viernes, 12 de agosto de 2022 Actualizado a las 20:48

Entrevista a Ciro Guerra, director del elogiado filme

Cultura - El Mostrador

"El abrazo de la Serpiente", la obra maestra que ha sido comparada con "Apocalypsis Now" y "La misión"

por 5 septiembre, 2016

«El abrazo de la Serpiente», la obra maestra que ha sido comparada con «Apocalypsis Now» y «La misión»
EL realizador, que será uno de los invitados estelares del Festival de Cine de Viña del Mar, que parte este martes, confiesa a El Mostrador que "no queríamos hacer la historia que se ha contado siempre sobre el Amazonas, donde es el blanco aventurero el protagonista. Queríamos darle la vuelta, dándole protagonismo y contando el punto de vista de los indígenas".
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Un invitado de lujo tendrá el 49 Festival Internacional de Cine de Viña del Mar 2016, que comienza este martes y se extiende hasta el sábado.

Este año el país invitado será Colombia, debido a que este cine se ha destacado en el último tiempo en los principales certámenes del mundo. Al festival asistirá un grupo importantísimo de directores, actrices y productores de Colombia, con el cineasta Ciro Guerra (Río de Oro, 1981) como destacado.

Guerra es postulante al Oscar 2016, Mejor Película de habla no inglesa, con El abrazo de la serpiente (2015). La galardonada cinta ha recibido numerosos premios, tales como Mejor Película en Sanfic 2016, Mejor Película en el Festival de Mar del Plata, Mejor Película Iberoamericana en los Premios Ariel, 4 Premios Fénix: Mejor Director, Fotografía, Música Original y Sonido, Mejor Música Original y Mejor Montaje en el Festival de la Habana, Mejor Película en el Festival de Lima y 8 nominaciones, incluyendo Mejor Película y Mejor Dirección en los premios Platino, entre otros.

serpiente3

La cinta narra dos historias, ocurridas en 1910 y 1940, durante la Fiebre del Caucho, ambas protagonizadas por Karamakate, un chamán amazónico y último superviviente de su tribu, que acompaña a dos científicos, el alemán Theodor Koch-Grünberg y el estadounidense Richard Evans Schultes, en busca del yakruna, una planta sagrada difícil de conseguir.

“Ciro Guerra es un cineasta joven, comprometido con temas profundos de identidad, historia y de riqueza de su territorio, a través de un lenguaje fascinante, cautivador y monumental”, comenta Claudio Pereira, director artístico del festival.

La película de 125 minutos se exhibirá a las 21:45 y 23:45 del jueves 8 de septiembre en la sala 3 del Cinemark del Mall Marina Arauco (Av. Libertad 1348, Local 301).

serpienteafiche

Una historia diferente

La película, una coproducción de Colombia, Argentina y Venezuela, se inspira en los viajes de dos exploradores que recorrieron la Amazonía colombiana cuando el territorio aún era inexplorable, a inicios del siglo XX.

"Leyendo sobre esos viajes me encontré con una historia muy potente y me pareció muy impresionante que no hubiera sido contada", comenta Guerra. "Siempre soñé con hacer una película en el Amazonas, es un territorio del que los colombianos conocemos muy poco, a pesar de que es casi la mitad del país", agrega.

"Pero no queríamos hacer la historia que se ha contado siempre sobre el Amazonas, donde es el blanco aventurero el protagonista. Queríamos darle la vuelta, dándole protagonismo y contando el punto de vista de los indígenas", explica.

serpiente1

Fueron siete semanas de rodaje en la selva, en los departamentos de Vaupés y Guainía, en el noroeste amazónico. Pero todo el proceso de la película en total tomó cinco años, resalta Guerra, que antes filmó largometrajes como La sombra del caminante (2004), que cuenta la historia de un hombre sin una pierna que busca trabajo en las calles de Bogotá, y Los viajes del viento, sobre un cantante de vallenato, además de un documental y tres cortos.

Lugar real, indígenas de verdad

En su trabajo, Guerra fue obsesivo para trabajar en locaciones reales, con personas de la región, cuidando hasta el más mínimo detalle. Esto hizo que el rodaje fuera exigente, y aún más tomando en cuenta las complicaciones que implica rodar en la selva amazónica.

"Nos acercamos al lugar con mucho respeto y guiados por las comunidades que han vivido allí siempre, escuchando y aprendiendo", relata. "Esto hizo que la naturaleza fuera nuestra aliada y nos permitiera rodar, de lo contrario podría haber sido una pesadilla. Pero fue una experiencia hermosa para todos los que participamos", señala.

serpiente2



Otro de los desafíos fue filmar en los idiomas locales, dado que los indígenas lo son realmente, como el ticuna Yauenkü Migue o el huitoto Nilbio Torres. "Hicimos un trabajo muy profundo para explicarles lo que era el cine y a su vez ellos enriquecieron el guión con su visión y su experiencia", dijo.

"Por otro lado, invitamos a un par de actores extranjeros con mucho ímpetu y muy valientes, que aceptaron el reto, no solo de venir a Colombia, sino de entregarse a una película en idioma indígena", agregó, en alusión a intérpretes como el belga Jan Bijvoet, el estadounidense Brionne Davis, además del venezolano Luigi Sciamanna.

En blanco y negro

Otro de los elementos de la cinta, sin duda, es su filmación en blanco y negro. Guerra se inspiró en las imágenes que tomaron los exploradores.serpiente6

"Eran grandes placas fotográficas, casi daguerrotipos", explica. "En esas imágenes el Amazonas era totalmente diferente al que tenemos en mente. Estaba desprovisto de exotismo, de exuberancia", algo lógico pensando que la selva está llena de color.

"Estando allí, entendí que no iba a ser posible representar de una forma fiel el color de la Amazonía. Es un color que tiene muchos significados para las comunidades nativas. Para lo que nosotros denominamos verde, ellos tienen 50 palabras diferentes", detalla.

El cineasta piensa que al representarlo en blanco y negro podía activar la imaginación del espectador. "Y esa Amazonía imaginada será sin duda más real que la podíamos haber filmado", sostiene.

serpiente5

La realidad y la vida son la fuente de inspiración de este artista de apenas 35 años.

"Cada vez más siento que el cine contemporáneo gira demasiado sobre el cine en sí mismo, y eso es algo de lo que me quiero alejar", afirma. "Creo que es necesario que las películas se alimenten de la vida más que del cine", concluye.

Síguenos en El Mostrador Google News

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV