miércoles, 20 de enero de 2021 Actualizado a las 16:46

Conciencia M

El boom del flexitarianismo ante los efectos negativos de la carne en el medioambiente y el alza de precios a días de las fiestas de fin de año

por 22 diciembre, 2020

El boom del flexitarianismo ante los efectos negativos de la carne en el medioambiente y el alza de precios a días de las fiestas de fin de año
Según la última encuesta Ipsos, un 22% de los chilenos ya se ha sumado a esta tendencia, y cada vez hay más personas que escogen este tipo de dieta por sus beneficios. 
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

A solo días de Navidad y Año Nuevo las alternativas de cenas vegetarianas se hacen cada vez más presentes a raíz de el alza del precio de las carnes y los efectos negativos de la industria en el medioambiente.

Durante la pandemia, el consumo de carne disminuyó considerablemente y a pesar de que muchas personas no eliminaron este alimento por completo, actualmente existe un boom del flexitarianismo. Este tipo de dieta se basa en reducir la ingesta de carne lo máximo posible.  “Los flexitarianos son personas que les gusta la comida de origen animal, pero que son conscientes de las consecuencias que provocan. Entonces reducen su consumo a una o dos veces por semana para disminuir este impacto", aclaró Sofía Ulloa, nutricionista experta en este tipo de dietas.

Según la Organización Mundial de la Salud, este tipo de dietas puede traer diversos beneficios, en especial cuando se reduce el consumo de carnes rojas. Dentro de sus efectos positivos se encuentra prevenir la aparición de enfermedades cardiovasculares debido a que baja el insumo de grasas saturadas y colesterol, controlar la obesidad, ya que las verduras son la base de la dieta y puede prevenir la diabetes tipo II.

Durante la pandemia, el consumo de carne animal tuvo una de las bajas más grandes en los últimos 9 años, según FAO (Food and Agriculture Organization of the United Nations). Sus causas se pueden asociar tanto a que una de las teorías sobre origen del COVID-19 está vinculada al consumo de animales como también el compromiso de las personas por afrontar el calentamiento global y su concientización con el medioambiente, sobre todo de las nuevas generaciones. De acuerdo con las Naciones Unidas, 75% de los patógenos que surgieron en la última década se originó en animales.

Además, durante los últimos días ad portas de las fiestas de fin de año, se ha evidenciado un alza en los precios de las carnes rojas, mientras que las blancas han sufrido una pequeña baja. Ante esta situación, Antonio Walker, ministro de Agricultura afirmó que su causa es debido a que el “tipo de cambio está muy alto y vemos que Chile importa una cantidad de carne importante, pero la producción nacional está muy fuerte. Hemos aumentado la producción de carnes rojas nacionales y eso es una muy buena noticia”.

Por su parte, el economista Andrés Solimano detalló que “generalmente la demanda aumenta considerablemente esta época, uno puede esperar que la pandemia ha afectado procesos productivos, han caído los empleos y la demanda debido a la baja de ingresos por lo que esto podrían ser factores para considerar a la hora del aumento de precios de algunas carnes”.

Incrementos de alternativas vegetarianas

Hoy en día hay distintas alternativas que imitan el sabor de la carne y facilitan, sin sacrificios, el proceso de reducir su consumo. Una de ellas es Protteina Foods, la cual desde marzo hasta la fecha aumentó en un 600% las ventas a través de su página web, cifra de la cual el 40% son clientes nuevos.

 Sandra Porcile, directora y fundadora de Protteina Foods, señaló que esto se debe a que el consumidor está prefiriendo cada vez más alimentarse de manera más sana porque hay una mayor consciencia sobre el origen de lo que se come y las repercusiones que provocan este tipo de decisiones. “Nuestros productos van dirigidos a este perfil de consumidores que realmente están buscando hacer cambios en su dieta, que puede ser adoptar una dieta completamente plant-based o dar pequeños pasos prefiriendo opciones que imitan a la carne sin perder el sabor o calidad”, indicó. 

Además, agregó que los grandes gatilladores del cambio son el calentamiento global y la salud y que “todos los virus que vemos hoy día dan cuenta de la forma en que explotamos a los animales y el calentamiento global ha hecho que se transmitan virus mucho más fácil. Este año el crecimiento de las proteínas alternativas ha sido mucho mayor”. 

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador