jueves, 21 de enero de 2021 Actualizado a las 15:11

Gastronomía

Acortar toque de queda, apertura fines de semana y ayudas especiales:  las medidas que demanda la industria gastronómica para no morir

por 9 enero, 2021

Acortar toque de queda, apertura fines de semana y ayudas especiales:  las medidas que demanda la industria gastronómica para no morir
La Asociación Chilena de Gastronomía (Achiga) pide a las autoridades flexibilizar ciertas restricciones, con el objetivo de que los restaurantes, especialmente de regiones, tengan algo de actividad durante el verano y con eso puedan sostenerse los meses que vienen. 
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La llegada del verano y la temporada alta era la gran esperanza de la industria gastronómica para iniciar la tan anhelada y postergada reactivación del sector, luego de 10 meses prácticamente paralizados.

Pero el aumento de contagios en las últimas semanas y la incertidumbre que existe para viajar y salir de vacaciones ha mermado las expectativas de los locatarios a lo largo del país, considerando que enero ya arrancó hace una semana.

Por esta razón, la Asociación Chilena de Gastronomía (Achiga), vuelve a alzar la voz para solicitar al gobierno que dentro del contexto de pandemia que atraviesa hoy el país, con el aumento de casos de Covid-19, se puedan flexibilizar algunas medidas posibiliten el funcionamiento de los restaurantes, especialmente los de regiones.

Una de las medidas que pide el gremio del sector es que se reduzca el horario del toque de queda, “ya que al comenzar a las 10 de la noche la restricción, los locales pierden el horario de cena, que es el de mayor demanda para los restaurantes”, afirma el presidente de Achiga, Máximo Picallo.

El personero explica que como el toque de queda comienza a las 10 de la noche, los locales deben cerrar las cocinas alrededor de las 19:30, ya que deben enviar a sus trabajadores más temprano para que tengan transporte público que les permita volver a sus casas, impidiendo atender de noche.

Junto con ello, Picallo también solicita que a los restaurantes se les permita abrir en interior con aforos limitados en fase dos. Esta medida, asegura, permitiría que los restaurantes, particularmente de regiones, que llevan cerrado mucho tiempo, puedan volver a abrir y tener ingresos para mantenerse en pie.

“Seguimos en una situación extremadamente crítica, que nos lleva a pedirle a las autoridades de gobierno que flexibilicen ciertas medidas en temporada alta, entendiendo que la prioridad es el control de la pandemia, para lo cual estamos absolutamente preparados, con protocolos de funcionamiento y atención muy exigentes. Desde que se nos permitió abrir parcialmente hace algún tiempo, no ha habido contagios o brotes en restaurantes, lo que demuestra que los riesgos están en otros lados y no en los locales de comida”, puntualiza el presidente de Achiga.

Picallo agrega que “si vamos a tener que seguir limitados en el funcionamiento por orden de la autoridad sanitaria, entonces le pedimos al gobierno que nos entregue ayudas especiales para sobrevivir, porque no es justo que no podamos generar ingresos y tengamos que seguir pagando patentes comerciales, contribuciones de bienes raíces y las imposiciones de los trabajadores cuando no están trabajando”.

“Eso supone un costo alto que hoy no tenemos como financiar, teniendo en cuenta, además, que los créditos Covid ya están venciendo y no hay ingresos suficientes para pagarlos, junto a todas las otras obligaciones”, concluye el representante gremial.

Más información sobre El Mostrador