viernes, 15 de enero de 2021 Actualizado a las 12:49

MERCADOS

Nuevo choque por “40 horas”: oposición en picada contra la recomendación de la mesa técnica de suspender el proyecto

por 16 diciembre, 2019

Nuevo choque por “40 horas”: oposición en picada contra la recomendación de la mesa técnica de suspender el proyecto
El informe de 42 páginas -que fue entregado este fin de semana al Presidente Sebastián Piñera- señala que "atendido el delicado contexto económico del país y sus proyecciones en materia de crecimiento y desempleo para los próximos trimestres", la mayoría de los miembros recomienda que se suspenda temporalmente la tramitación del proyecto de ley que está en el Senado tras la aprobación en la Cámara de Diputados. "Están buscando excusas", dijeron las diputadas comunistas Karol Cariola y Camila Vallejo, quienes apuntaron que bajo el argumento del momento económico "no podríamos avanzar" en ningún proyecto de este tipo. En la Cámara Alta, la jefa de bancada de los senadores DC, Yasna Provoste, aclaró que es en el Parlamento donde se debe discutir la iniciativa y no en un “cuarto cerrado” como la mesa técnica formada por el Gobierno.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Desde la oposición reaccionaron con molestia tras la recomendación de la mesa técnica del Ejecutivo que sugirió suspender la tramitación de proyecto que busca reducir la jornada laboral de 45 a 40 horas semanales, a raíz de la situación de estallido social que vive el país.

El informe de 42 páginas -que fue entregado este fin de semana al Presidente Sebastián Piñera- sostiene que "atendido el delicado contexto económico del país y sus proyecciones en materia de crecimiento y desempleo para los próximos trimestres", la mayoría de los miembros recomienda que se suspenda temporalmente la tramitación del proyecto de ley que se encuentra en el Senado tras su aprobación en la Cámara de Diputados.

"La experiencia internacional sugiere que reducciones de jornada que se producen en situaciones de desempleo alto tienden a producir bajas en el empleo de las personas con las consecuentes pérdidas del ingreso. Esto es además importante desde una mirada de la calidad de vida y salud mental de las personas, ya que un determinante importante es justamente las oportunidades de tener empleo", agrega el documento.

La mesa técnica encargada de analizar la reducción de la jornada de trabajo está conformada por los economistas Andrea Repetto, Rodrigo Valdés, Rodrigo Vergara, Vittorio Corbo y José de Gregorio; los abogados Carmen Domínguez, Marcelo Albornoz, Osvaldo Andrade y Carlos Boada. El subsecretario del Trabajo, Fernando Arab, fue el secretario técnico de la instancia.

“Están buscando excusas”

Para la diputada comunista Camila Vallejo, el argumento del equipo de expertos "no nos sorprende", señalando que apelando al contexto económico "no podríamos avanzar" en ningún proyecto de este tipo.

“Lo que ha ocurrido cuando se rebaja la jornada laboral en los países donde se ha hecho es generar mayor empleo porque lo que ocurre es que se abren nuevos espacios de trabajo", indicó.

Vallejo insistió en que “siempre se utiliza la excusa del contexto económico para no avanzar en derechos sociales fundamentales y nuevamente se nos quiere imponer eso, pero es un argumento ya fracasado. Ya la gente entiende que para mejorar el progreso económico se requiere dignidad laboral, se requieren buenas condiciones laborales”.

Por su parte, la diputada Karol Cariola sostuvo que desde el Gobierno "están buscando excusas para no dar respuesta a la ciudadanía en relación a sus demandas”, y añadió que “es bien lamentable que un grupo de expertos vuelva a plantear la necesidad de postergar una discusión que es precisamente una de las demandas que ha planteado la ciudadanía. Cuando nosotros partimos con este debate era exactamente el mismo argumento”.

En este contexto, Vallejo hizo un llamado a los senadores señalando que es "imperativo" que se discuta el proyecto, respondiendo al "mandato para nosotros los congresistas que lo está estableciendo el pueblo en su conjunto, que es la exigencia de dignidad y el contexto económico no puede ser nuevamente una excusa para no avanzar".
Desde el Senado, la jefa de bancada DC, Yasna Provoste, señaló que espera que el proyecto “prontamente sea Ley de la República” y agregó que es en el Parlamento donde se debe discutir la iniciativa, no en un “cuarto cerrado”.

“Quienes tienen una opinión y la han expresado, como es el panel de expertos, lo debiesen plantear al parlamento, al Senado, donde las sesiones son públicas, televisadas y la gente puede escuchar los argumentos y los fundamentos”, dijo.

Según la parlamentaria, “el Senado ya recibió el proyecto que busca legislar respecto de las 40 horas para las trabajadoras y trabajadores en nuestro país.  Y es en el Senado donde esperamos perfeccionar esta norma legislativa.  Es más, la presidenta de la comisión de Trabajo ya ha dispuesto un proceso de audiencia para escuchar a distintos expertos”.

Además, Provoste indicó que esperan que “la preocupación que el Ejecutivo ha expresado en materia de desempleo parta mirando sus propias acciones, porque hoy día este gobierno es el que ha generado un conjunto de desempleo arbitrarios, más bien persecuciones, a funcionarios que han tenido renovación de sus contratos por más de una década”.

De igual manera, la representante DC le pidió “consistencia al Gobierno”. Y que si están preocupados por el empleo. No sean ellos mismos los principales causantes del desempleo de funcionarios públicos en este país”.

Con gradualidad

Con todo, el grupo transversal considera dentro de sus recomendaciones reducir la jornada laboral a 40 horas de forma gradual, de manera que el mundo laboral pueda adaptarse a la nueva jornada, tomando los efectos negativos que ello podría traer, como una baja de empleos y salarios.

La mayoría de los integrantes de la mesa está a favor de que esa gradualidad se aplique en un plazo de cinco años sin distinguir el tamaño de las empresas, para lo cual se proponen dos fórmulas: una gradualidad escalonada en la que se baje de 45 a 42 horas semanales promedio la jornada laboral a partir del tercer año, y de 42 a 40 a partir de quinto año. La otra opción es hacerlo sin escalonamientos, reduciendo las horas de trabajo cinco años después de la entrada en vigencia de la nueva ley.

Otra de las propuestas tiene que ver con limitar la duración de la jornada de trabajo, que ésta no supere las 10 horas diarias y que se trabajen como máximo, 6 días a la semana.

En cuanto al momento correcto para empezar a aplicar una reducción de la jornada, las opiniones del grupo están divididas. Algunos creen que es necesaria una instancia gubernamental en la que participen organizaciones de trabajadores y empresariales "que analice las condiciones económicas y sociales que deban ser consideradas para su efectiva aplicación". Otros optan más bien a que se haga un análisis de ciertos parámetros, como la tasa de desempleo y crecimiento que permitan iniciar el proceso de reducción de la jornada.

 

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV