabajo de cinco talentos del grafiti nacional: José Yutronic (“Alme”), Diego Roa (“Zewok”), Ricardo Céspedes (“Dric”), Roberto Cristi (“888”) y Miguel Sarif Chacoff (“Cn6”). Según los organizadores, son trabajos realistas oníricos o figurativos, que dan cuenta de su apreciación de la comunidad en que están insertos, como también de la realidad nacional e internacional.


El graffitti se pone pantalones grandes: desde el jueves pasado y hasta el 2 de abril, cinco talentos del arte urbano presentarán sus obras en la Sala de Arte CCU. Los artistas tuvieron el desafío de trabajar en otro tipo de soportes, como lienzos y esculturas, e intervinieron el interior y exterior de este espacio artístico con una colorida y nutrida exposición, según los organizadores.

La muestra “Cinco Trazos, Experiencias de Arte Urbano” reúne el trabajo de leyendas como José Yutronic (“Alme”), Diego Roa (“Zewok”), Ricardo Céspedes (“Dric”), Roberto Cristi (“888”) y Miguel Sarif Chacoff (“Cn6”) y puede verse gratuitamente en avenida Vitacura 2680 (Metro Tobalaba).

Sus obras reflejan sus estilos de vida y su visión de ésta. Según los responsables de la sala, son trabajos realistas oníricos o figurativos, que dan cuenta de su apreciación de la comunidad en que están insertos, como también de la realidad nacional e internacional.

CincoTrazos 3853

Maduros

Estos artistas no son unos desconocidos en el mundo del street art, al contrario. Según León Calquín, el “albacea” del graffitti chileno, se trata de creadores de larga experiencia en nuestro país y el extranjero, que además cuentan con trabajos reproducidos en libros y revistas.

“Hoy ya maduros son considerados para exponer en una sala importante de nuestra capital”, dice orgulloso el hombre que lleva cuatro décadas retratando este arte urbano. “De alguna manera están trazado un camino a seguir, con mucha seriedad. Y todo eso se reconoce”.

Calquín distingue ésta exposición de otras por el gran formato de las obras y “la hermandad colectiva de sus autores”. Además, al intervenir un muro en el exterior de la sala, “nos demuestran su no olvido a la raíz urbana del movimiento”.

Acerca el arte a la gente

Felipe Forteza, de CCU, explica que el origen de la muestra está en la idea de acerca el arte a la gente. “También creemos en la pertinencia de mostrar que ocurre en materias artísticas en nuestra sociedad”, señala.

“En los últimos tiempos hemos ido apreciando como artistas como Inti (Castro) han podido desarrollar su visión del mundo a través de este tipo de pintura”, agrega. “Asimismo, creemos que hay mucho talento en la calle, por lo que quisimos invitar a un grupo de graffiteros a mostrar sus habilidades, con la particularidad que genera una sala de exposiciones y por medio de formatos como lienzos y esculturas, que son menos conocidos por la comunidad en este tipo de artistas”.

CincoTrazos 3850

Para Forteza estos artistas representan a lo mejor del graffitti. “Sus obras hablan por sí solas”, reflexiona. “Son expresivas y su factura rigurosa. Buscamos artistas que tuvieran la flexibilidad y ánimo de aceptar nuestro desafío, generando obras en el exterior e interior de la Sala de Arte CCU, y estos creadores cumplían con esa necesidad, unida a la pasión y creatividad que se aprecia en sus trabajos”.

Privilegios

Los artistas, en tanto, se muestran más que satisfechos con su participación. Pero, ¿qué significa para ellos como artistas exponer en una sala reconocida como CCU?

Para “Dric”, que participa con algunas esculturas de madera ensamblada de pino y roble, por ejemplo, estar en este espacio es simplemente “un privilegio y satisfacción  personal”.

“Es una buena vitrina para llegar a otro público, quizás uno más alejado de lo que es el arte callejero”, señala por su lado “Alme”.

“Es interesante llegar a un gran espacio como la Sala de Arte de CCU que tiene un cierto orden, un orden que en la calle es  muy difícil de encontrar o prácticamente no existe, un salón blanco, puro,  y cargarlo con nuestro trabajo de una forma más ordenada a como por lo general enfrentamos un muro”, afirma.

“Alme” participan con cuatro cuadros y un graffitti sobre madera. “Tres de los cuadros son una serie titulada ‘Amarra Primera, Segunda y Tercera’. Son técnicas mixtas  donde los colores, animales, formas, líneas y textos tratan de relatar una suerte de historia basada en el personaje principal de cada cuadro”, dice.

CincoTrazos 3780

“También expongo la tercera parte de la ‘Distorsión del tiempo’, la que es parte de una serie de cuadros que pinto cada dos años sobre el amor y el paso del tiempo”, cuenta. “En esta oportunidad no fue necesario elegir obras para exponer, ya que fueron realizadas para esta muestra. Necesitaba lograr algo con fuerza, lleno de colores y detalles, algo con mucho movimiento, como lo es mi graffitti”.

Sólo el principio

“Me da alegría saber que el arte urbano en Chile se está considerando en galerías grandes a nivel nacional”, coincide “Cn6”, para quien esto es sólo el principio de un nuevo canal para mostrar arte urbano en espacios nuevos en Chile.

Este artista participa con una serie llamada “Sueño más que duermo”, compuesta de siete cuadros, planteada como obra completa “que abarca todos los estilos que uso con la lata de spray a través de una historia de color y su relación con elementos de luz. La idea nace como los altos contraste pueden lograr un equilibrio”.

Para “888”, esta muestra es un reconocimiento y una valoración de su trabajo, y también la oportunidad de mostrar sus obras a otro público.

“Los dos cuadros que estoy exponiendo, ‘Kemet’ y ‘Anima mundi’, los pinté especialmente para esta exposición”, cuenta. “Hablan de la alquimia como espiritualidad y filosofía, de una visión del mundo y del hombre”.

“Es súper diferente trabajar en una sala de arte, a diferencia del arte que hacemos público”, admite “Zewok, que participó con las únicas obras que tiene en cuadro”. “De cualquier forma es toda una experiencia”, agrega.

“Esta muestra es básicamente reflejo de un proceso de años de búsqueda y que se vio traducido en una serie de cinco piezas y un mural en conjunto del grupo de artistas”, analiza.

grafitti

Reconocimiento del graffitti

La muestra, sin duda, refleja el reconocimiento que vive actualmente el graffitti en el establishment.  Para “Dric”, esto se debe a que este arte “es fresco y siempre innovador”.

“El reconocimiento a las intervenciones callejeras en el mundo ya no sorprende”, analiza Calquín. “Los jóvenes llevaron libremente su ‘arte’ a la calle, se ganaron los espacios con sacrificio, y lo principal, llegaron al corazón de la gente”, explica. “Son muchas más las puertas que se tienen que abrir. Sus mensajes deben ser leídos con mucho respeto”, pide.

“El graffitti es una expresión artística de gran valor”, concede Forteza. “Una forma de sentir el pulso de lo que ocurre actualmente en la sociedad, de transmitir valores y necesidades”, señala, aunque distingue entre aquellos graffiteros “que aportan al espacio urbano y los que sus objetivos son opuestos a eso”.

escultura 1“La verdad es que no es algo totalmente nuevo este reconocimiento, el graffitti siempre ha estado con un pie adentro y otro afuera”, reflexiona “Alme”. “’Samo’ o ‘Basquiat’, como se le conoce más, logró entrar a galerías y vender sus trabajos, eso fue en los 80 y era un grafitero… a lo que voy es que siempre ha existido una inquietud por lo que ocurre en la calle y es que la ciudad es de todos y a todos nos afecta”.

“Creo que el hecho de que hoy por hoy se le dé más importancia o sea reconocido como una expresión artística válida se debe a que las generaciones que comenzaron en el graffitti a los 15 años hoy tienen cerca de los 40, tienen capacidad de gestión, pueden elaborar proyectos como festivales, exposiciones o encuentros y elevar el nivel, abriendo una ventana para que aquellos que siempre fueron ajenos al graffitti y lo puedan apreciar”, dice.

“Hoy en día se hacen festivales de graffitti como ‘Pow Wow Hawaii’, ‘Kosmopolite’ o ‘City Leaks’, donde es imposible mantenerse indiferente si tu ciudad se comienza a tapizar de murales de 10 metros de alto… el graffitti en Chile está madurando, tiene contenido, una intención”.

«Cn6″, en tanto, recuerda que el graffitti lleva muchísimos años ya establecido como una expresión de arte contemporáneo y su validez se puede ver desde los 80 en galerías y subastas en Nueva York o París.

“Pero más allá del valor agregado del graffitti, es gratificante ver cómo hoy se puede vivir y viajar pintando, que es lo que uno le gusta hacer, y al final lo que empezó como un hobby pintando con tus amigos ya se convierte en tu trabajo”, celebra. “Eso es lo que a todos nos da esa motivación de seguir avanzando”, analiza.

Para “888”, se trata de un proceso lógico, dado a que este arte urbano ya ha sido reconocido como algo innovador y de buena calidad estética por la gente que transita en la calle, y eso de forma masiva e internacionalmente.

“Además en todos los países del mundo existen grafiteros y de un nivel artístico alto. Además de eso muchas galerías chicas se han especializado en muestras de street art, por lo tanto el siguiente paso es el reconocimiento de esta calidad artística de parte del establisment”.

“Creo que el traspaso de la escritura entre diferentes generaciones de artistas a nivel mundial da pie para lo que estamos viviendo hoy “, concluye “Zewok”, sin dejar de mencionar el peso de los medios masivos así como “el gusto de la gente por el arte y que existe en la calle de cualquier ciudad”.

“Vivimos un mundo que ha sido testigo de una evolución artística, sea consciente o no de ello”, sentencia. “El arte en general es una manera de expresión transversal y auténtica, lo cual en estos tiempos es súper necesario entre todo el imaginario cotidiano que se nos presenta como lo ‘real’».

 

Publicidad

Tendencias