lunes, 20 de enero de 2020 Actualizado a las 16:12

Conciencia M

¿Quiénes financian la lucha de Greta Thunberg?

por 9 diciembre, 2019

¿Quiénes financian la lucha de Greta Thunberg?
Las primeras dudas surgen a partir de su jefe de prensa, Daniel Donnerde, quien forma parte del equipo de Comunicaciones Estratégicas de la European Climate Foundation (ECF). Entre los grupos económicos que forman parte de la ECF está Bloomberg Philanthropies, fundación del magnate estadounidense Michael Bloomberg que además es candidato a las primarias del Partido Demócrata y podría competir con Donald Trump en la carrera presidencial del próximo año.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Sin duda, Greta Thunberg se ha convertido en el símbolo de la lucha contra el cambio climático. Pero aunque la adolescente sueca suma miles de seguidores en el mundo y lidera el movimiento Fridays for Future, sus detractores siembran un manto de dudas sobre quiénes están realmente detrás de esta menor de edad que llegó a ser postulada incluso al Nobel de la Paz.

La visibilidad de su discurso se ha viralizado tanto en la COP24 realizada en Polonia, como en su intervención en el Foro de Davos, como recientemente en Nueva York donde participó en una cumbre sobre el clima en Naciones Unidas. Se esperaba su arribo a Chile para la COP25, y por eso se encuentra actualmente en Madrid, hasta donde llegó el encuentro tras su suspensión en Chile.

Quienes serían sus financistas

El movimiento que lidera Greta Thunberg tiene una organización y un financiamiento que una familia sueca tradicional difícilmente podría costear. Su decisión personal de no viajar en avión para reducir el impacto en el medioambiente la llevó a cruzar el Atlántico en la embarcación Malizia II y cuyo viaje de dos semanas habría costado unos 40.000 euros.

Además, despierta dudas que una acción individual haya logrado influir en la opinión pública y en distintos gobiernos que deben buscar una solución a la emergencia climática que vive el planeta y de la que pocos quieren hacerse cargo.

La joven activista no solo se mueve con sus padres, sino que cuenta con un jefe de prensa que gestiona las comunicaciones de Greta. Daniel Donnerde es de origen finlandés experto en cambio climático, energías renovables, contaminación del aire, entre otros temas. Además es parte del equipo de Comunicaciones Estratégicas de la European Climate Foundation (ECF), una ONG que promueve políticas energéticas y climáticas para disminuir las emisiones de carbono y gases de efecto invernadero y lograr así que se cumpla el Acuerdo de París.

Justamente las primeras dudas surgen por los grandes grupos económicos que integran la ECF. Por un lado esta Bloomberg Philanthropies, fundación del magnate estadounidense Michael Bloomberg que además es candidato a las primarias del Partido Demócrata y podría competir con Donald Trump en la carrera presidencial del próximo año.

Como financista también aparece otro magnate de ese país: el Rockefeller Brothers Fund que, paradójicamente amasó su fortuna gracias al petróleo y los combustibles fósiles.

Por el lado europeo destaca el Children Investments Fund Foundation. Esta organización benéfica con sede en Londres y oficinas en Nairobi y Nueva Delhi es el departamento de filantropía de TCI, segundo máximo accionista de Aena, empresa pública española que gestiona los aeropuertos de España y 15 aeropuertos en Europa y América, lo que le convierte en el primer operador aeroportuario del mundo por número de pasajeros. Una contradicción si se piensa que la industria aérea es una de las que más genera CO2 en la actualidad por lo que la misma Thunberg se niega a volar.

Otra de las empresas de la ECF es Ikea Foundation, representante de la firma sueca de mobiliario más grande del mundo que prontamente llega a Chile. La empresa está potenciando la venta de placas fotovoltaicas y se ha comprometido a instalar puntos de recarga eléctrica en sus estacionamientos.

Además la integra ClimateWorks Foundation, donde son socios otras fundaciones como a Fundación William y Flora Hewlett (del gigante de la electrónica Hewlett Packard), la Fundación KR , la Fundación John D. y Catherine T. MacArthur , la Fundación Oak , y la Fundación David y Lucile Packard

El origen de Greta

Fue en agosto de 2018 cuando la adolescente se paró por primer vez frente al Parlamento sueco con una pancarta que decía “Skolstrejk for Klimatet” (Huelga escolar por el clima). Una ola de calor había azotado europa y la estudiante de noveno grado perdía que el gobierno sueco redujera sus emisiones de carbono según el Acuerdo de París.

Así comenzaba a gestarse el movimiento Juventud por el clima o Fridays For Future y su presencia y mensaje comenzaron a inspirar y miles de jóvenes en el mundo.

En diciembre de 2018, dio un discurso ante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. En marzo de este año, fue nominada al Premio Nobel de la Paz. Thunberg representa a la juventud concienciada, despierta e indignada que sabe que son ellos quienes sufrirán en mayor medida los estragos del cambio climático si los que ahora gobiernan no escuchan y toman medidas.

Pero un reportaje de The Times afirmó que el activismo de Greta favoreciendo a grupos poderosos que la usaría para sus propios beneficios: "El fenómeno Greta también ha involucrado a lobistas verdes, relaciones públicas, eco-académicos y un grupo de expertos fundado por una rica ex ministra socialdemócrata de Suecia con vínculos con las compañías de energía del país. Estas compañías se están preparando para la mayor bonanza de contratos gubernamentales de la historia: la ecologización de las economías occidentales. Greta, lo sepan o no ella y sus padres, es la cara de su estrategia política", escribe el periodista Dominic Green.

De hecho, el reportero explica sus sospechas de cómo la utilización de Greta se produjo desde un inicio. "La historia que cuenta la familia es que Greta inició una huelga en el parlamento sueco la mañana del 20 de agosto del año pasado. Ingmar Rentzhog, el fundador de la plataforma, We Don’t Have Time, justo pasaba por allí. Inspirado, Rentzhog publicó la fotografía de Greta en su propia página de Facebook. Al final de la tarde, el periódico Dagens Nyheter tenía la historia y la cara de Greta en su sitio web. El resto es viral".

Sin embargo Rentzhog conoció a la madre de Greta, la cantante de ópera Malena Ernman, "tres o cuatro meses antes de que comenzase todo", afirmó vía email al periodista, cuando ambos coincidieron en una serie de conferencias contra el cambio climático en Estocolmo.

Rentzhog además apareció en el lugar durante la manifestación  de la adolescente tras ser informado vía email por Bo Thorén, activista del grupo local Fossil Free Dalsland. Bo Thorén que a su vez conoció a Greta luego de que la joven ganara un concurso de escritura sobre medioambiente del periódico sueco Svenska Dagbladet. Él fue quien originalmente tuvo la idea de la huelga de estudiantes.

"Me gustó la idea de una huelga de estudiantes, por lo que la desarrollé y traté de que se me unieran otros jóvenes. Pero nadie estaba realmente interesado. Pensaban que una versión sueca de la marcha Zero Hour tendría un impacto mucho mayor. Por lo que decidí planificar la huelga estudiantil por mi cuenta y después de eso no participé en ninguna otra reunión", reconoce la activista.

A sus vez, los padres de Greta han afirmado una y otra vez que su hija es completamente independiente. Incluso la adolescente ha salido a aclarar los rumores. "A mucha gente le encanta difundir rumores de que hay otras personas 'detrás de mí' o que 'me pagan' o que 'me usan' para hacer lo que hago. Pero no hay nadie 'detrás' de mí, excepto yo misma. No soy parte de ninguna organización. Algunas veces apoyo y coopero con varias ONGs con las que trabajo sobre el clima y el medioambiente. Pero soy absolutamente independiente y solo me represento a mí misma. Y hago lo que hago completamente gratis, no he recibido dinero ni promesa de pagos futuros".

Lo cierto es que los vínculos con Rentzhog ya no existen, y se borró la presencia de la menor en todas las publicaciones de We Don’t Have Time, plataforma donde Greta participó un año y luego renunció. Y es que Rentzhog y otro de sus socios se convirtieron en presidente y miembro de la junta, respectivamente, de la think tank Global Challenge, lobbistas suecos del sector energético.

Es así como We Don’t Have Time y Global Challenge lanzaron un Plan de Emergencia Climática que promueve un modelo donde los gobiernos inviertan en el negocio energético global bajo una legislación de emergencia.

Más información sobre El Mostrador