jueves, 29 de octubre de 2020 Actualizado a las 11:12

Movilidad

Industria automotriz contagiada: los efectos del Covid-19 en el mercado automotor

por 15 abril, 2020

Industria automotriz contagiada: los efectos del Covid-19 en el mercado automotor
Bastante afectada se encuentra a nivel global la industria automotriz por la pandemia de coronavirus, pero una industria que ha sabido sobrevivir a todos el Siglo XX comienza a buscar soluciones.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La primera señal de “contagio” de la industria sucedió en Ginebra, Suiza. El 28 de febrero pasado se suspendió el tradicional Salón del Automóvil de esa ciudad, una de las citas claves de la agenda automotora global, que se venía abajo por la creciente amenaza del coronavirus en Europa. Para quienes seguimos la industria fue la señal de que esto venía grande.

Más de un mes ha pasado y la industria ya muestra los efectos. En Chile, la Asociación Nacional Automotriz de Chile (ANAC), declaró una baja del 35,5%, comparado el mismo mes de 2019, para un total de 19.177 unidades. En línea con esa realidad, la proyección para 2020 es de 265 mil a 290 mil unidades. Una baja que se ve menos impactante que otras realidades.

Por ejemplo, la OICA (International Organization of Motor Vehicle Manufacturers), el principal gremio internacional que agrupa a los fabricantes de autos, en voz de su presidente, el chino Fu Bingfeng, comenta en su informe de abril: “Es la peor crisis de todos los tiempos para la industria automotriz”. “Las preocupaciones por la salud y la seguridad de sus empleados llevaron a muchos fabricantes y proveedores de todo el mundo a implementar medidas sanitarias drásticas, lo que condujo a una fuerte reducción o incluso al cierre completo de muchas plantas e instalaciones, incluso donde la cuarentena no existe sistemáticamente o no ha sido requerida por las autoridades respectivas", agregó.

“Las diversas asociaciones nacionales de la industria automotriz, miembros de OICA, están estrechamente involucradas en un diálogo constructivo con sus respectivas autoridades y socios para suavizar el impacto de esta crisis y asegurar una recuperación rápida del sector, que es un contribuyente clave para La economía mundial y el bienestar. No tengo dudas de que la industria automotriz mundial, como ya lo hizo muchas veces en el pasado, demostrará su importancia, su fortaleza y su resistencia ”, concluyó el señor Fu.

Por mientras el mercado baja en todo el planeta. Un informe de la consultora KPMG da cuenta de que “más del 80% de la cadena de suministro de automóviles del mundo está conectada a China. En enero de 2020, las ventas de automóviles de China se desplomaron en un 18%. La Asociación China de Automóviles de Pasajeros (CPCA) considera que las primeras ventas de dos meses podrían disminuir en un 40 por ciento o más en comparación con el mismo período en 2019. Los déficits de producción resultantes de las interrupciones de la cadena de suministro en China afectarán a los fabricantes de automóviles mundiales”. En otras palabras no solo veremos problemas de demanda, sino también de producción.

Por su parte, la firma Moody's Investor Service ajustó su pronóstico global de ventas de vehículos para que cayera un 2.5% en 2020 debido al brote de Covid-19, aunque reconocen que se acercará más a un 6% u 8% este año.

La enfermedad y los remedios

La industria automotriz es una de las más poderosas del mundo, con una producción cercana a 91,8 millones de vehículos fabricados por año, y desde sus anales ha sido un área que se ha sabido adaptar a las circunstancias. Si durante la Segunda Guerra Mundial, las líneas de producción de Ford sacaron bombarderos, hoy son ventiladores mecánicos para combatir los efectos de Covid-19. “Los equipos de Ford y GE Healthcare, que trabajan de manera creativa e incansable, han encontrado una manera de producir este ventilador de manera rápida y en cantidades significativas”, dijo Jim Hackett, presidente y CEO de Ford.

“Al producir este ventilador en Michigan, en estrecha asociación con la UAW, podemos ayudar a los trabajadores de la salud a salvar vidas, y esa es nuestra prioridad número uno”, comentó el líder de la multinacional del óvalo.

Una de las primeras marca en comenzar a fabricar respiradores, fue la española Seat. “Modificar una línea de montaje que fabrica un subchásis, una pieza de coches, y poder transformarla y fabricar respiradores ha sido un trabajo arduo en el que han estado implicadas muchas áreas de la empresa y lo hemos hecho en el tiempo récord de una semana”, comentó Sergio Arreciado, del área de Ingeniería de Procesos de SEAT. Cada respirador cuenta con más de 80 componentes electrónicos y mecánicos y pasa un exhaustivo control de calidad con esterilización de luz ultravioleta.

De esta manera, las marcas se siguen sumando a un cruzada por la vida no solo de las personas, sino de las economía global, en distintos frentes. Así, a nivel global, Jaguar-Land Rover proporcionó 308 vehículos para la primera línea sanitaria del Servicio Nacional de Salud Británico (NHS) “Como empresa, estamos haciendo todo lo posible para apoyar a las personas necesitadas en diversos lugares del mundo, incluido el despliegue de vehículos, donaciones en efectivo y experiencia en ingeniería”, señaló Finbar McFall, Director de experiencia del cliente de Jaguar Land Rover, grupo británico que también redirigió parte de su potencia industrial en la fabricación de visores protectores para los trabajadores clave del área de la salud del Reino Unido.

Buen ejemplo es el caso de la casa estadounidense Ford, que junto con otras compañías como 3M y GE Healthcare, además del sindicato UAW (United Auto Workers), está enfocando su ingeniería y experiencia en fabricación para expandir rápidamente la producción de equipos y suministros médicos que se necesitan con urgencia para trabajadores de la salud, personal de primeros auxilios y pacientes que luchan contra el coronavirus.

A Model A-E ventilator, left, and a simple test lung. The ventilator uses a design that operates on air pressure without the need for electricity, addressing the needs of most COVID-19 patients. Its production can be quickly scaled to help meet growing demand in the U.S.

Por su parte el Holding Geely, junto a la Fundación de Caridad Li Shufu comenzaron el envío de suministros médicos necesarios para áreas de Europa y el Sudeste Asiático que pasaron por brotes de Covid-19.

La compra post Covid-19

Más allás de las acciones de ayuda a las comunidades afectadas por la pandemia, las marcas también buscan seguir vendiendo, y las herramientas digitales corren con ventaja, abriendo un escenario nuevo e insospechado para la relación de las marcas con sus compradores.

En esa línea, Volkswagen ya anunció la realización de su primer Salón del Automóvil virtual, en clara respuesta a las novedades que no pudieron ser mostradas en la muestra de Ginebra, suspendida en marzo. Durante las dos primeras semanas de abril, 24 horas, 7 días a la semana, los visitantes podrán conocer los nuevos modelos que presentará la marca a través de https://www.volkswagen.de/de/specials/geneva-2020.html.

“Estoy feliz que nuestro equipo de marketing haya logrado que nuestro stand esté disponible para todos los visitantes, aún con el Salón del Automóvil de Ginebra suspendido. Virtualmente, ellos pueden experimentar la gran atención a los detalles de nuestro equipo en esta presentación y ver lo más destacado en materia de producto. Nuevamente, esto demuestra que situaciones especiales llaman a soluciones especiales”, comentó Jürgen Stackmann, miembro del directorio de Volkswagen a cargo de Ventas, Marketing y Post Venta.

Más local, la casa Chevrolet creó un showroom 100% online donde se dan a conocer diversos modelos de distintas categorías. Prometen que estarán disponibles cinco asesores expertos para realizar demostraciones en vivo vía whatsapp video, de los productos disponibles. Este showroom se encontrará disponible de lunes a domingo, entre las 11.00 horas y 18.30 horas.

Más información sobre El Mostrador