jueves, 25 de febrero de 2021 Actualizado a las 21:40

Gastronomía

Tres cepas que quizás no conozcas y están presentes en Chile

por 29 enero, 2021

Tres cepas que quizás no conozcas y están presentes en Chile
Enóloga explica las peculiaridades de tres variedades que se producen en nuestro país y que son más desconocidas, aunque tienen fieles seguidores.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Existen variedades en el mundo del vinos como el Carmenere, Cabernet Sauvignon, Merlot y Sauvignon Blanc que son relativamente reconocidas. Sin embargo, existen muchas cepas que se producen en nuestro país.

Emily Faulconer, enóloga de Viña Carmen, donde se trabajan con más de 20 variedades de vinos, nos explica cuáles son las peculiaridades de tres cepas no tan conocidas.

Carignan

Proviene de España, donde se le conoce como Mazuelo o Cariñena, pero llegó a nuestro país desde el sur de Francia. La cepa Carignan se destaca por su alta acidez, color profundo y taninos rugosos. Actualmente, se produce mayoritariamente en el valle del Maule.

Un exponente para disfrutar de esta cepa y que consiguió 93 puntos en la Guía Descorchados 2020 es el vino Carmen Gran Reserva Carignan 2018; de color intenso y un profundo violeta. La nariz es elegante y característica de la variedad y muestra frutos rojos, notas terrosas y grafito. El paladar es fresco, de gran textura y taninos vibrantes que son suaves y concentrados. El vino es persistente y largo y desarrollará sabores complejos con el envejecimiento en botella.

Asimismo, otra interesante alternativa es Carmen DO Matorral Chileno 2019. Una Mezcla Tinta que tiene como protagonista al Carignan (60%), seguido de Grenache (30%) y País (10%). Un vino fresco y floral, dominado por la fruta roja y especias. De un vivo color violeta, en boca se caracteriza por su vibrante columna. Este vino proveniente del Maule, fue elegido entre las Mejores Mezclas Tintas de Chile por La CAV, con 97 puntos.

Cinsault

La variedad llegó desde Francia a nuestro país tiempo después del terremoto de Chillán en 1939. En un principio se consideraba una uva de segunda clase, pero con los años ha conseguido conquistar paladares y lograr excelentes exponentes. En Chile existen cerca de 800 hectáreas, casi en su mayoría concentradas en el valle de Itata. Dentro de sus características destaca como un vino fácil de beber, frutal, fresco y con un gran potencial.

Un buen exponente de esta cepa es el Carmen DO Loma Seca Cinsault 2019, que obtuvo 95 puntos en la Guía Mesa de Cata 2020 de La Cav y fue elegido además como el Mejor Cinsault de nuestro país. Es un vino fresco y especiado, dominado por la fruta roja, frutilla, frambuesas. En boca se caracteriza por una acidez equilibrada, donde predomina la jugosidad.

Semillón

En cuanto a vinos blancos, el Semillón puede ser una excelente opción. Una cepa vinífera originaria del sudoeste francés, en la región de Sauternes, que, a mediados de los siglos XIX y XX, fue la uva blanca más plantada en Chile, representando el 75% de la vid cultivada en el país. Actualmente quedan sólo cerca de 740 hectáreas plantadas de Semillón en Chile, lo que representa un 0,6% de la producción total de vides, consistentes en parras viejas de más de 70 años, la mayoría concentradas entre el Maule y Colchagua.

Como recomendación se sugiere un Carmen DO Quijada Semillón 2019, destacado con 95 puntos en Descorchados 2021 y reconocido como uno de los mejores semillones de Chile. De color amarillo oro brillante, este vino es de nariz austera con aromas a miel, flores blancas, almendras y notas cítricas. En boca tiene gran textura siendo un vino redondo, cremoso con gran cuerpo balanceado con una acidez limpia que le aporta frescor y vibrancia. Este vino tiene un potencial de guarda que revelará otra capa de sabores y texturas.

Más información sobre El Mostrador