jueves, 29 de octubre de 2020 Actualizado a las 22:12

MUNDO

Coronavirus en el mundo: OMS informa 1,84 millones de casos y 117.021 fallecidos

por 14 abril, 2020

Coronavirus en el mundo: OMS informa 1,84 millones de casos y 117.021 fallecidos

Crédito: EFE

Aunque con cautela, las cifras dan cuenta de una cierta ralentización en las últimas jornadas. En las últimas veinticuatro horas, se han registrado 70.000 nuevos contagios (frente al récord de 90.000 el 11 de abril) y casi 5.400 muertes (el pasado día 10 hubo un máximo de 7.200 defunciones). En el estado de Nueva York, considerado el epicentro de la pandemia, murieron 778 personas -más que las 661 de ayer- aunque se registró un menor ingreso de pacientes en los hospitales. En tanto, en Europa, pese a la disminución de casos en grandes focos como España e Italia, la OMS subrayó hoy que no todo el continente está en fase de desaceleración. En el caso de América, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) pidió a los países que aceleren y amplíen las pruebas del coronavirus para obtener una comprensión más precisa de la pandemia.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El número de casos globales de COVID-19 confirmados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) asciende a 1,84 millones, tras registrarse 70.000 nuevos contagios en las últimas 24 horas, lo que indica cierta ralentización en las cuatro pasadas jornadas. Sin embargo, pese a las noticias positivas, todavía el 90 por ciento de los nuevos casos diarios proceden de Europa y Estados Unidos.

El 11 de abril se superaron los 90.000 nuevos casos diarios, la máxima cifra en tres meses y medio de pandemia, y desde entonces las cifras han ido en descenso, aunque la OMS sigue manteniendo la cautela.

El número de muertes asciende a 117.021, un ascenso diario de casi 5.400, que también marca una tendencia a la baja en este caso de cinco días tras un máximo de 7.200 fallecimientos diarios el pasado 10 de abril.

Europa se mantiene como la región más afectada, con más de 943.000 contagios, seguida de América, con casi 645.000, mientras que África, la zona por ahora con menos casos, superó el lunes la barrera de los 10.000.

Según las informaciones de las autoridades sanitarias nacionales, los pacientes recuperados de COVID-19 son ya más de 463.000, mientras que cerca de 41.000 (un 4 por ciento del total) están en estado grave o crítico.

El caso de Nueva York

La ralentización de contagios se ha hecho evidente también en el estado de Nueva York, considerado el epicentro de la pandemia.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, confirmó durante este martes que 778 personas más murieron en ese Estado a causa del nuevo coronavirus, en comparación con las 661 registrados ayer.

No obstante, Cuomo anunció que hubo un menor ingreso de pacientes en los hospitales neoyorquinos. Hasta la fecha, Nueva York, acumula un total de 10.834 fallecidos a causa de la pandemia.

Cautela en Europa

En tanto, en Europa, pese a la disminución de casos en grandes focos como España e Italia, la Organización Mundial de la Salud (OMS) subrayó hoy que no todo el continente está en fase de desaceleración.

"Hay un panorama variado en Europa, donde se comienza a ver una ligera desaceleración de casos en grandes brotes en España o Italia, mientras en otros países como Turquía o el Reino Unido las infecciones van en aumento", subrayó al respecto la portavoz de la OMS Margaret Harris.

La experta añadió que incluso en los países donde se está experimentando una desaceleración ésta será lenta, y recordó las medidas que los distintos gobiernos han de tomar en esa fase, a la hora de levantar gradualmente las cuarentenas y otras medidas tomadas para prevenir la expansión del virus.

De hecho, la OMS publicará hoy una guía de recomendaciones en este sentido, que desarrolla los puntos fijados por la organización para los gobiernos que comiencen a aliviar los confinamientos y otras medidas preventivas tomadas para combatir el Covid-19.

"La primera y más importante es garantizar que la transmisión (del virus) se ha controlado", lo que implica tener capacidad para hacer seguimiento de todos los casos y sus contactos, así como para aislar a los infectados, recalcó.

En segundo lugar, el país debe asegurar que su sistema puede hacer frente a los nuevos casos diarios, que seguirán apareciendo tras el levantamiento de restricciones.

Otras condiciones que cumplir son reducir al mínimo los riesgos de rebrotes en instalaciones médicas, la puesta en marcha de medidas preparativas en lugares de trabajo, escuelas y otras zonas con mayor concentración de gente, la prevención de casos importados y la concienciación de la opinión pública.

"Hay que asegurarse de que la comunidad sabe lo que se está haciendo y está concienciada", afirmó Harris al respecto de este último punto.

Más test en América

En el caso de América, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) pidió este martes a los países del continente americano que aceleren y amplíen las pruebas del coronavirus para obtener una comprensión más precisa de la pandemia.

La directora de la OPS, Carissa Etienne, remarcó la importancia de tener acceso a pruebas rápidas de calidad y en cantidades suficientes para poder hacer frente al coronavirus, que, según los datos del organismo, ya ha dejado 610.744 casos confirmados y 23.753 fallecidos en el continente americano.

En este sentido, el director adjunto del Departamento de Emergencias en Salud de la OPS y gerente de incidente para COVID-19, Sylvain Aldighieri, explicó que desde finales de enero la organización ha repartido más de 500.000 pruebas a 36 países de la región y que la próxima semana se sumarán 1,5 millones más que planean enviar.

Además, el organismo tiene como objetivo repartir otros 3 millones de test antes de finales de abril.
Etienne recordó que es también necesario que los países americanos amplíen el número de camas en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) en el corto plazo y que se organicen con tiempo para que los medicamentos y vacunas sean accesibles en el continente.

Al hilo de esto, el subdirector de la OPS, Jarbas Barbosa, reconoció que la pandemia puede suponer un gran desafío para aquellos países con menos recursos que cuentan con pocas camas de UCI y respiradores mecánicos, para los que cree que es todavía más importante tomar medidas de distanciamiento social para reducir la transmisión rápida de virus.

Por otro lado, Barbosa pidió una mayor solidaridad internacional para aumentar el acceso a insumos sanitarios de protección personal de los países del continente con menos recursos y sistemas de salud menos fuertes.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV