domingo, 7 de marzo de 2021 Actualizado a las 19:07

PAÍS

Defensa de ME-O insistirá ante la Corte de Apelaciones para lograr su sobreseimiento definitivo

por 30 abril, 2019

Defensa de ME-O insistirá ante la Corte de Apelaciones para lograr su sobreseimiento definitivo
Uno de los argumentos entregados por la defensa de Marco Enríquez-Ominami es que "los gastos que originalmente fueron aprobados por Servel y que respecto de los cuales el Ministerio Público inició una investigación, son responsabilidad del administrador electoral y no de los candidatos, según lo establece la ley”.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Los defensores de Marco Enríquez-Ominami Carlos Mora y Octavio Sufán llegarán hasta la Corte de Apelaciones de Santiago para insistir en el sobreseimiento definitivo de su cliente por el presunto delito de fraude de subvenciones que le fue atribuido en la causa que lleva adelante la fiscal Ximena Chong.

De hecho, ya preparan su gran argumento: “Los gastos que originalmente fueron aprobados por Servel y que respecto de los cuales el Ministerio Público inició una investigación, son responsabilidad del administrador electoral y no de los candidatos, según lo establece la ley”.

De esta manera, el tribunal de alzada deberá escuchar los argumentos de los defensores públicos de ME-O luego que se presentara ayer un recurso de apelación contra la resolución del 7° Juzgado de Garantía que el miércoles de la semana pasada, rechazó liberar de todos los cargos al excandidato presidencial, quien ya fue sobreseído de delitos tributarios.

De acuerdo a los fundamentos expuestos por Mora y Sufán ante el tribunal de primera instancia, el control de ingresos y gastos era responsabilidad del administrador electoral, quien –según la ley establecida para esos efectos- actúa como mandatario para ello.

Por ello, en el marco de sus facultades, dicho administrador –quien también ejerció como tal respecto al Partido Progresista- fue quien el día 17 de diciembre 2013, realizó la rendición del gasto electoral que ha sido cuestionado por el Ministerio Público –pero, sin embargo, aprobada por el SERVEL- por tanto, en ningún, le cabría responsabilidad al entonces candidato.

En este escenario, a juicio de la defensa, Marco Enríquez-Ominami no podría ser objeto de una imputación penal de la Ley 19.883 de Gasto Electoral, pues necesariamente establece una figura externalizada para el control y rendición de los gastos de campaña.

“Desde el punto de vista lógico, no resulta razonable que este presunto delito lo cometa el propio candidato, sin siquiera interrogar a quien tenía por ley, la responsabilidad del control y gasto electoral como es el administrador electoral. Ello no es razonable legalmente y eso explica por qué no hay ningún otro candidato investigado presidencial investigado por estos supuestos ilícitos. Lo que sí ha habido -y más de uno- son administradores electorales que han debido enfrentar cargos ante los tribunales”, agregó al respecto el defensor regional Carlos Mora.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV