martes, 19 de noviembre de 2019 Actualizado a las 18:25

CULTURA

Cultura - El Mostrador

Científicos chilenos advierten que resistencia microbiana a los antibióticos retrasaría la medicina al Siglo XIX

por 13 noviembre, 2018

Científicos chilenos advierten que resistencia microbiana a los antibióticos retrasaría la medicina al Siglo XIX
Este miércoles 14 de noviembre se inaugura en Chile el Núcleo Milenio para la Investigación Colaborativa en Resistencia Antimicrobiana (MICROB-R) en el auditorio de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), en el marco de la semana mundial de la concientización del uso de los antibióticos.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La resistencia antimicrobiana es considerada un desafío sanitario prioritario por la Organización Mundial de la Salud (OMS). La Unión Europea y Estados Unidos, a la vanguardia en la materia, declaran que entre 23 mil y 35 mil personas mueren anualmente en sus hospitales por infecciones con microorganismos que sobreviven a los antibióticos convencionales.

En Chile el primer centro de investigación en resistencia antimicrobiana, dirigido por José Munita, académico de la Facultad de Medicina Clínica Alemana de la Universidad del Desarrollo, junto a un equipo multidisciplinario de expertos de las universidades Andrés Bello, Católica de Valparaíso y de la Universidad de Concepción, estudiarán por qué las bacterias son capaces de resistir la acción de los antibióticos, cómo prevenir su aparición y buscarán estrategias para ayudar a personas infectadas con bacterias resistentes. Dicho centro será posible gracias financiamiento otorgado por la Iniciativa Científica Milenio, del Ministerio de Economía, Fomento y Turismo.

“Básicamente si no contamos con antimicrobianos efectivos, la medicina moderna estaría retrocediendo al Siglo XIX. No podríamos realizar cirugías, trasplantes o, simplemente, volveríamos a ser testigos de cómo infecciones que hoy consideramos fácilmente tratables, por ejemplo la neumonía, se convertirán nuevamente en enfermedades con altísima mortalidad. Hay estimaciones serias que pronostican que al 2050 morirá más gente de infecciones por bacterias resistentes que de cáncer”

La necesidad de datos fidedignos

“Necesitamos generar datos fidedignos de la realidad local para dimensionar la magnitud del problema. Actualmente no existe información en el país, sabemos que el problema existe porque lo vemos a diario en nuestros hospitales, pero desconocemos su frecuencia global” señala Munita, Médico especialista en Enfermedades Infecciosas, quien agrega “junto con registrar el fenómeno, podremos analizar cómo surgen y qué determina que ciertas bacterias resistentes se propaguen en nuestro territorio”.

Si bien este es un problema que surgió años atrás en los hospitales, causado principalmente por la gran demanda y uso de antibióticos, hoy podemos encontrar bacterias resistentes en personas, en la comunidad, en los animales, en el agua y en el medio ambiente en general.

“Ahí radica la necesidad de contar con un Centro de Investigación de excelencia formado por profesionales que se aproximen al problema desde distintas perspectivas. Somos médicos, veterinarios, científicos de investigación básica y clínica, expertos en epidemiología, evolución bacteriana y modelamiento matemático intentando responder interrogantes a las que hoy no existen respuestas”, cuenta Andrea Moreno, Veterinaria y PhD en Microbiología y Seguridad Alimentaria por la Universidad de Cornell, Estados Unidos y académica de la Universidad Andrés Bello.

Peligro cercano por las bacterias

Entre los principales objetivos del Núcleo Milenio para la Investigación Colaborativa en Resistencia Antimicrobiana (MICROB-R) está poder generar información de punta que permita al Estado de Chile establecer políticas públicas que apunten a disminuir el impacto de la resistencia en nuestro sistema de salud.

Moreno señala que abordar el desafío de manera coordinada entre los diferentes actores es primordial, “básicamente si no contamos con antimicrobianos efectivos, la medicina moderna estaría retrocediendo al Siglo XIX. No podríamos realizar cirugías, trasplantes o, simplemente, volveríamos a ser testigos de cómo infecciones que hoy consideramos fácilmente tratables, por ejemplo la neumonía, se convertirán nuevamente en enfermedades con altísima mortalidad. Hay estimaciones serias que pronostican que al 2050 morirá más gente de infecciones por bacterias resistentes que de cáncer”.

“Contar con un Centro Milenio nos permitirá desarrollar investigación de excelencia destinada a mejorar nuestra comprensión de la resistencia bacteriana, lo que es una gran noticia para el país. Hay mucho por conocer y buena parte de la información que obtengamos irá destinada directamente a evitar muertes en nuestros hospitales”, finaliza José Munita.

 

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV