miércoles, 17 de agosto de 2022 Actualizado a las 19:36

OPINIÓN

Autor Imagen

Estrechar la cooperación en materia energética y de minería, necesidad ecológica y estratégica

por 29 julio, 2022

Estrechar la cooperación en materia energética y de minería, necesidad ecológica y estratégica

Crédito: Agencia UNO

Desde una perspectiva chilena, este conflicto puede parecer lejano; sin embargo, nos afecta a todos, también a Chile, porque Rusia está cuestionando el orden internacional basado en reglas y el ataque a Ucrania tiene consecuencias concretas y tangibles para todos, pues amenaza la seguridad alimentaria global, trastorna los mercados energéticos y acelera la inflación, que ya de por sí nos genera tantas preocupaciones.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El mundo enfrenta una serie de desafíos existenciales que nos afectan a todos y que requieren acciones conjuntas. No me refiero solo al cambio climático y a la superación de las consecuencias de la pandemia, sino también al avance de las democracias iliberales o, llamemos las cosas por su nombre, de los autócratas y a los conflictos que esto conlleva, lo cual nos remite a tiempos que creíamos remotos.

En mi país, Alemania, actualmente casi todo en materia política y económica gira en torno a la agresión de Rusia contra Ucrania, un conflicto que se desarrolla frente a nuestra puerta. La ejecución de las sanciones que adoptamos para frenar la agresión rusa, los quiebres en las cadenas de suministro y de valor, así como la necesidad de buscar nuevas fuentes energéticas han puesto en marcha procesos de transformación complejos y largamente postergados: la superación de la dependencia energética de Rusia y la descarbonización de nuestra industria.

Desde una perspectiva chilena, este conflicto puede parecer lejano; sin embargo, nos afecta a todos, también a Chile, porque Rusia está cuestionando el orden internacional basado en reglas, y el ataque a Ucrania tiene consecuencias concretas y tangibles para todos, pues amenaza la seguridad alimentaria global, trastorna los mercados energéticos y acelera la inflación, que ya de por sí nos genera tantas preocupaciones.

En estas circunstancias viajé a Chile hace un mes, porque en estos tiempos complejos urge más que nunca estrechar la cooperación con socios que, como nosotros, creen en el multilateralismo, en los derechos humanos y en valores democráticos; socios que aspiran, además, a poner en marcha una transformación ecológica y social. Tanto en Alemania como en Chile, buscamos reformas y transformaciones con el objetivo de diversificar y superar formas de pensar obsoletas. Estoy convencida de que podemos aprender los unos de los otros. Ambos necesitamos un crecimiento económico sólido y al mismo tiempo sostenible. Vemos en Chile un socio estratégico en la lucha contra el cambio climático, no solo en el marco multilateral; Chile puede hacer una importante contribución con su enorme potencial de energías renovables y sus materias primas esenciales, para la transición energética global; Alemania puede hacerlo con inversiones, transferencia de conocimientos y la apertura de su mercado a productos energéticos chilenos.

Se trata, en el fondo, de forjar juntos nuestro futuro. Nuestros países mantienen desde hace años una alianza energética y en el área de materias primas minerales. Trabajamos conjuntamente en la creación y expansión de una economía del hidrógeno verde. Intensificar el uso de energías sostenibles y renovables no solo constituye una opción más: es un imperativo que, ante la agresión de Rusia contra Ucrania, ha adquirido una dimensión estratégica. Además, durante mi visita a la feria minera Exponor en Antofagasta, donde Alemania este año fue país invitado, me quedó claro que Chile tiene la intención de convertir su sector minero –tan importante también para nosotros– en una industria sostenible desde el punto de vista ecológico y social. En Alemania nos interesa obtener para nuestra transición energética, materias primas obtenidas a través de procesos productivos sostenibles y justos. Veo aquí mucho espacio para desarrollar una relación de cooperación mutuamente beneficiosa. Nosotros buscamos un socio estratégico que comparta nuestros valores democráticos y, como nosotros, propicie una transformación ecológica e inclusiva; Chile, esto me lo mostraron las conversaciones que sostuve, busca socios que lo apoyen en la implementación del proyecto de transformación y que estén dispuestos a comprometerse con este proyecto a través de inversiones y la transferencia de conocimientos.



Síguenos en El Mostrador Google News

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

Ley Pompón

Envíada por Hil Hernández | 16 agosto, 2022

Cartas al Director

Noticias del día

TV