viernes, 28 de enero de 2022 Actualizado a las 02:36

CULTURA|OPINIÓN

Autor Imagen

"Sabemos como vamos a morir" de Paco Ignacio Taibo II, la historia del levantamiento de los jóvenes resistentes judíos en el Gueto de Varsovia

El escritor mexicano, de narrativa negra de dilatada trayectoria, ha escrito un libro que nos expone a uno de los momentos históricos más complejos: cuando hubo que escoger entre morir resistiendo y luchando al nazismo genocida, en lugar de entregarse a la maquinaria de matanza industrializada en los campos de la muerte.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Esta crónica ágil y vibrante –llevada por la pluma del narrador mexicano Paco Ignacio Taibo II- nos relata la historia del levantamiento de los jóvenes resistentes judíos en el Gueto de Varsovia.

Es un libro que nos devuelve a la historia reciente, la misma que tenemos tendencia a olvidar. Es preciso luchar contra el olvido, porque esa amnesia nos puede conducir a la repetición de circunstancias horrorosas, como el ascenso del nazismo en Alemania y la secuela genocida desatada en todo el mundo.

La máquina de exterminio contra judíos, comunistas, gitanos, homosexuales, Testigos de Jehová, y toda clase de opositores fue brutal. Todos los días varios trenes partieron durante muchos años para alimentar con su carga humana los hornos crematorios de los campos de muerte y exterminio como Auschwitz o Treblinka. Los nazis aseveraban que se trataba de campos de trabajo donde los prisioneros llevarían una existencia digna de trabajo. Sin embargo, allí solo los esperaba la muerte industrializada en las cámaras de gases. El procesamiento de ropas, zapatos, dientes de oro, cabellos. Tal es la marca del holocausto desatado por la “solución final” del Tercer Reich.

Paco Ignacio Taibo reconstruye este estremecedor capítulo del Holocausto en este libro. Vamos conociendo el conjunto de hechos que condujeron por la senda de la rebelión a un grupo de rebeldes, en su mayoría jóvenes judíos, muchos de ellos adolescentes.

Las mentiras de los nazis y su acción brutal lograron someter a la mayoría de los judíos encerrados en el Gueto de Varsovia. Poco a poco la manipulación, la amenaza y la superchería lograron vencer las resistencias de la mayoría de los prisioneros del Gueto, incluso a convertirlos en eficaces colaboracionistas. Incluso en policías encargados de reprimir, vigilar y delatar a su propio pueblo. A esta iniquidad puede llegarse en una situación de abuso, cuando este es soportado con la finalidad de continuar con una existencia cada vez más precaria. Esta actitud pasiva llevó a la muerte a millones de seres humanos. Excepto a un grupo que decidió luchar hasta la muerte contra los opresores nazis, los peores monstruos que se pueda imaginar.

“No hemos podido elegir la manera de vivir, pero ahora decidiremos cómo vamos a morir” expresa en el joven dirigente Mordejái Anilevich una carta fechada el 23 de abril de 1943. De ese modo anunciaba que esos grupos rebeldes iban a enfrentar una maquinaria militar que superaba cien a uno sus fuerzas, más cifradas en la voluntad que en la disposición de armas o entrenamiento para utilizarlas.

El Tercer Reich invadió Polonia el 1 de septiembre de 1939 y ahí comenzó una tenebrosa pesadilla que estremeció a la humanidad por casi seis años más. En octubre de 1940 anunció la constitución del Gheto de Varsovia, a cuya zona deberían trasladarse casi 200.000 judíos (y desplazar de allí a 140.000 polacos). Se creó un Consejo Judío (Judenrat) controlado por los nazis y se formó una policía judía colaboracionista y corrupta. Así se constituyó esta gigantesca cárcel bajo una matriz represiva violenta, brutal y homicida.

Desde los momentos previos al gueto, se impuso entre la población judía la convicción de que no debía alentarse ninguna forma de resistencia para evitar las posibles represalias. Eso implicaba negar la realidad del antisemitismo nazi y su voluntad criminal expresada desde sus albores.

La mayor perversidad del nazismo fue utilizar a las propias víctimas para controlar a las otras víctimas. El Consejo Judío decretó que los periódicos clandestinos cesaran sus publicaciones. Es decir, los responsables no son los asesinos, sino quienes los provocan. Así lo expresa una dirigente de un futuro grupo de combate: “la población judía no siempre nos aceptaba, pensaba que llevábamos riesgo a sus vidas”. El veneno de la serpiente.

"Una resistencia imposible: la historia del levantamiento del gueto de Varsovia". Este es el subtítulo de este libro que pone la memoria de los horrores del nazismo. Una historia que consagra el derecho a la rebelión en tiempos de imperio del máximo terror. Paco Ignacio Taibo II, escritor mexicano de narrativa negra de dilatada trayectoria, ha escrito un libro que nos expone a uno de los momentos históricos más complejos: cuando hubo que escoger entre morir resistiendo y luchando al nazismo genocida, en lugar de entregarse a la maquinaria de matanza industrializada en los campos de la muerte.

Ficha técnica
Sabemos cómo vamos a morir
Paco Ignacio Taibo II
Ed. Planeta, 2021, 182 pp.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV