martes, 19 de febrero de 2019 Actualizado a las 02:52

Gastronomía

¿Son las golosinas el próximo alimento saludable?

por 10 febrero, 2019

DW
¿Son las golosinas el próximo alimento saludable?
La Feria de la Confitería en Colonia es un festival azucarado. Pero este año hubo mucho lugar para golosinas "saludables" como los palitos vegetarianos.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Imagina ir a la feria de dulces más grande del mundo, con más de 1,000 expositores de 75 países y poder probar lo que quieras. ¿Qué te imaginas comiendo? Chocolates suntuosos, galletas crujientes y caramelos de goma tan dulces, que prácticamente se ve venir la próxima visita al dentista, ¿verdad? Esa es una forma en la que podrías comer a tu antojo en la ISM (Feria Internacional de Dulces) en Colonia.

Pero también podría intentar lo contrario y atenerme a lo que me gustaría llamar la sección "bajo y libre": ¡bajo en azúcar! ¡Libre de gluten! ¡Libre de lactosa! ¡Sin aceite de palma! Al observar las grandes tendencias en la ISM 2019, uno tiene la impresión de que realmente, no hay nada mejor para su cuerpo que comer golosinas.

Vegetales hervidos en lugar de papas fritas

Frente a las barras de proteína de PaPicante (¡saben mejor de lo que suenan!), los visitantes pueden detenerse en el pabellón de "Guzman's  Guzinos" para probar algo insperado en una feria de dulces: las verduras. Los "Guzinos" son palitos vegetarianos que se han horneado, no se fríen, no contienen gluten y son 100 por ciento veganos.

"Cultivamos todos nuestros vegetales: maduran bajo el sol de Andalucía", dijo con orgullo Uwe Böhrnsen. "Los palitos vegetarianos son un bocadillo saludable y divertido para los niños y combinan con una copa de vino para adultos".

Versión en chocolate de la famosa Catedral de Colonia

Versión en chocolate de la famosa Catedral de Colonia

No soy un gran fanático de los Guzinos, pero supongo que podrían ser una alternativa viable si intentas deshacerte de las papas fritas, que vienen con mucha más grasa y sal. Además, varios colegas dijeron que los palitos eran realmente deliciosos, incluso uno dijo: "Los voy a buscar en la tienda de comestibles". Así que tal vez mis papilas gustativas no son lo suficientemente refinadas.

Las barras de salud no reemplazan a la zanahoria

Una gran tendencia en la ISM fueron las barras de proteínas que eran saludables (por supuesto) y deliciosas (o eso dicen sus creadores) al mismo tiempo. En algunas de las enormes salas de exhibición, parecía que cada segundo pabellón tenía una mesa donde alguien estaba cortando barras de proteína en muestras del tamaño de un bocado.

Las barras de proteína crujientes "Hej" vienen en sabores de pastel de queso y brownie de chocolate y limón, pero no se ven tan diferentes a las famosas "Snickers". Aún así, contienen solo 1.8 gramos de azúcar por barra, no tienen saborizantes artificiales y tampoco aceite de palma. Si estamos tan preocupados por la salud, ¿no tendría más sentido comer una zanahoria? Claro, dice Kathrin Appelhoff, de" Hej", pero las barras no están dirigidas a personas que ya llevan un estilo de vida lleno de verduras.

"Nuestros productos son para alguien que está acostumbrado al chocolate y quiere una alternativa saludable, no para las personas que van al gimnasio seis veces a la semana", explicó Appelhoff con una sonrisa.

Grupo destinatario: mujeres

Todo el concepto solo funciona, por supuesto, si el sabor es correcto. La barra de chocolate "Hej" que probé era bastante buena, y la sensación de comer algo "saludable" agregó otro 10 por ciento de la delicia. Las barras "Nics" búlgaras, hechas con ingredientes naturales y endulzadas con miel, "parecen algo con que solía alimentar a mi periquito", dijo un colega, pero "saben bien y tienen sabor a fruta", señaló otro.

Las bolitas del fabricante ruso "Siberrya" tampoco contienen colores, saborizantes ni conservadores artificiales, pero permítanme decir que comería 10 zanahorias crudas antes de volver a probar otra de sus golosinas de arándanos.

Las barras Hej no son tan dulces, pero son más sanas

Las barras "Hej" no son tan dulces, pero son más sanas.

Lo mismo ocurre con las barras de proteínas "Cheatless". El representante de la compañía me dijo con entusiasmo que yo tenía razón en su grupo objetivo: las mujeres, que, según él, estaban poco representadas en el mercado de barras de proteínas. Es por eso que el empaque viene en una paleta de colores femeninos que incluye rosa pastel.

Las mujeres, me dijo el representante, querían una dulce recompensa después de hacer ejercicio en el gimnasio, y para eso estaban estas barras. No me parecieron particularmente gratificantes en cuanto a gusto y tampoco lo hizo mi colega, aunque no formaba parte del grupo objetivo, por supuesto.

DW

Más información sobre El Mostrador