jueves, 27 de febrero de 2020 Actualizado a las 03:16

Cultura+Ciudad

Cultura - El Mostrador

Violencia de las detenciones ciudadanas llega a Cannes en cortometraje "Rapaz"

por 19 abril, 2018

Violencia de las detenciones ciudadanas llega a Cannes en cortometraje “Rapaz”
Felipe Gálvez, cineasta chileno egresado de la FUC (Argentina) estrenará su nuevo cortometraje "Rapaz" en La Semana de la Crítica de Cannes, la única cinta latinoamericana seleccionada en esta sección del festival europeo. Allí, el realizador local retrata con crudeza una detención ciudadana, ritual colectivo que se ha vuelto común dentro de Chile, donde un grupo de transeúntes capturan a un ladrón callejero y lo torturan antes de que llegue la policía.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Registrada como si fuera grabada desde un celular, Rapaz resulta una mordaz crítica a la sociedad chilena, invitando a reflexionar sobre la violencia y los comportamientos humanos en situaciones límite, con un elenco compuesto por figuras como Roberto Farías (El Club, Neruda, No), Andrew Bargsted (Nunca vas a estar solo) y Ernesto Meléndez (Las Plantas), y tras la producción de Giancarlo Nasi, de Quijote Films, y Fernando Bascuñán de Productora Planta.

- Llama la atención el encuadre vertical utilizado en el cortometraje, como si fuera grabada desde un celular. ¿Desde donde viene esa propuesta?

Hace tiempo descubrí una página en Youtube que se llama “Detenciones Ciudadanas 2.0”, y hay registro de más de 100 detenciones ciudadanas en Chile, y lo que pasa es que casi todos los videos son verticales, grabados con la cámara del celular. De hecho, los diálogos del cortometraje también están inspirados de esos videos, me senté a ver y a anotar situaciones, casi todo lo que se dice en el corte viene de esa referencia y me pareció que también había que respetar el formato vertical.

Y pensando en el formato vertical, también decidí hacerlo así para hablar sobre la sociedad actual, que a pesar de que aparenta ser horizontal, en realidad es cada vez más vertical. Es un mundo con racismo, clasismo… la imagen imperante es la vertical, la de historias de instagram, de snapchat. Al final en el cortometraje el ladrón roba un teléfono; Rapaz es un corto sobre teléfonos celulares, lo mucho que nos importan, la manera en que constituyen la visualidad de nuestra vida. Es la imagen que predomina hoy; es vertical.

Todas las imágenes gentileza de Quijote Films

- Este cortometraje recuerda a la película El ladrón de Bicicletas de Vittorio de Sica ¿es efectivamente un referente para ti?

De hecho está muy inspirado en esa película. Al principio yo quería que robara una bicicleta. Es interesante la comparación, porque hace 70 años la gente defiende al ladrón, dice “no puedes probar que él robó”, pero hoy al parecer es todo lo contrario. La gente no necesita pruebas, se asume que eres el ladrón por tu color, por la forma en que te vistes.

Película "El ladrón de bicicletas"

- ¿Cómo surge el interés de llevar la realidad de esas detenciones ciudadanas a la pantalla?

Es que es muy fuerte ver estas noticias y pensar que eso ocurre en la vida real. Hay algo de voyerista, al principio uno no lo puede creer, pero si comienzas a leer los comentarios que hay en los videos de internet, la mayoría son a favor! Yo me comencé a hacer preguntas. Creo que esa situación habla mucho de nuestra sociedad, de lo que está pasando en Chile. Un país en donde la gente quiere que vuelva la pena de muerte, por ejemplo.

La gente está muy enojada con lo que pasa en el Sename (Servicio Nacional de Menores), pero si encuentran a ese mismo menor de edad en la calle robando, prácticamente lo matan. Hay una violencia muy cruda y verdadera en una detención ciudadana, y quería llevar esa violencia a la pantalla, proponer una reflexión sobre lo que está pasando.

 - ¿Ya has tenido experiencias con público?

Sí, hice la prueba de mostrarlo en un colegio y la reacción de los adolescentes era impactante. La mayoría estaba de acuerdo con romperle las manos al delincuente, incluso viendo la violencia en la pantalla seguían de acuerdo con golpear al ladrón. Por eso es importante para mi hacer este cortometraje, de alguna manera yo me siento una minoría en este aspecto y quiero compartir mi punto de vista.

Si bien yo y mis cercanos estamos en contra de las detenciones ciudadanas, hay que estar conscientes de que somos una minoría; cuando ocurre una situación como esta en la calle, y se activan estos mecanismos, estos discursos, esta violencia, es claro que los que estamos en contra somos menos. Esto es un cortometraje para la era Trump.

Todas las imágenes gentileza de Quijote Films

- Parece curioso que un hecho tan chileno sea seleccionado en Cannes. ¿Crees que hay una universalidad en los discursos y los valores que están en crisis en el mundo?

Totalmente. Tiene que ver con Trump en Estados Unidos, con los inmigrantes en Europa, creo que el ciudadano común está muy rabioso y muy racista. Esta sociedad vertical es un fenómeno global, el mundo se ha dirigido hacia ese lugar, hay gente que se siente superior en todas partes. Si bien la situación es bien chilena, creo que alcanza a todos los espectadores del mundo.

Por otro lado, es un cortometraje muy sensorial, involucra a quien lo ve de una manera visceral, es como si estuviera entremedio de la situación viviendo de cerca esa violencia. En ese sentido es también sensacionalista, apela a la emoción y la manera en que uno se relaciona con la escena es como estar grabando con tu propio celular, ser un caza noticias.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV