domingo, 9 de agosto de 2020 Actualizado a las 22:01

Lanzan crowfounding para recabar 4 mil dólares y financiar la última parte de la película

Cultura - El Mostrador

Cineasta busca fondos para encarar en documental a su tía Adriana: la torturadora y secretaria del jefe de la DINA

por 29 mayo, 2015

Luego de 3 años de investigación, entrevistas, grabaciones, y mucha información sobre el caso específico que involucra a Adriana Rivas, alias La Chani, su sobrina Lissete Orozco tiene prácticamente listo el documental Sin chapa, Adriana, una película en la que la cineasta busca revelar un secreto familiar confrontando un oscuro pasado que su tía le ofreció contar.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

En todas las familias existen secretos, y la de Lissete Orozco no es la excepción. Cuando era niña tuvo una ídola, su tía Adriana. La imitaba, al punto de caminar y reír como ella. Pero hace un tiempo, un secreto familiar se destapó y la hizo caer del pedestal. Su tía, que viajaba continuamente con regalos de Australia a Chile, era nada menos que "La Chani", una de las mujeres predilectas de la DINA, miembro de la Brigada Lautaro y secretaria personal de Manuel Contreras.

"Ella trabajó para la policía secreta de de Pinochet, cuando yo ni siquiera nacía. Hoy ella está prófuga de la justicia, acusada de secuestro y asesinato. Decidí involucrarme en su pasado para poder conocerla realmente, para luego emprender un viaje y enfrentarla en el lugar en que se encuentra escondida", sostiene decidida Liss.

Luego de 3 años de investigación, entrevistas y grabaciones, y mucha información sobre el caso específico que involucra a Adriana Rivas, su sobrina tiene prácticamente listo el documental Sin chapa, Adriana. Falta, sin embargo, lo esencial. Pararse frente a ella, cámara en mano, y afrontar la realidad y su oscuro pasado que su tía le ofreció contar.

adrianaDINA1

Después de haber pertenecido a la DINA, Rivas se radicó en Australia en 1978. En 2006 la secretaria de Contreras regresó a Chile y fue detenida por su participación en el Caso Conferencia, una operación de la DINA contra la dirección clandestina del Partido Comunista en 1976. Procesada en febrero de 2007 por su participación como integrante de la Brigada Lautaro en la muerte del dirigente Víctor Díaz, estuvo casi tres meses detenida. Cuando se le otorgó la libertad condicional, pero con orden de arraigo, se fugó vía Argentina con destino Australia, lugar donde se encuentra en la actualidad.

Para llevar a cabo la última parte del documental, la realizadora nacional ha lanzado una campaña de crowfounding para recaudar los fondos que le permitan financiar el viaje a Australia y enfrentar a su tía, sin secretos.

El equipo realizador considera este viaje fundamental para que las víctimas de los Derechos Humanos obtengan información relevante. Será la primera vez que una ex agente de la DINA responda frente a una cámara preguntas directas y que llevan años sin respuesta. En el ámbito personal de la directora, este viaje también será concluyente con respecto a la relación con su familiar.

Los USD 4,000 que se necesitan son para cubrir los pasajes y manutención de la directora del documental y del director de fotografía.

En los fundamentos de la campaña, el equipo realizador - entre los que se encuentra Melissa Miranda, montajista de El Vals de los Inútiles- explica que el valor que tiene Sin chapa, Adriana para el colaborador del crowfounding es que lo lleva directamente a ser un apoyo de causas sociales. "El caso de Adriana Rivas ha sido tema en medios nacionales e internacionales. Mientras en Australia organizan protestas en su contra, en Chile piden su extradición. Apoyar este documental y el viaje de la directora a enfrentar a su tía puede significar un cambio en Chile. Una vez terminado el objetivo es generar discusión, instalar el tema de los Derechos Humanos en los medios y mostrar una historia que no se han contado nunca en Chile", señalan.

En una entrevista difundida por la radio australiana SBS, con ocasión del 40 aniversario del Golpe, Adriana Rivas defendió la tortura como método para extraer información y consideró aquellos años como los mejores de su juventud. En la entrevista, Rivas indicó que las torturas durante la dictadura eran "un secreto a voces" y las calificó de técnica "necesaria para quebrantar a la gente".

Al ser consultada sobre el paradero de los más de 1.000 detenidos-desaparecidos contestó que es algo que nunca se sabrá: "Si está muerto, está muerto. ¿Dónde están? No se sabe".

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV