martes, 26 de octubre de 2021 Actualizado a las 01:20

PAÍS

Falleció Fernando Torres Silva, el siniestro fiscal favorito de Pinochet

por 12 mayo, 2021

Falleció Fernando Torres Silva, el siniestro fiscal favorito de Pinochet

Torres Silva, al centro, de anteojos oscuros. Crédito: https://www.memoriaviva.com/

Torres Silva estaba cumpliendo condena en el penal de Punta Peuco, y recién había sido beneficiado con un indulto del Gobierno debido a que padecía cáncer a la próstata con metástasis a los huesos, además de hipertensión arterial y síndrome anémico. En dictadura, el abogado se desempeñó como Fiscal y Auditor General del Ejército y -de acuerdo al “Libro Negro de la Justicia Chilena” de la periodista Alejandra Matus- se caracterizó por sus abusos en la aplicación de leyes, determinó incomunicaciones prolongadas y arbitrarias más allá de lo permitido por la ley, y permitió que agentes de la CNI golpearan y maltrataran a detenidos.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

A las 03:00 AM falleció en el Hospital Militar el ex fiscal militar Juan Fernando Torres Silva, alto funcionario de la dictadura de Augusto Pinochet, quien estaba condenado a 10 años y 1 día por el homicidio calificado del ex químico de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), Eugenio Berríos.

Torres Silva estaba cumpliendo condena en el penal de Punta Peuco, y recién había sido beneficiado con un indulto del Gobierno debido a que padecía cáncer a la próstata con metástasis a los huesos, además de hipertensión arterial y síndrome anémico. La decisión del ministerio de Justicia vino a reemplazar el beneficio carcelario de reclusión domiciliaria total, otorgado el viernes por el ministro en visita extraordinaria en causas de derechos humanos, Alejandro Madrid.

En dictadura, el abogado se desempeñó como Fiscal y Auditor General del Ejército y -de acuerdo al “Libro Negro de la Justicia Chilena” de la periodista Alejandra Matus- se caracterizó por sus abusos en la aplicación de leyes, determinó incomunicaciones prolongadas y arbitrarias más allá de lo permitido por la ley, y permitió que agentes de la CNI golpearan y maltrataran a detenidos.

Tuvo un papel determinante en la represión de los años ochenta en su calidad de fiscal, y en el encubrimiento sistemático de los violadores de derechos humanos.

Recién en abril de 1999, tras el arresto de Pinochet en Londres, renunció al Ejército y a su cargo como auditor general, en medio de crecientes presiones para que abandonara el puesto.

Además del caso Berríos, Torres Silva también figura como encubridor del homicidio de Tucapel Jiménez, hecho ocurrido el 25 de febrero de 1982. En agosto de 2015 ingresó al penal de Punta Peuco a cumplir condena.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV