sábado, 7 de diciembre de 2019 Actualizado a las 12:26

CULTURA

Cultura - El Mostrador

“El español no es una lengua extranjera en Estados Unidos”

por 21 marzo, 2019

DW
“El español no es una lengua extranjera en Estados Unidos”
Eso dijo a DW Jorge Covarrubias, de la Academia Norteamericana de la Lengua Española. Pero también: “Trump ha demostrado una gran hispanofobia”, aseguran desde la asociación.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Eso dijo a DW Jorge Covarrubias, de la Academia Norteamericana de la Lengua Española. Pero también: “Trump ha demostrado una gran hispanofobia”, aseguran desde la asociación.

El español se viene con todo. Su fuerza numérica es arrolladora. Y esto vale muy especialmente para Estados Unidos, que ya se ha convertido en el segundo país hispanohablante del planeta, con 58 millones de personas que hablan la lengua de Cervantes.

Por si fuera poco, las proyecciones indican que para el año 2050 Estados Unidos se habrá convertido en la primera nación hispanohablante del globo, con 100 millones de personas.

Sin embargo, y más allá de los números a su favor, el español no la tiene fácil en EE. UU., mucho menos bajo la presidencia de Donald Trump.

"Este presidente ha demostrado una gran hispanofobia”, sostiene al respecto Luis Alberto Ambroggio, presidente de la delegación de Washington de la Academia Norteamericana de la Lengua Española, en diálogo con DW.

"Ha habido una política de ignorar la historia y la cultura hispanas”, amplía Ambroggio, argentino, residente en Estados Unidos desde hace más de cinco décadas. "Pero la realidad es que el incremento de la población hispana, y de su influencia política, social y económica, ya no puede ser desconocida ni tergiversada”, concluye, optimista.

"El español no es una lengua extranjera en Estados Unidos”, resume, por su parte, a DW Jorge Covarrubias, secretario general de la Academia Norteamericana de la Lengua Española, instituación creada en Nueva York hace más de 45 años, y hoy plenamente integrada a la Asociación de Academias de la Lengua Española.

Porque "love" no es lo mismo que amor

Y esto bien lo testimonian los autores que en suelo estadounidense eligen escribir en español, porque no se trata de traducir sino de tocar fibras íntimas, esas que muchas veces solo hablan la lengua madre.

"A mí love no me suena lo mismo que amor”, se sincera Luis Alberto Ambroggio. Y trae a colación los siguientes versos de su autoría:

"Vida, para entenderme tienes que saber español, hacerlo la sangre de tu alma, porque si uso palabras diferentes para expresar los mismos sentimientos, no sé si, de hecho, permanezco la misma persona”.

Literatura del exilio

Existen, además, ciertas temáticas comunes en la literatura hispana en EE. UU., "como la nostalgia por el territorio que se dejó, el deseo de regresar, las primeras experiencias migratorias en el nuevo lugar que se habita, las diferencias culturales y de lenguas, el desamparo o los sueños truncos”, explicó a DW Jorge Covarrubias.

"Hay textos narrativos que hacen uso de "hispanounidismos”, palabras transculturadas del inglés, porque la experiencia se vivió en inglés pero se cuenta de esa manera en español”, agrega.

Efectivamente, el panorama del español de Estados Unidos tiene sus peculiaridades: existe una multiplicidad de naciones con sus variedades de expresión; está, además la población bilingüe español-inglés, y de hecho, también, el spanglish -variedad lingüística en la que se mezclan elementos de las lenguas española e inglesa-. A todo lo cual se suman quienes aprenden el idioma como lengua extranjera: el español es en la actualidad el idioma más estudiado en EEUU en todos los niveles de enseñanza.

La clave de la tercera generación

Con todo, existe una preocupación en torno al futuro de la lengua española en EE. UU., y tiene que ver con lo que los lingüistas denominan "el patrón de las tres generaciones”, según el cual, la primera generación que emigra habla el idioma, la segunda es bilingüe, y la tercera lentamente lo va perdiendo.

De hecho, en la actualidad, menos del 50 por ciento de los hispanos de tercera generación conserva el dominio de la lengua, y un 70 por ciento no la considera un atributo prioritario.

Ciertamente, las lenguas están vivas y en movimiento. Las atraviesan factores políticos, económicos y sociales. El derrotero del español en Estados Unidos tiene final abierto.

DW

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

Mon Laferte

Envíada por Pietro Sferrazza T | 7 diciembre, 2019

Cartas al Director

Noticias del día

TV