lunes, 25 de octubre de 2021 Actualizado a las 12:26

Tendencia

Nicolás Contreras, el joven chileno que revoluciona el aprendizaje del idioma inglés en Chile

por 29 junio, 2021

Nicolás Contreras, el joven chileno que revoluciona el aprendizaje del idioma inglés en Chile
Cientos de compatriotas se han acercado para adquirir el inglés con una metodología poco tradicional.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Nicolás Contreras es un joven de Temuco, que actualmente les enseña inglés a los adultos chilenos que no pudieron adquirir el idioma en su infancia o adolescencia. A continuación nos cuenta acerca de los mitos más comunes que rodea al inglés y un poco de sus orígenes.

“Algunos creen que es vital haber estudiado en un colegio bilingüe cuando pequeños, haber tenido profesores particulares, vivir en el extranjero en la infancia o simplemente tener que ser de clase alta. Yo nunca viví eso. Vengo de una familia de clase media, estudié en colegios no bilingües y solo pude viajar al extranjero cuando fui más adulto y aún así logré convertirme en bilingüe. Y como siempre digo, si yo pude, cualquiera puede”, afirma.

Cuando se piensa en aprendizaje del inglés, lo primero que se viene a la cabeza son las clases del colegio, universidad, escuelas de inglés o del verbo to be.

Pero el joven no estaba de acuerdo con la metodología con la cual se enseña inglés en Chile, por lo que decidió crear un sistema diferente de adquirirlo.

“Yo trabajé en una empresa multinacional en Australia. Cuando participaba en el proceso de selección, vi que muchos chilenos no quedaban porque tenían un bajo nivel de inglés. Después de analizar eso junto al sistema que se usa actualmente en Chile, decidí renunciar y crear mi propio método para adquirir el inglés. En la escuela los estudiantes pasan 9 o 10 años estudiando inglés y prácticamente nadie puede mantener una conversación básica después de terminar la enseñanza media”, sostiene.

En relación a su forma de ver el inglés, Nicolás comentó que es necesario entender el contexto de los adultos para adquirir el idioma.

“Yo me enfoco en los adultos y ellos tienen características diferentes a un niño. Los adultos tienen más preocupaciones, poco tiempo y la mayoría vienen con un poco de frustración al haber intentado estudiar con profesores particulares, cursos tradicionales o de forma autónoma con aplicaciones o YouTube y sin ver resultados”, explica sobre su método.

“Es importante mencionar que yo no doy pastillas mágicas para hablar inglés de un día para otro. Lo que yo hago es simplificar el proceso a través de un sistema de estudio que se adapta a las características y habilidades de los adultos. Este sistema los lleva a entender el inglés siguiendo un orden lógico y natural, yendo desde lo más básico hasta lo más complejo gradualmente, paso a paso”, agrega.

Para eso, se utilizan técnicas y programas computacionales de memorización acelerada y corrección automática “para que los alumnos sepan exactamente cuándo lo hicieron bien, y qué les falta por mejorar. Todo este sistema tiene la particularidad de que se va adaptando a las capacidades de cada alumno, lo que lo hace único en Chile”.

Hasta ahora, son varios los que se han unido a su academia online para aprender inglés.

“Estoy muy feliz, ya he podido ayudar a cientos de chilenos a hablar inglés. Muchos cuando llegan creen que es más de lo mismo o con promesas milagrosas como ‘aprende inglés en 3 meses’, ‘sé fluido en inglés en poco tiempo’ o ‘aprende inglés rápido y fácil’ . Pero cuando conocen un poco más acerca de la metodología de Método Speed Academy entienden que lo que nos diferencia es que tenemos un sistema que funciona y que tiene plazos realistas y honestos, y que lo único que se necesita es dedicarle el tiempo y seguir los pasos para ver resultados”, señala.

Además destaca que siempre está interactuando con sus alumnos, ya sea por correo electrónico o en la plataforma, y siempre llegan comentarios positivos. “Eso me deja muy conforme para seguir ayudando a que el inglés no sea una barrera para cumplir las metas de los chilenos, en relación al estudio, viajes y trabajo”, concluye.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador