lunes, 15 de agosto de 2022 Actualizado a las 22:02

La obra se estrena el 27 de marzo en la Carpa Azul del Cerro Barón

Cultura - El Mostrador

Con la técnica del "payaso vagabundo", obra recoge dura realidad de personas en situación de calle

por 23 marzo, 2015

Con la técnica del «payaso vagabundo», obra recoge dura realidad de personas en situación de calle
Por medio de la técnica del payaso Tramp, o vagabundo, además de un largo proceso de observación e investigación de personas que viven en la calle, los responsables de este trabajo llevan al popular payaso Chumbeque a protagonizar la historia de un payaso en situación de calle, incorporando, además, al lenguaje escénico elementos de la música popular campesina. "Harapos" es un relato que colinda con el humor negro, propio de una tragicomedia, donde un payaso vagabundo está buscando permanentemente la muerte.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Se trata de Harapos, a propósito de la sociedad del payaso indigente , obra creada por el  colectivo de Circo y Teatro Urgente Delirio y Chumbeque Creaciones, en donde relatan los sinsabores  de un payaso en situación de calle que  sueña y añora su pasado lleno de luces y espectáculo.

Por medio de la  técnica del payaso Tramp, o vagabundo, además de un largo proceso de observación e investigación de personas que viven en la calle, los responsables de este trabajo llevan al popular payaso Chumbeque a protagonizar la historia de un payaso en situación de calle, incorporando, además, al lenguaje escénico elementos de la música popular campesina.

Gonzalo Díaz, actor a cargo de interpretar a este payaso, cuenta que durante mucho tiempo le llamó la atención la gente que vivía en la calle, planteándose la pregunta ¿por qué viven de esa forma? En la búsqueda de esa respuesta comenzó un proceso de observación  de personas en situación de calle.

“Me di cuenta que  muchos de ellos lo hacen por decisión propia. Paralelamente comencé a observar cómo se movían, porque muchos de ellos sufren de alcoholismo, o están locos, como que viven en otro mundo, por lo tanto su manera de plantearse frente a la vida y a lo cotidiano es distinto. Tienen una kinésica distinta, por ejemplo si hay una banda tocando en la calle, ellos bailan sin problema, mientras el resto escuchamos sentados. Por otra parte, el  payaso también es un ser de libertad. En ambos no hay prejuicios, hay más libertad”.

Díaz, explica que su personaje es un payaso "que se toma sus copetes, está medio loco y arrastra una pena porque se quedó sin circo” .

Harapos es un relato que colinda con el humor negro, propio de una tragicomedia, donde un payaso vagabundo está buscando permanentemente la muerte.  “Quiere acabar de una vez con esa pena, pero como no puede hacerlo solo, pide ayuda al público y ahí surgen muchas situaciones absurdas”, señala Díaz.

Reconocimiento de una  tradición

payaso2

El payaso vagabundo aparece en escena en los  años 30’s, luego de la crisis económica en Estados Unidos. Se caracteriza por ser un personaje con muy mala suerte por lo cual está sumido en la miseria. De los más reconocidos está Emmetty Kelly, Otto Griebling y el exponente más famoso es Charlot, personaje creado y popularizado en la pantalla grande por Charles Chaplin.

En Harapos esta técnica se mezcla con la música popular de origen campesino. Soledad Torres, directora del montaje explica que el objetivo de este trabajo tiene la finalidad de reconocer la historia del circo popular en Chile, por eso está presente la sonoridad del canto popular en décimas, la cueca y el canto a lo poeta, expresiones que generalmente se presentaban en las largas liturgias de carpas de circo en Chile” cuenta.

La cercanía con el canto popular, por parte de Gonzalo Díaz, tiene que ver con una tradición de familia. “Mi abuela era cantora popular en el sur, en Chimbarongo. Siempre tuve la inquietud de  incluir en mi trabajo de payaso el canto popular de la zona central. Y en este caso resultó que este payaso comenzó a comunicarse con décimas, rescatando toda esa cultura y tradición que yo tenía guardada desde que era chico”.

 La gira

El recorrido por distintas comunas de la región se iniciará este sábado 27 de marzo a las 20:00 horas en la Carpa Azul, ubicada en Cerro Barón en el marco del ciclo Circo Elevado a Cuatro, organizado por la compañía Circo Pacheco-Kaulen y Hnos, cuyo objetivo es compartir con el público la experiencia de artistas que han desarrollado un proceso creativo a  partir de la investigación de las disciplinas circenses.

De esta forma, junto a la obra se presentará el dúo de músico-teatral, Los Similares, quienes con un repertorio compuesto por cuecas, vals y boleros busca rememorar los años dorados de la joya del pacífico.

La jornada se cerrará con la presentación del documental El Parra menos Parra, de Jorge Cantoni, trabajo audio visual que relata la historia de vida de Oscar Parra Sandoval, hermano menor de la primera generación del clan Parra, que  ha dedicado toda su vida al circo y al canto.



Luego de esta presentación será el turno de la comuna de El Quisco, el 18 de abril en el marco de la celebración de las artes circenses en la comuna, en la oportunidad esta compañía también desarrollará talleres de iniciación de payasos y trapecio abiertas al  público.

El 9 y 10 de mayo “Harapos” se presentará en la localidad de Santa María en la comuna de San Felipe.

El 11 de mayo está fijada una función para los reos de la Cárcel de Valparaíso. A propósito del día Nacional del Teatro, Andrés Pérez y el Gran Circo Teatro.

El 16 de mayo la obra se presentará  Colegio Artístico Gronemeyer de Quilpué.  En este establecimiento además Gonzalo Díaz (Chumbeque)  impartirá un taller, dedicado a los estudiantes del establecimiento, de iniciación al payaso que tendrá una duración  de cinco días.

Desde el 11 y 12  de junio “HARAPOS” arribará en el Parque Cultural de Valparaíso.

Y desde el 8 al 11 de ese mismo mes, Gonzalo Díaz realizará el seminario  “El Payaso en Escena”  a las 18.00 horas.

En Julio será el turno de las comunas de Viña de Mar, Quillota, Cabildo y Quintero y la Isla Juan Fernández donde todo el equipo realizará una residencia socio cultural  de 10 días que incluirá talleres, funciones, y conversatorios con la comunidad isleña.

Síguenos en El Mostrador Google News



Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV