lunes, 19 de abril de 2021 Actualizado a las 22:05

Cultura - El Mostrador

SACO5: "En Tránsito", la obra de la artista chilena que muestra el lado más sensible y femenino de las emigrantes

por 27 agosto, 2016

SACO5: “En Tránsito”, la obra de la artista chilena que muestra el lado más sensible y femenino de las emigrantes
Acostumbrada a emigrar de un lugar a otro, Paula encontró en ciertos objetos domésticos el reflejo de ese hogar que se intenta armar cada vez que se abandona un sitio para habitar otro nuevo. “Las mujeres, sobre todo, tenemos la tendencia a armar un hogar unificado en cualquier parte, pero cuando emigras esa construcción es sumamente frágil”, expresa.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Varitas de aluminio, plástico y almohadas de género. Así le dio vida la artista chilena Paula Quintela a la obra En Tránsito, que fue presentada en la Semana de Arte Contemporáneo SACO5, en la ciudad de Antofagasta.
A plena luz del día, en la mitad del Muelle Histórico de Antofagasta, se puede ver lo que a simple vista parece un invernadero, con la diferencia de que, en vez de haber plantas en su interior, hay almohadas con una serie de imágenes, entre ellas cafeteras, tijeras, peluches, abridor de botellas, copas, etc.

“El invernadero es una metáfora de la vida del emigrante. En los invernaderos se encuentran plantas que necesitan de un ambiente controlado para poder crecer, porque vienen de otro lugar, vivían en otras condiciones: es una planta importada de una zona exótica. Y, cuando tu emigras, eres eso, esa planta que ha sido transportada a una nueva casa que es muy parecida a un invernadero”, reflexiona la artista.

Detalle de la obra de Paula Quintela en Saco5

Detalle de la obra de Paula Quintela en Saco5

Dicho invernadero, que evoca la forma de una casa común y corriente, se caracteriza por su transparencia y levedad, lo cual, según la artista, “es un reflejo del hogar que uno, con desesperación, intenta construir cuando recién ha emigrado…Es sumamente frágil”. Asimismo, la obra se proyecta más allá de la simple belleza estética, ya que también apunta a desarrollar un lenguaje conceptual que, a partir de los objetos domésticos que incluye el invernadero, logre un pacto de identificación con todo aquel que haya sentido la experiencia de la emigración.

“Al emigrar, tratas de buscar alguna señal, algún objeto de pertenencia, porque te vas sin nada y vas a un lugar desconocido, un lugar que no te vio crecer, entonces sobre todo las mujeres, que tenemos la tendencia a armar un hogar unido en cualquier parte, nos llevamos ciertos objetos, esas pequeñas cosas domésticas que estaban en tu casa, lo que te rodeaba y lo que te vio crecer. Son cosas que están en cualquier hogar, de modo que cualquier persona se puede sentir identificada”, dice.

La artista Paula Quintela junto a la obra "En tránsito". Todas las fotos gentileza Saco5

La artista Paula Quintela junto a la obra "En tránsito". Todas las fotos gentileza Saco5

Dagmara Wyskiel, directora de SACO5, conoció a Paula en Antofagasta, donde ambas han vivido. Con respecto a la obra, considera que es una mirada profundamente femenina sobre el fenómeno de la emigración. “Desde que vi los primeros bosquejos entendí para dónde iba la obra: por qué estaba esa silla, esa cafetera, etc. Son cosas que las mujeres nos llevamos en cada proceso de emigración”, comenta.
Por su parte, Paula comparte esa postura, diciendo que “las mujeres pasan mucho más tiempo en la casa y, finalmente, es la que está a cargo de hacer ese nido, que en el caso de mi obra presenta puros objetos utilitarios, domésticos”, explica.

Paula, quien considera que Chile sigue siendo su hogar, también vive la experiencia de sentirse extranjera en su propia patria, especialmente cuando se trata de enfrentar algunas costumbres. “En Australia son todos iguales, pero acá, por ejemplo, cuando yo veo el trato de mis hermanas con sus nanas, me pierdo, porque para mí ella es una igual y yo me siento con ella a comer en la mesa”.
En Tránsito lleva su nombre por eso: porque después de emigrar, la mujer cambia, al igual que los códigos que maneja, de modo que al volver al país de origen ya no eres la misma persona. “Vas a estar siempre en tránsito”, concluye Paula.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV