martes, 4 de agosto de 2020 Actualizado a las 04:30

CULTURA|CIENCIA

Cultura - El Mostrador

Indígenas de Sudamérica y polinesios cruzaron su ADN antes de la llegada de europeos

por 10 julio, 2020

DW
Indígenas de Sudamérica y polinesios cruzaron su ADN antes de la llegada de europeos
Arqueólogos e historiadores han debatido durante décadas la posibilidad de que indígenas americanos e isleños del Pacífico se cruzaran en ese periodo.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Indígenas de Sudámerica y polinesios salvaron las miles de millas náuticas que les separaban alrededor del año 1.200, como lo demuestra el ADN presente en poblaciones de hoy en día, reveló un estudio científico.

Se desconoce no obstante si fueron los pueblos de lo que hoy en día es Colombia y Ecuador quienes navegaron hasta las pequeñas islas de la Polinesia en el Pacífico, o si fueron los polinesios quienes hicieron el viaje de ida y vuelta a Sudamérica.

Pero lo que es seguro, según el estudio publicado este miércoles (08.07.2020) en Nature, es que el encuentro tuvo lugar varios siglos antes de que los europeos desembarcaran en ambas regiones y que el Nuevo Mundo dejó su huella en el ADN de la población de la Polinesia francesa.

Datos genéticos de indígenas vivos

Para llevar a cabo la investigación, Alexander Ioannidis, de la Universidad de Stanford en Estados Unidos, y un equipo de científicos internacionales reunieron datos genéticos de más de 800 habitantes indígenas vivos de Colombia y la Polinesia Francesa, realizando amplios análisis genéticos para encontrar señales de ascendencia común.

Los resultados se publican en la revista Nature y en el estudio participan también investigadores del Centro de Investigación de Estudios Avanzados de México.

Hasta ahora, los defensores de la interacción entre los nativos americanos y los polinesios argumentaban que existían elementos culturales comunes, como una palabra similar utilizada para un alimento básico agrícola compartido, que insinuaban que las dos poblaciones se habían mezclado antes de que los europeos se establecieran en Sudamérica.

Y es que la batata, que originalmente fue domesticada en América del Sur y Central, también ha sido conocida por crecer en Oceanía, incluyendo la Polinesia.

"La batata es nativa de América, pero también se encuentra en islas a miles de kilómetros de distancia", detalla Ioannidis, quien añade que, "además, la palabra 'camote' en las lenguas polinesias parece estar relacionada con la palabra utilizada en las lenguas indígenas americanas en los Andes".

DW

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV