martes, 27 de octubre de 2020 Actualizado a las 14:55

CULTURA

Cultura - El Mostrador

Mauricio Celedón: "El teatro no puede cerrar los ojos frente a lo que está pasando"

por 30 enero, 2020

Mauricio Celedón: “El teatro no puede cerrar los ojos frente a lo que está pasando”
Aterrizó en Santiago justo para el 18 de octubre. Ese día en el centro cultural GAM iba a ver "La pérgola de las flores" y la calle se empezó a llenar de gente. Como en Francia –donde vive hace muchos años– no se hablaba de la tensión que se había acumulado en los días previos, llegó a Chile totalmente desinformado. "Creo que en el fondo hay un estallido mundial. Yo lo he vivido en Francia con los Chalecos Amarillos, durante un año entero, una fuerza pública opuesta al neoliberalismo, a Macron, y cuyas brasas siguen", agregó.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Como por una de esas coincidencias mágicas de la vida, Mauricio Celedón –uno de los emblemas del teatro chileno, discípulo de Marcel Marceau y que residente en Francia hace años– aterrizó en Santiago justo el 18 de octubre. Un "día maravilloso", dijo.

Celedón venía a Chile a participar en una serie de actividades culturales en la Plaza de Renca, como talleres murales y de poesía, además de teatro con grupos como La Patogallina y La Patriótico Interesante y una Fiesta de la Primavera –en coordinación el alcalde Claudio Castro–, que iban a realizarse los días siguientes. Si bien las actividades se vieron afectadas por el estallido social, finalmente sí se concretaron, aunque un tanto distintas.

Ver a los militares en la calle fue un déjà vu para Celedón, que lo retrotrajo por momentos al año 1973, al golpe de Estado, cuando tenía 16 años.

"Ojalá en Chile puedan surgir nuevos líderes, pero con un liderazgo hacia una equidad. Supuestamente somos un oasis y debiéramos tener el financiamiento para una salud y educación de calidad, porque este país es tan caro como París. No puede ser que la gente se endeude para estudiar, pero también para comer, teniendo toda la riqueza que hay, especialmente la humana", dijo Celedón.

Celedón contó que ese 18 de octubre tenía cita a las 18:00 horas en el centro cultural GAM, para ver "La pérgola de las flores". Empezó a ver gente en la calle y como en Francia no se hablaba de la tensión que se había acumulado los días previos, llegó a Chile totalmente desinformado. Ese mismo día, una de las actrices del elenco de la obra fue baleada en plena Alameda, María Paz Grandjean.  "Creo que en el fondo hay un estallido mundial. Yo lo he vivido en Francia con los Chalecos Amarillos, durante un año entero, una fuerza pública opuesta al neoliberalismo, a Macron, y cuyas brasas siguen", agregó.

El artista relató que en Chile ha visto "mucha violencia, como en Francia. Hay un pedido social, la gente dice 'estamos cansados', lo dicen los muros. Hay un cansancio de haber aguantado mucho tiempo una manera de funcionar que va llevando a una explosión para tratar de cambiar las cosas. El problema es que han pasado los meses y nada ha cambiado".

Admitió que ve como un avance el plebiscito del 26 de abril y la posibilidad de cambiar la Constitución, "pero lo espérabamos desde la época de (Patricio) Aylwin", aunque reconoció que esta Carta Magna fue "muy bien pensada para que ciertos cambios no fueran posibles".

En el caso de Renca, el contacto con la municipalidad había surgido tras una gira de Celedón con la intendencia, en el marco de la campaña "Santiago es mío".

Las actividades en Renca se concretaron, aunque con dificultad: había problemas de transporte y cualquier aglomeración era mirada con temor, especialmente por los carabineros instalados al lado de la municipalidad, lo que llevó a más de algún intercambio de piedras y perdigones. A pesar de eso, se repletó de gente, lo que para Celedón  "habla muy bien de Chile, de que la cultura siga adelante a pesar de todo. No se trabajó de la manera óptima prevista, pero sí con muy buenos resultados".

El 3 de noviembre, por ejemplo, se realizó el pasacalle "Renca despertó", con el cual se les rindió homenaje a las cinco víctimas locales del estallido. En la incendiada bodega Kayser de dicha comuna murieron Manuel Jesús Muga Cardemil (59), Andrés Felipe Ponce Ponce (38), Yoshua Patricio Osorio Arias (17) y Julián Marcelo Pérez Sánchez (51). "El teatro no podría enceguecerse frente a lo ocurrido. Al ser social, el teatro no puede cerrar los ojos, sobre todo en la calle", sentenció el artista.

Realizó un taller gratuito del Teatro del Silencio, con cupos agotados, el 17 de noviembre, en el Estadio Municipal de Renca. Es que en las actuales circunstancias, para Celedón el papel del artista es ser un portavoz y "el artista que no refleja la realidad que está mirando, la está negando".

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV