viernes, 30 de octubre de 2020 Actualizado a las 20:15

OPINIÓN

Autor Imagen

Obligados a sumar

por 17 octubre, 2020

Obligados a sumar
En noviembre, recibimos a Perú y luego viajamos a Venezuela. Por lo tanto, para seguir en carrera, a lo menos debemos obtener cuatro puntos y el ideal serían seis. Obviamente, de no sumar esa cantidad, el proceso de Reinaldo Rueda tendría un torpedo justo en la línea de flotación y su continuidad, a cargo de este buque, estaría totalmente cuestionada.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Tras la doble fecha de Clasificatorias, estamos séptimos en la carrera a Qatar 2022 con tan solo un punto, de posibles seis. Y bien pudieron ser los seis o a lo menos cuatro unidades, de no ser por varios imponderables que a esta altura es mejor dejar de lado.

En noviembre, recibimos a Perú y luego viajamos a Venezuela. Por lo tanto, para seguir en carrera, a lo menos debemos obtener cuatro puntos y el ideal serían seis. Obviamente de no sumar esa cantidad, el proceso de Reinaldo Rueda tendría un torpedo justo en la línea de flotación y su continuidad, a cargo de este buque, estaría totalmente cuestionada.

Quedan sensaciones extrañas de los dos juegos, porque más allá de lo desastroso del arbitraje de Aquino, Chile mereció traerse un punto de Montevideo, y lo de Santiago ante Colombia, duele en lo más profundo, porque estaban a la mano esos tres valiosos puntos ante un rival más que calificado.

Tal vez, apostar y recuperar jugadores que no han estado en órbita de Reinaldo Rueda, pero sí cuentan con bagaje y cicatrices en estas batallas, para ganar peso específico en estos dos partidos. Si hacemos una proyección optimista, volverían Bravo, Pulgar, Maripán y posiblemente Medel (por la lesión que sufrió). Son cuatro titulares importantes y claves. Opción para que Felipe Mora pueda traer sus goles desde la MLS y poder tener una opción válida. Pero aunque suene reiterativo y cansador, estos torneos los ganan y sacan adelante los “veteranos”. Por ello, pensar en nombres como Jara, Valdivia, Díaz y Mena para los cotejos ante Perú y Venezuela, no sería un despropósito.

Alexis Sánchez terminado el empate ante los cafeteros deslizó una realidad muy cierta y dolorosa: “Al equipo le falta experiencia y madurez en los momentos determinantes”. Y no se trata de culpar a los jóvenes componentes de la zaga, porque ellos están haciendo sus primeras armas en estos partidos de alta tensión y, además, en general respondieron a la expectativa. Pero tal vez se extrañó el liderazgo de figuras como Bravo y Medel, que imponen respeto y orden en el área propia. Son jugadores con tantas horas de vuelo y vivencias en este tipo de cotejos, que bien pudieron sacar adelante la terea en los momentos más clave del juego: los minutos finales.

Ahí nos está faltando calma y sabiduría. Rechazar hacia el medio es pecado fatal. Y en eso, Sierralta y Paulo Díaz, apremiados por la jugada respectiva, intentaron hacer su mejor esfuerzo. No pudieron y costaron goles determinantes. Sin embargo, cargarles la mano a ellos no es justo. Es un trabajo de equipo que careció de tranquilidad y aplomo para que no nos convirtieran. Por supuesto que el técnico no queda exculpado, ya que si bien no está adentro de la cancha y no puede tomar decisiones por sus dirigidos, sí puede prever o anticipar lo que estaba claro: que se buscaría ese gol que nos generaría un dolor de cabeza.

Ante Perú y Venezuela, resulta determinante para retomar rumbo sumar a lo menos cuatro puntos, porque de lo contrario el camino a Qatar será duro y de aflicción permanente. Brasil y Argentina ya tomaron el liderato y, si mantienen cierta regularidad, deberían estar sin problemas en la cita planetaria. Colombia demostró que será país protagonista y además cuenta con un plantel de a lo menos 20 jugadores de muy buen nivel, participando en competencias importantes. A esta lucha se sumarán Paraguay también con cuatro puntos, Ecuador y Uruguay con tres, sin dejar de lado al Perú de Gareca, que es una escuadra trabajada y experimentada.

Es el momento de analizar, aunque no hay mucho tiempo. Tal vez, apostar y recuperar jugadores que no han estado en órbita de Reinaldo Rueda, pero sí cuentan con bagaje y cicatrices en estas batallas, para ganar peso específico en estos dos partidos. Si hacemos una proyección optimista, volverían Bravo, Pulgar, Maripán y posiblemente Medel (por la lesión que sufrió). Son cuatro titulares importantes y claves. Opción para que Felipe Mora pueda traer sus goles desde la MLS y poder tener una opción válida. Pero aunque suene reiterativo y cansador, estos torneos los ganan y sacan adelante los “veteranos”. Por ello, pensar en nombres como Jara, Valdivia, Díaz y Mena para los cotejos ante Perú y Venezuela, no sería un despropósito.

Los momentos de algunos jóvenes que son esperanzas en nuestra competencia también deben ir ganando convocatorias. Carlos Palacios de Unión Española es una excelente noticia para nuestra competencia, pero traspasarle la presión de rendir en los partidos que vienen para la Roja, es un peso demasiado grande. Sí sumarlo como alternativa, al igual que Juan Carlos Gaete. Jugadores rápidos y con una intensidad inusual para nuestro torneo.

No se trata de candidatear a jugadores. Es mirar el panorama y asumir la realidad que empieza a ser compleja y, por ello, en los partidos de noviembre necesitamos sumar para seguir teniendo opciones. No es un mensaje pesimista ni apocalíptico. Es una radiografía clara y que aún puede tener opción de revertirse. Si no, puede ser el anuncio de una debacle de insospechadas consecuencias.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV