jueves, 24 de septiembre de 2020 Actualizado a las 08:56

Viajes

Argentina establece protocolos para hoteles y restaurantes por Covid-19

por 13 junio, 2020

Argentina establece protocolos para hoteles y restaurantes por Covid-19
El país trasandino espera habilitar prontamente el funcionamiento de hoteles, restaurantes y cafeterías. Algunas provincias ya estarían en condiciones de implementar los protocolos, pero aún no hay fecha para las grandes ciudades. Eso sí, se está evaluando habilitar vuelos internacionales con países que tengan controlada la pandemia.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El Ministerio de Turismo y Deportes de la Argentina dio a conocer los protocolos con recomendaciones para los hoteles y los establecimientos gastronómicos de todo el país. Al igual que en Chile, el énfasis estará puesto en la higiene, distanciamiento social e información para los trabajadores y clientes.

Tanto restaurantes como hoteles permanecen cerrados para el público general desde la declaración de pandemia en ese país. Solo funcionan el delivery en los locales de comida, y los alojamientos como residencias sanitarias

Si bien hay algunas provincias y controlaron la crisis sanitaria y tienen habilitado el turismo intraprovincial y la apertura de establecimientos gastronómicos con estrictas restricciones, las grandes ciudades y polos turísticos permanecen cerrados para visitantes.

Con las fronteras cerradas aún, se está evaluando reanudar los vuelos comerciales a mediados de agosto, según Bloomberg, aunque dependerá de como el resto de los países tenga controlado el coronavirus.

Por ahora algunos países europeos podrían incluirse en la reapertura de vuelos, pese a que esos países ven con recelo lo que ocurre en nuestra región por el significativo aumento de casos que se registran en Brasil, Perú y Chile.

Protocolos sanitarios

La reapertura de la actividad turística podría concretarse en julio, durante las vacaciones de invierno, dijo el ministro de la cartera, Matías Lammens.

El protocolo argentino fue elaborado entre el gobierno y organizaciones del rubro como el Instituto de Calidad Turística (ICTA), la Cámara Argentina de Turismo (CAT), la Asociación Hoteles de Turismo (AHT), la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés (Ahrcc), la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (Fehgra) y las provincias, a través del Consejo Federal de Turismo (CFT).

Los instructivos -uno para los locales gastronómicos y otro para los alojamientos-  buscan “resguardar la salud y el bienestar de trabajadores y turistas” y plantean, por ejemplo, la implementación de medidas de control al personal, previo a su ingreso a trabajar, para detectar síntomas de Covid-19, y la designación de responsables para esa tarea.

En el caso de los alojamientos turísticos, todo empleado que tenga contacto con huéspedes deberá utilizar mascarillas. Del mismo modo, se debe ofrecer alcohol en gel y mantener el uso individual de los ascensores. Eso sí, se desaconseja el uso de guantes, ya que las partículas virales suelen permanecer más tiempo sobre materiales como el látex.

Su busca impulsar la digitalizar en todo el proceso de check in y check out para eliminar el contacto directo. Por lo mismo, en una primera etapa se busca evitar servicios de botones y valet parking, además de entregar llaves vía buzón.

Otro punto fundamental en ambos protocolos es la capacidad, tanto para empleados como para huéspedes. Por eso se recomienda la instalación de paneles de vidrio como barreras e indicar siempre la capacidad máxima de personas en las áreas de uso común. Además, se recomienda que haya solo un sentido de circulación, indicado por diversas señaléticas.

Para evitar congregar mucha gente en recintos hoteleros, se sugiere el servicio de desayuno en la habitación o para llevar, o funcionar con reserva previa para ajustar la cantidad de comensales.

Además, se aconseja no permitir el uso de piscinas y gimnasios hasta que la autoridad sanitaria lo permita.

Tras el check out, las habitaciones deberán quedar libres por más tiempo para asegurar su correcta ventilación, limpieza profunda y desinfección.

En los establecimientos gastronómicos se recomienda trabajar también con reservas anticipadas para planificar la cantidad de comensales desde el día anterior; exhibir el menú en carteles dispuestos en el exterior y en interior del local, idealmente con cartas de menú digitales o plastificadas para facilitar su desinfección.

A su vez se sugiere evitar los servicios de buffet y cerrar la áreas de juegos infantiles.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador