viernes, 22 de noviembre de 2019 Actualizado a las 13:27

CULTURA

Cultura - El Mostrador

Eugenio Cruz Vargas, el pintor y poeta en la memoria de Chile

por 2 octubre, 2019

Eugenio Cruz Vargas, el pintor y poeta en la memoria de Chile
Fallecido en 2014, su obra pictórica se desarrolló en el paisajismo naturalista clásico y terminó en la abstracción parcial y total, mientras sus poemarios se basaron bajo el concepto del surrealismo y desembocaron en el creacionismo literario. Este miércoles se cumple un nuevo aniversario de su nacimiento.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Este miércoles se cumple un nuevo aniversario del nacimiento del poeta y pintor surrealista chileno Eugenio Cruz Vargas (Santiago, 1923), fallecido en 2014.

Su obra pictórica se desarrolló en el paisajismo naturalista clásico y terminó en la abstracción parcial y total, mientras sus poemarios se basaron bajo el concepto del surrealismo y desembocaron en el creacionismo literario, como escribió en este diario Blanca Molina.

Entre 1986 y 2008 realizó cuatro exposiciones individuales, mientras como poeta publicó los libros "La única vez que miento" (Editorial Universitaria, 1978), "Cielo" (Editorial Nascimento, 1980) y "De lo terrenal a lo espacial" (Estrella Verde Ediciones, 2010).

Algunas de sus obras pueden encontrarse hoy en lugares tan disímiles como la Corporación Cultural de Providencia, la sede de BancoEstado y el aeropuerto Arturo Merino Benítez.

"Puerto de San Antonio"

Descendiente de Andrés Bello

El pintor fue hijo de padre agricultor-viticultor y de madre literaria (María Vargas Bello), nieto del pionero de la crítica literaria chilena Pedro Nolasco Cruz Vergara y tataranieto del insigne humanista americano Andrés Bello. Fue el tercero de seis hermanos.

A temprana edad fueron visibles sus aptitudes artísticas, orientadas, junto a sus estudios, bajo la rigurosa disciplina de los profesores del Colegio San Ignacio, de Santiago. Sin embargo, al terminar su educación, responsabilidades familiares le impidieron continuar su vocación, según recuerda un sitio del Museo Nacional de Bellas Artes.

En 1946 se incorporó a la actividad publicitaria nacional de post guerra, en el área inmobiliaria, como forma de mantenerse en un medio laboral de exigente creatividad. En los años 1970 viajó a Europa y Estados Unidos en actividades vinculadas a la producción cinematográfica nacional.

Durante una prolongada permanencia en París asistió a cursos libres de Historia del Arte en la École du Louvre, "donde adquirió una visión amplia de la pintura clásica, rica experiencia convertida en el impulso conductor que le permitiría posteriormente, como autodidacta, desarrollar en plenitud sus capacidades artísticas y literarias", según astistasvisualeschilenos.cl.

Dedicado al arte

Sin embargo, en un giro de su vida, y buscando el contacto con la naturaleza, a inicios de los años 1980 se radicó en el sur de Chile donde dispuso del tiempo y la tranquilidad para dedicar los últimos 30 años de su existencia a la pintura y la poesía.

El resultado fue un trabajo tangible en más de 300 cuadros de mediano y gran formato y la publicación de tres libros de poemas.

“Escribe con colores y pinta con palabras”, fue una de las cosas que se dijo de su obra, luego de su última exposición en el 2008.

Al final de su vida, Cruz Vargas se abocó al campo de la escultura. Logró terminar tres obras de gran tamaño en materiales reciclados de acero y cobre antes de fallecer, que se encuentran en el parque privado de su familia ubicado en la localidad de Olmué, en la Región de Valparaíso.

"Potrero en Melipilla".

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV