sábado, 31 de octubre de 2020 Actualizado a las 10:56

Viajes

La emprendedora chilota que espera con mate cebado y labores de campo a los turistas

por 2 febrero, 2020

La emprendedora chilota que espera con mate cebado y labores de campo a los turistas
Los visitantes pueden participar en la cosecha de hortalizas que pueden consumir luego en el almuerzo o la cena. También pueden tomar parte en las tareas de ordeña que cada mañana.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Ubicado a 22 kilómetros de Ancud, en el sector Pumillahue, "Agroturismo y Hospedaje Monserrat" espera con calor de hogar, labores de campo y entrañables conversaciones en torno a una cocina a leña, disfrutando de un buen mate, a todos quienes se aventuran a conocer el mágico Archipiélago de Chiloé

Este negocio familiar nació hace seis años y es fruto del trabajo de Maruja Altamirano Huenchor (65), usuaria del Programa de Turismo Rural del Instituto de Desarrollo Agropecuario (Indap), que lo bautizó con el nombre de Monserrat en honor a su nieta mayor.

Nacida y criada en el lugar, esta emprendedora chilota se caracteriza por su tesón, lo que se refleja en el esmero con que atiende a los turistas, para quienes tiene seis piezas con capacidad para 11 personas, camas con abrigadoras frazadas confeccionadas con la lana de sus ovejas y desayuno incluido.

Durante su estadía, los visitantes pueden participar en la cosecha de papas nativas, habas, arvejas, ajos, lechugas, betarragas, pepinos y tomates, hortalizas que pueden consumir luego en el almuerzo o la cena. Todos sus cultivos son orgánicos: no reciben agroquímicos, solo el guano de los animales del predio como abono.

Los turistas también pueden tomar parte en las tareas de ordeña que cada mañana, a partir de las seis, realiza sagradamente la agricultora. Hoy tiene un plantel pequeño de nueve vacas, de las que obtiene leche para producir cerca de 10 kilos de queso artesanal por jornada. Los vende entre sus conocidos y los pasajeros de su hospedaje.

Trabajo familiar

La mujer es madre de dos hijas y tiene tres nietos. Son ellas, sus “niñas”, las que todos los fines de semana llegan desde Ancud y Puerto Montt, donde viven y trabajan, a ayudarle con los distintos quehaceres. “Como en todo campo, acá no falta qué hacer: hay que sembrar, cuidar los cultivos, cosechar lo que producimos en el huerto y alimentar las vacas, ovejas, cabras y cerdos”, detalla sobre sus tareas habituales.

Cuenta que la difusión de su hospedaje ha sido principalmente a través del boca a boca: “Son los mismos turistas que vienen y se encantan con el lugar y la hospitalidad que les brindamos los que nos recomiendan a sus familiares y amigos”.

Agroturismo y Hospedaje Monserrat se ubica en las cercanías de varios atractivos naturales, como la bahía Pumillahue, la Piedra del Run, las playas Mar Brava, Duhatao y Rosaura, y los islotes Puñihuil, lugar donde existe abundante flora y fauna, además de las famosas pingüineras.

Doña Maruja es una de las socias fundadoras de la recientemente formada Cooperativa de Turismo Rural de Chiloé, en la que emprendedores del archipiélago se asociaron para trabajar en red y potenciar su oferta de servicios. “Vengan a conocer el lugar y a disfrutar de nuestro hospedaje, de la calidez hogareña y de nuestro campo”, invita la cariñosa campesina chilota.

Más información sobre El Mostrador