Publicidad
El anuncio de los 31 proyectos de seguridad que generó alarma en el oficialismo y enfrentó al Ejecutivo con el Legislativo PAÍS Créditos: Partido Liberal

El anuncio de los 31 proyectos de seguridad que generó alarma en el oficialismo y enfrentó al Ejecutivo con el Legislativo

Publicidad
Rodrigo Córdova
Por : Rodrigo Córdova Periodista en El Mostrador
Ver Más

Hubo dos anuncios sobre un mismo paquete de seguridad, uno el jueves en la noche y el otro el viernes entrada la tarde. El primero fue protagonizado únicamente por los presidentes del Senado y de la Cámara, mientras que el segundo contó con la presencia de ambos presidentes, más las autoridades del Ejecutivo. Sentido de urgencia, dijeron algunos, mientras que otros hablaron de puro aprovechamiento político. El percance revivió el fantasma de los problemas internos en el oficialismo y su confrontación por la agenda de seguridad. En cualquier caso, la duplicidad de anuncios reveló una disputa entre el Legislativo y el Ejecutivo por liderar la discusión.


Luego de que el presidente del Senado, Juan Antonio Coloma, junto al presidente de la Cámara, Vlado Mirosevic, anunciarán el jueves un fast-track de seguridad, hubo preocupación en el oficialismo por la ausencia del Ejecutivo en dicho anuncio. Desde la oposición afirmaron que, a última hora, Apruebo Dignidad (AD) había decidido no alinearse con el Gobierno para apoyar las medidas. Sin embargo, la diputada Lorena Fries (CS), tras ser consultada ese día respecto a si tenía o no conocimiento de las normas, se limitó a decir “no todavía”. El anuncio de los líderes del Congreso descolocó al oficialismo.

“Queremos seguir adelante en una agenda robusta, y por eso hemos definido 31 proyectos que, estamos convencidos, tienen que despacharse, pero no todos en el mismo periodo”, dijo Coloma entre las columnas del ex Congreso de Santiago cuando hizo el anuncio del fast-track de seguridad junto a su par de la Cámara.

El presidente de la Cámara de Diputadas y Diputados, Vlado Mirosevic, flanqueando a Coloma, explicó el jueves en la noche que el acuerdo venía con el visto bueno del Gobierno y que querían que  “Cámara, Senado, Gobierno, izquierda, derecha podamos anunciar el listado en total (…) necesitamos, ojalá, la mayor unidad posible, porque esto no es algo de oposición y gobierno sino que se trata de las urgencias de las grandes mayorías de este país”. 

A pesar de advertir que el discurso apuntaba a un acuerdo amplio, en el oficialismo extrañó la ausencia de autoridades del Ejecutivo y lo tarde que realizaron el anuncio, eran pasada las 19:00 del jueves. En el equipo del senador Coloma dijeron que las conversaciones sobre este paquete de medidas comenzaron el jueves Santo y continuó diariamente hasta el día del anuncio. Incluso, advierten que el propio Presidente Gabriel Boric había participado de esas conversaciones. Sin embargo, la agenda que propusieron los dos representantes del Congreso parece que no se ajustó con los tiempos que requería el Gobierno.

Desde Chile Vamos señalaron que la ausencia de la ministra Tohá fue sorpresiva y avisada a última hora. El Senador Coloma habría llamado a los medios para que asistiera al gran anuncio de seguridad a las 11:00 del mismo jueves. La ministra, ante el llamado repentino llamado, pidió tiempo y dijo que debían estar las dos partes en el anuncio: Poder Ejecutivo y Poder Legislativo. 

Coloma y Mirosevic aceptaron dar más tiempo el jueves en la mañana. Fue recién en ese momento que el Ministerio del Interior empezó a sondear los ánimos en el oficialismo y supo que no existía un acuerdo transversal para visar las 31 medidas. Se requería más conversación. A pesar de eso, los líderes del Congreso decidieron salir a realizar el anuncio ese jueves a las 19:00 horas, mientras que la Ministra Tohá citaba a una reunión de urgencia con los presidentes de los partidos oficialistas para el viernes a las 8:30. Fue recién en ese Comité Político que el oficialismo llegó a un acuerdo y decidió entregarle el apoyo a la lista de 31 medidas.

Rumores

En La Moneda acusan a los presidentes del Parlamento de no esperar el tiempo necesario para socializar las medidas con la coalición de gobierno y que fueron Coloma y Mirosevic los que se anticiparon con el anuncio, sin esperar las gestiones que tenía que hacer la ministra del Interior, Carolina Tohá, con su conglomerado. El evento del jueves en la noche logró intranquilizar al oficialismo, que interpretó la ausencia del Ejecutivo y de parlamentarios oficialistas como un nuevo capítulo de desavenencias entre el gobierno y Apruebo Dignidad.

Recién la mañana del viernes, luego de la reunión extraordinaria del Comité Político, los presidentes de los partidos oficialistas hicieron público su apoyo a las 31 medidas que ingresarán al Congreso. No obstante, en la oposición también aprovecharon de advertirle al presidente del Senado: “El llamado que yo le haría al Senador Coloma, con mucho respeto y amistad cívica, es que nosotros lo elegimos como presidente de la corporación, el no es representante de la UDI o de un sector político. Está bien el sentido de urgencia que se le quiere dar a las tramitaciones, pero creo que es importante hacer las cosas bien y de manera seria”. 

En la oposición, en tanto, aseguraban que el problema no había sido Coloma sino que de Apruebo Dignidad, que nuevamente era la piedra en el zapato porque no estaba de acuerdo con las medidas. Sin embargo, desde el mundo parlamentario de AD aseguraron que el problema fue que no tenían conocimiento de las medidas y por eso no salieron a apoyarlas el jueves en la noche.

La diputada Lorena Frides , que forma parte de la comisión de Seguridad en la Cámara, aseguró el viernes que ella todavía no estaba en conocimiento del detalle de las propuestas. “Entendemos que ha habido una primera ronda de consultas a los partidos del oficialismo y que habrá una reunión con los integrantes de la comisión de Seguridad” sostuvo. Dicha reunión quedó fijada para el día martes de la próxima semana. 

Los parlamentarios de Apruebo Dignidad no fueron los únicos que no se enteraron de las medidas. La oposición también advirtió su desconocimiento, a tal punto, que la bancada de diputados RN envió una dura carta al presidente de la Cámara manifestando su molestia. 

En ella, alegaron que “es inaceptable que quienes representan la diversidad de las fuerzas políticas en la Cámara de Diputados se enteren por la prensa de  priorizaciones u otras decisiones relevantes en el devenir parlamentario”.  Además, acusaron a Mirosevic de extralimitar sus facultades como presidente de la Cámara: “Según puede certificar el Secretario General de la Cámara, no existe acuerdo alguno para que la Mesa o el Presidente puedan hablar a nombre de la Corporación en relación a acuerdos que inciden sustantivamente en el trabajo legislativo, aún en este contexto”. 

Mirosevic la noche del jueves hizo un llamado al “diálogo” y a no “boicotear” un esfuerzo que es nacional. Además, el militante del Partido Liberal se defendió diciendo: “Nosotros lo que estamos haciendo con el presidente del Senado y la ministra del Interior es una priorización de proyectos, este ejercicio alguien lo tiene que hacer”. 

La vuelta completa terminó en el mismo lugar que empezó. El viernes a las 17:45 horas, Coloma, Mirosevic, Tohá, junto al ministro Luis Cordero y la ministra subrogante Macarena Lobos salieron -ahora si todos juntos-  de las oficinas del ex Congreso de Santiago para hacer público el acuerdo por la seguridad. Recién en ese momento se percibió un ánimo de acuerdo, pues se encontraban las dos partes que negociaron la ambiciosa agenda legislativa que será protagonista del Congreso 2023.

Publicidad

Tendencias