lunes, 6 de abril de 2020 Actualizado a las 08:36

Opinión

Ley 21.020: muchas propuestas, pocos cambios

por 27 febrero, 2020

Ley 21.020: muchas propuestas, pocos cambios
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

A un año de la Ley 21.020, son 1.196.794 las mascotas que ya están inscritas en el Registro Nacional de Mascotas, un importante avance en materia de tenencia responsable. Sin embargo, el abandono y el maltrato sigue siendo un tema fuerte que parece no tener responsables.

En redes sociales y por medio de distintos medios, constantemente nos enteramos que se busca hogar temporal para un animalito rescatado, ya sea porque fue sacado de un ambiente hostil por agresión, descuido, desnutrición; o porque su dueño decidió que no podía cuidarlo más y lo abandonó a su suerte.

Así es como nace el concepto de hogares temporales, que son lugares físicos a cargo de una persona con mucha voluntad, que ofrece por un tiempo determinado su casa, haciéndose responsable del cuidado básico de una mascota en situación de calle, y muchas veces también, de su cuidado médico.

Si bien los hogares temporales son de valiosísima ayuda, no son la solución definitiva que permita eliminar de raíz el problema del abandono animal. Por su parte, las fundaciones y ONG no dan a basto para acoger la gran cantidad de animales abandonados, lo que nos lleva a preguntarnos ¿qué pasa con las políticas públicas que no han realizado la labor respectiva, aun existiendo la ley de tenencia responsable 21020?

Recordemos que la ley protege a los animales, castiga el abandono y entrega determinadas responsabilidades a municipios, como por ejemplo fiscalizar. No obstante, frecuentemente escuchamos que las municipalidades no cuentan con suficientes recursos para fiscalizar, construir refugios que posean las condiciones que perros y gatos necesitan para vivir temporalmente, proveerles alimentación y cuidado médico hasta que sean adoptados, entre otros aspectos.

Entonces, ¿quién se hace cargo de esta problemática que no pareciera disminuir? Muchos celebramos esta nueva ley, porque un gran número de personas ha cumplido con implantarles el chip a sus mascotas, como también en las municipalidades se iniciaron campañas de esterilización gratuitas, pero, ¿es suficiente? ¿Qué pasa con los perros en situación de calle?

La gestión y puesta en marcha de la ley no es suficiente. La ley debe estar acompañada de normativas claras que establezca los recursos económicos y humanos con los que contarán las municipalidades para poder enfrentar esta realidad, que hoy, en un gran porcentaje, se encuentra en manos de personas de buena voluntad y buen corazón, que en el mejor de los casos pueden sacar temporalmente a una mascota de la calle y cuidar de ella hasta que sean adoptados por una familia que los quiera.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Más información sobre El Mostrador