viernes, 24 de mayo de 2019 Actualizado a las 02:09

MUNDO

Bolsonaro restituye polémica conmemoración militar del golpe de 1964

por 26 marzo, 2019

Bolsonaro restituye polémica conmemoración militar del golpe de 1964
El presidente brasilero siempre consideró que la ruptura democrática no correspondía a un golpe de Estado. Ahora, ha otorgado a las Fuerzas Armadas permiso para volver a celebrar la fecha en que ocurrió la intevención militar.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, dio permiso este martes para que tengan lugar conmemoraciones en unidades militares para celebrar, este 31 de marzo, el golpe de Estado que tuvo lugar en 1964 y que terminó con el Gobierno electo democráticamente del entonces presidente João Goulart.

Según consigna Folha de Sao Paulo, Bolsonaro se habría dejado convencer por la cúpula militar de que la celebración debía ser discreta, sin manifestaciones públicas, como era costumbre en los Gobiernos anteriores a la remoción de la celebración de los calendarios militares, en el año 2011.

La fecha había sido eliminada en ese año por la expresidenta Dilma Rousseff, quien fue torturada por el régimen dictatorial. Ahora, con Bolsonaro en la presidencia y diversos militares ocupando posiciones ministeriales, las Fuerzas Armadas estarían evaluando su regreso al calendario oficial.

Según el portavoz de la Presidencia, Otávio Rêgo Barros, Bolsonaro no considera que haya habido un golpe militar el 31 de marzo de 1964. “Él considera que la sociedad, reunida y percibiendo el peligro que el país vivía en aquel momento, se juntó, incluyendo civiles y militares, y conseguimos recuperar y reubicar a nuestro país en su rumbo, pues salvo mejor juicio, si esto no hubiese ocurrido hoy tendríamos un Gobierno aquí que no sería bueno para nadie”.

El período de dictadura, que comenzó con el golpe militar y terminó en 1985, estuvo marcado por la censura de la prensa, el cierre del Congreso Nacional, la tortura de disidentes y el fin de las elecciones presidenciales, que solo fueron restituidas en 1989, tras el establecimiento de la Constitución de 1988.

Bolsonaro siempre ha afirmado que este período no constituyó una dictadura. Durante la votación para remover a la expresidenta Dilma Rousseff, llegó a homenajear al coronel Carlos Alberto Brilhante Ustra, reconocido por la justicia de Sao Paulo como un torturador durante el régimen militar.

Los diputados de oposición reaccionan

La medida atrajo críticas de diversos sectores de la oposición, con políticos del Partido de los Trabajadores (PT) y el Partido Socialismo y Libertad (PSOL) afirmando en redes sociales que la decisión de conmemorar el golpe revela la falta de aprecio que tiene Bolsonaro por las instituciones democráticas.

“No sorprende que mientras celebramos el Día Internacional del Derecho a la Verdad, el presidente de la República hable en conmemorar el golpe de 1964. Admiradores de criminales como Pinochet y Stroessner no tienen ningún aprecio por la democracia y la vida. Son fanáticos”, declaró en Twitter el diputado PSOL Marcelo Freixo.

Por su parte, el diputado PT Rogério Correia afirmó que “Bolsonaro nos amenazó estúpida y agresivamente con la dictadura militar al determinar que las Fuerzas Armadas conmemoren 1964 en público. Obviamente, es incentivar que vuelva el terror de aquellos tiempos. ¡Preparémonos para resistir, en el parlamento y en las calles!”.

Bolsonaro también tuvo sus defensores. El diputado por el Partido Social Liberal (PSL), Carlos Jordy, afirmó en Twitter que el golpe constituyó una “contrarrevolución” que evitó que Brasil se convirtiese en un país semejante a Cuba.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV